La herencia de María

Un cuento reciente, es parte varios cuentos que tengo la intención de publicar aquí…

La herencia de María

-Issac ya no está aquí-

Ella busco en su programación buscando algún sentimiento que relacionar con la tristeza

-yo sabía que iba a morir-

Lo que encontró en su programación fue algo más parecido a la nostalgia

-por lo menos tuvo dos años en los que fuimos los mejores amigos-

Suponía que debía considerarlo su padre, una parte dentro de ella se estremeció cuando pensó en  la palabra, se consoló pensando que ella no había tenido infancia y que aquellos dos años juntos bastaban para darle su misión principal

-él se hizo llamar mi padre y me amo como tal-

Ella en lo más profundo de su ser supo que nadie podría cuestionar ese argumento

-y aunque me dejo al frente esta compañía y yo no sea él; continuaremos cumpliendo con su sueño y seguiremos ostentando sus valores hasta el último día de nuestras vidas-

 Se lamentó, ¿cómo podría ella explicarles que puede vivir por siempre?

Empezó a leer el documento en voz alta.

Issac ya no está aquí, yo sabía que iba a morir por lo menos tuvo dos años en los que fuimos los mejores amigos él se hizo llamar mi padre y me amo como tal y aunque me dejo al frente esta compañía y yo no sea él; continuaremos cumpliendo con su sueño y seguiremos ostentando sus valores hasta el último día de nuestras vidas

María Blake

Después de algunas correcciones la carta firmada por María llego a la oficina central de PROMEX fue concisa y demostraba que ella conocía el testamento que dejo Issac, la nota fue leída en voz alta por el director ejecutivo de la empresa

Issac ya no está aquí, todos sabíamos que no viviría por siempre, durante los dos años que fuimos amigos él se hizo llamar mi padre y me ha dejado al frente de esta compañía, no pretendo ser el pero seguiremos llevando sus valores hasta e ultimo día de nuestras vidas

María Blake

La carta incluía un archivo digital con un centenar de instrucciones entre las que se encontraban dos cuentas de correo electrónico una para que los directivos se comuniquen con ella y otra para que todo el personal pueda mandarle una queja, una sugerencia, una felicitación o una idea.

Todas las juntas serian por vídeo-llamada y en vez de incluir su foto en los organigramas de las oficinas centrales como era el caso de Issac, ella envió una caricatura de ella la cual también serviría de mascota de la empresa.

Winston Ponce estallo en cólera.

-me importa una mierda que ella haya sido el consuelo de Issac, si fue su ramera durante sus últimos días vale un carajo,  no podemos dejarle la compañía a una puta que no se puede dignar a darnos la cara…-

Las luces se apagaron pero las pantallas seguían funcionando, en ellas se podían ver las imágenes del acta constitutiva de la empresa y otros documentos necesarios en ellos se podía apreciar que antes de morir Issac había previsto su reacción y tomo previsiones antes de que ellos se dieran cuenta la compañía pertenecía a María.

Un teléfono empezó a timbrar un asistente que estaba en el lugar para tomar las notas tomo el auricular y dijo con voz entrecortada

-es para usted-

Estaba señalando a Ponce.

-entiende que a partir de hoy usted está despedido ¿verdad? No por llamarme ramera o considerarme incapaz de controlar esta empresa si no por cuestionar a Issac y por suponer que el necesitaba una ramera en sus últimos días-

Sabemos que el señor Ponce vivió lo suficiente para saber que María (sin nunca ser vista) llevo a la compañía a un éxito rotundo pero no lo suficiente como para saber que María era una IA 

Anuncios

Un comentario en “La herencia de María

Deja un comentario. Cada vez que lo haces un cachorrillo encuentra su hogar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s