¿Qué puede salir mal?

El centro de detención para científicos infractores llegaba a su tercer año de operación ininterrumpida, aquí las mentes más crueles de la civilización eran abandonadas en un planeta con gravedad excesiva y una atmósfera que impedía que pudieran escapar.

Numerosos científicos “pagaban” su estancia en la prisión fabricando nuevas armas biológicas para la guerra con las fuerzas de la alianza.

El proyecto de este año era D18: Un organismo sumamente simple que contaba con una capacidad de reproducción híper-elevada, se alimentaba de nutrientes abundantes en cualquier planeta de la alianza y a cambio liberaba gases tóxicos.

Era muy importante presentar avances el día de hoy puesto que el inspector de seguridad visitaba la prisión y él podía autorizar algunos lujos como correspondencia o un mejor menú en los comedores.

El superintendente se paseaba por las instalaciones seguido por una cámara enlazada a la oficina del inspector de seguridad.

-Enserio lamento que no pueda visitar los laboratorios, pero es de suma importancia que solo el personal necesario permanezca en las instalaciones.

Como puede apreciar todos los laboratorios se encuentran en un cuerpo celeste que es inhabitable sin soportes vitales, la elevada radiación de esta estrella combinada con la micro atmósfera del planeta impedirían no solo una visita indeseada, también cualquier fuga de los científicos o  de las armas biológicas será aniquilada.

Todo el personal deberá permanecer en las instalaciones durante el resto de su vida y en caso de una fuga interna de algunas de las armas no tendremos otra opción que activar el sistema de autodestrucción y aniquilarnos junto con los laboratorios.-

La cámara flotante que representaba al complacido inspector de seguridad, solicito asegurar que las barracas y las áreas de esparcimiento fueran aptos para un personal condenado a vivir allí por el resto de su vida.

No hubo advertencia de ningún tipo, las explosiones comenzaron en el laboratorio y alcanzaron las barracas en cuestión de segundos.

El arma biológica D18 prevaleció gracias a su capacidad de sobrevivir en soluciones acuosas. Antes de que las autoridades llegaran a aquel aislado planeta, D18 habría tenido tiempo de sobra para condenarlo permanentemente, absorbiendo el ácido carbónico disuelto en el agua y liberando el mortal oxígeno. El planeta se convertiría en un verde recordatorio del riesgo que representan las armas biológicas, quedando aislado de las civilizaciones galácticas.

Fotografá cortesia de Stian Klo
fotografía cortesía de Stian Klo
Anuncios

4 comentarios en “¿Qué puede salir mal?

  1. ¿Cual es la diferencia entre un científico infractor y uno no infractor? ¿El color de la camisa?
    ¡Malditos seres inteligentes de forma biológica indeterminada jugando a ser dioses! ¿Cuántos planetas van a cubrir de musgo antes de que alguien les detenga?
    Si yo fuese el superintendente los mandaba a todos al campo a segar.

    Me gusta

Deja un comentario. Cada vez que lo haces un cachorrillo encuentra su hogar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s