Varas de correción

Hace unos años esta entrada hubiera comenzado así:

En el mundo hay dos clases de personas:

Las que saben que es una vara de corrección y el resto…

Pero ahora se que no es una separación equitativa y que al final no tiene sentido dividir a la raza humana por medio de un detalle tan nimio.

Así que comencemos de nuevo.

Imagen publicado por el Informador. Yo las consideraba extintas.
Imagen publicado por el Informador.
Yo las consideraba extintas.

La temida Vara

La vara de corrección es un artículo que se puede encontrar en numerosas tiendas religiosas1 pero nunca en los aparadores frontales de las mismas. Una persona ajena a este producto puede tener dudas sobre su uso específico o el motivo de su invención. Los liberales las encuentran primitivas y violentas, los conservadores las encuentran civilizadoras y pacificadoras.

Si todavía no entienden de qué hablo permítanme ser más específico: Es una tabla diseñada para pegarle a tus hijos. Utiliza un argumento religioso para comercializar tablas de pino para pegarles a tus desobedientes chiquillos con toda comodidad2.

El secreto incomodo

Hay generaciones traumatizadas con este producto ¿no han visto cómo ha sido adaptado para funcionar como juguete sexual? Pero no hoy les escribo sobre la moralidad de pegarle a tus hijos con una vara, tampoco sobre la dañada psique sexual de los ultraconservadores que aprovechan las puertas de conexión entre las tiendas religiosas y las sex shop3.

Les hablare del desagradable secreto:

Todo viene del mismo taller. No importa si un católico, un pentecostal o una dominatrix van a utilizar la vara. Son los mismos troncos, las mismas herramientas y los mismos empleados los que fabrican los azotadores de traseros. Al final puede haber un cambio en la estética, ya sea cambiar la pintura rosa y el dibujo del corderito por un acabado en terciopelo negro. Algunas veces se reemplaza el mensaje de “Submissio est quasi control” por “Proverbios 29:15.” En ciertas ocasiones los accidentes causaron varas de terciopelo negro con corderitos y tablas de pino pintado en colores pastel con mensajes eróticos en latín4.

No hay rituales religiosos y tampoco hay erotismo. Solo una línea de producción a las afueras de la ciudad5 donde empleados mal pagados no muestran el menor interés en el uso de las tablas.

1 Independientemente de la religión a la que esté dedicada esa tienda.

2 Comodidad para ti.

3 Que no les tome por sorpresa. Muchas tiendas de artículos religiosos y sex shops están cínicamente juntas por una razón. Generalmente ambos locales tienen un mismo dueño y ofrecen discretos pasillos donde algunos extremistas cristianos pueden comprar preservativos y ciertas Drag Queen compran estatuillas religiosas.

4 Cuentan que se vendieron muy bien.

5 Han aparecido en el mercado algunos modelos de plástico hechos en China. No duran ni dos azotes.

Anuncios

12 comentarios en “Varas de correción

  1. Pero también pueden usarse para ponerse los zapatos, como calzadores ,y sin necesidad de agacharse porque parecen largas. Se les puede cambiar el mensaje, a gusto del consumidor. Esta otra utilidad requeriría de un tercer pasillo. El negocio es el negocio, hay que abrir mercados.

    Me gusta

Deja un comentario. Cada vez que lo haces un cachorrillo encuentra su hogar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s