T-Rex de Troya/Arriesgándose a ir a prisión por la sonrisa de una completa desconocida o lo más cercano a una carta de amor que jamás he escrito*

Esto es un servicio a la comunidad, si conoces a la chica que recibio esta carta y ella quiere dar respuesta por favor ayudanos a contactarla.

Esta es una participación especial de un amigo que se hace llamar POZODRILO puedes retroalimentarlo en el cuestionario que esta debajo

Estoy completamente seguro de que voy a parecer un loco maniático cuando termines de leer esto. Aun así es importante que entiendas que soy un sujeto inofensivo que sería incapaz de hacer algo peor que incomodarte por algunos minutos.

Como es bien sabido los casos de asesinos seriales, estafadores, violadores y otros criminales, son conocidos y documentados en cualquier ciudad como la nuestra. Puedo asegurar que cualquier madre responsable hace las necesarias recomendaciones a sus hijas, de manera que cualquier señorita está bien advertida de los riesgos del contacto con extraños.

Yo estoy muy consciente de la importancia de esta educación por lo que no puedo culpar a las madres precavidas de los resultados de esta triste historia.

De lunes a viernes tomo el tren a las 8:30 de la mañana, puesto que soy una criatura de hábitos siempre utilizo la misma estación y el mismo vagón. Durante mi viaje matinal al trabajo ocasionalmente me encuentro a señorita de lo más atractiva, en cada una de estas ocasiones me encuentro le ofrezco mi más sincera y amigable sonrisa a la cual ella responde con una expresión similar al pánico o el asco.

Mientras que estoy atrapado en un círculo vicioso de sonrisas amigables y miradas de asco no puedo evitar pensar que la impresión que ella tiene de mi es la de un loco psicópata que un día la va seguir a su casa, cosa que de ninguna manera haría.

Afortunadamente para ambos mis ocupaciones me exigen cambiar mi lugar de residencia por lo que ya no va a ser necesario utilizar el tren. Faltando cinco días para mi cambio de residencia decidí escribir una carta y llevarla conmigo en todos mis viajes ferroviarios con la esperanza de encontrar a su dueña.

Muy buenos días.

Le escribo esta carta con la esperanza de que usted la lea y no se sienta ofendida, insultada o amenazada.

Durante el año pasado he tenido la oportunidad de compartir con usted el vagón  que utilizo para ir a trabajar, en cada ocasión en la que hemos tenido un encuentro casual (y créame todos fueron casuales) yo le ofrecí mi más sincera y amigable sonrisa y usted me respondió con una mueca similar al miedo o el asco.

Quiero que sepa que estoy consciente de que soy un completo extraño y de que usted no tiene la más mínima obligación de responder a mis sonrisas. Aun así usted no decide no ignorar mi ofrecimiento al parecer prefiere expresarme un completo disgusto de su parte, lo cual durante el año anterior me impulso a seguir sonriendo.

En todo caso para alivio de ambos mis ocupaciones exigen que cambie lugar de residencia a otra ciudad, lo cual implica que no me será posible abordar el tren y cualquier contacto visual entre nosotros ya no es posible.

Le deseo muy felices viajes…

Faltando tres días para mi viaje fuera del país la vi en la estación del tren me acerque y le coloque el sobre en las manos.

* Un titulo alternativo es: Grano de Maiz tratando de ligar en el tren o Carta de reclamo a la chica de cabello bonito

 

¿Alguna amiga tuya tiene esa carta? ¿Demandarias al autor por acoso?

Anuncios

Deja un comentario. Cada vez que lo haces un cachorrillo encuentra su hogar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s