El teléfono

El último hombre vivo del universo despertó de madrugada. Un sonido incipiente taladraba su cabeza. El teléfono estaba timbrando.

La llamada era de un conmutador automático que procuraba venderle un seguro de vida.

Nota del cerdo:

Les debo un cuento, pero acabo de descubrir “Vikings” y honestamente encuentro más divertido tirarme en el sillón.

Si les interesa algún tema en especial, pónganlo en el comentario. Recibirá el trato del cerdo.

Anuncios

4 comentarios en “El teléfono

Deja un comentario. Cada vez que lo haces un cachorrillo encuentra su hogar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s