El regalo de bodas

Cia y Ter exploraban la tierra prohibida cuando vieron el terrible artefacto. No existía nada en la naturaleza que fuera similar. El artículo desechado por los antiguos dioses carecía de total lógica y aplicación.

Cada año una pareja de recién casados tenía el derecho a explorar la tierra prohibida y tomar uno de los desechos de los dioses para bendecir su hogar. Siempre y cuando no rompieran las reglas,  los guardianes del bosque prohibido los dejarían explorar y tomar un obsequio de bodas. Este año la oportunidad había sido de Cia y Ter. Amigos desde la infancia a nadie sorprendió el matrimonio de los jóvenes, las familias de ambos celebraron el evento y la estrella máxima bendijo el matrimonio con la oportunidad de encontrar alguno de los objetos que los grandes creadores abandonaron en la tierra.

Los objetos de los dioses podían ser decorativos como la roca transparente que cantaba al viento, podían ser útiles como aquella espada de material de estrellas que puede cortar casi cualquier cosa y había objetos religiosos como el tótem blanco con el símbolo de la araña de un lado y el símbolo de la fruta en el otro lado.

Lo que encontró la pareja era igual de extraño y misterioso que los objetos que sus amigos y vecinos habían encontrado, pero no podían llevarlo a la aldea.

-Tal vez sea uno de los palacios que los dioses abandonaron.-

-No querida, yo recuerdo perfectamente el relato que hizo tu padre.-

Recitaron al unísono:

“El palacio está cubierto de roca transparente, el suelo es de indestructible roca del color de los amaneceres, en ellos hay plantas que alcanzan una bóveda que imita al cielo en los días lluviosos, hay ríos de objetos de invaluable valor y justo en la entrada puedes ver las hojas caídas de los árboles de los etéreos, la forma de las hojas no se parece a ninguna planta sembrada por mujer y jamás se secan ni cambian su color, alrededor del palacio hay un desierto gris donde nada crece solo las rocas permanecen inertes.”

-Mis padres recolectaron algunas de las hojas del palacio ¿crees que esto se parece a las hojas? tal vez sea el árbol.-

La pareja examino un rato más el cada vez más molesto y misterioso objeto.

-¡Querida! el objeto dejo marcas igual que las serpientes cuando viajan, tal vez si seguimos el rastro podamos saber que es.-

Caminaron en silencio siguiendo el rastro de material de estrellas que había dejado la extraña cosa. A los dos días de viaje vieron el cadáver del gigante, solo quedaban los huesos. Habían sido perforados para colocar cientos de miles de los desechos de los dioses.

Cada perforación tenía: tótems, espadas, rocas cantadoras, abrigos de dinosaurios, hojas sagradas y muchos otros objetos que nunca habían sido llevados a la aldea y no podían adivinar su uso.

Fue cuando vieron a los guardianes, sin mayor esfuerzo las tenebrosas criaturas de amplia piel y ojos vacíos los sometieron y los amarraron con cuerda de material de estrellas. El joven matrimonio fue separado en cuevas de obscuridad total y llevadas a un futuro incierto…

El guardia de la zona de cuarentena llenaba un reporte en silencio:

El día de hoy dos habitantes del territorio aislado cruzaron el canal para visitar la zona radioactiva, al igual que en los casos anteriores se trataba de una pareja mixta de edad entre dieciséis (16) y dieciocho (18) años. Su acercamiento al sitio del impacto hizo necesario que fueran retenidos y alejados del área de máxima contaminación.

A continuación se registran las diferencias antropológicas entre la pareja retenida y los visitantes ocasionales:

  • Las parejas habituales se mantienen en la carretera y se limitan a tomar un artículo abandonado en los vehículos o las tiendas de conveniencia, la pareja retenida siguió las líneas ferroviarias hasta acercarse a una de las ciudades impactadas.
  • La pareja no había tomado posesión de ningún objeto abandonado durante la evacuación.
  • La pareja alargó su visita durante 11 horas más que el promedio.

Después de analizar por separado a la pareja los antropólogos los colocaran cerca de la zona aislada para que puedan regresar a su aldea.

El primer mundo se acabó en el momento que se detonaron esas bombas, cuando la radiación fue lo suficientemente baja como para buscar sobrevivientes, ellos ya habían empezado desde cero.

Anuncios

5 comentarios en “El regalo de bodas

Deja un comentario. Cada vez que lo haces un cachorrillo encuentra su hogar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s