Cinco piedras en el tubo.

Pon cinco piedras en el tubo, no pueden ser cuatro ni siete, cinco piedras para que funcione bien y comience a llover.

En los viejos tiempos, cuando los antiguos ingenieros aún vivían: sabíamos que día iba a llover y que día sería soleado, el viento no se llevaba las cosechas, la pesca era siempre abundante y los animales no dejaban de parir. Fue bueno que se fueran porque ahora somos hombres libres, el cielo ya no es complaciente con nosotros, pero seremos fuertes.

Tu tubo con cinco piedras es para invocar a la lluvia, el sonido de las rocas debe atraer las nubes. Piensa en tu aldea mientras agitas el tubo, el ganado que muere de sed y las cosechas que se secan. Los ordenadores ya no pueden traer la lluvia, han sido ahuecados para darnos refugio, y los “componentes internos” ahora decoran los cuerpos de nuestras mujeres. Los ingenieros eran opresores, nos decían cuando pescar y cuando cazar, cuando casarnos y cuando tener hijos. Ahora ya se han ido y somos libres, somos muchos y somos fuertes.

Pon cinco piedras en el tubo, agítalo con fuerza, piensa en tu aldea y deja que las olas bañen tus rodillas.  Debes hacerlo hasta que llueva, pues nuestra aldea debe ser fuerte.

Hemos visto a las aldeas débiles, han vuelto a escuchar a los ingenieros, dejan que les digan cómo vivir y cuando morir, pero estos no son como los antiguos ingenieros, no construyen ni reparan los viejos ordenadores y no controlan el cielo. Se paran en la aldea con sus túnicas blancas mientras hacen marcas en tablas delgadas. A veces traen regalos: Pescados que no salen del mar y piedras que la gente come para curarse.

Tu tubo tiene cinco piedras, no son seis ni cuatro, agítalo pensando en tu aldea mientras las olas bañan tus rodillas, y cuando veas las nubes camina hacia las profundidades.

Nosotros somos más, nosotros somos fuertes, nosotros seremos eternos. De ninguna aldea nos visitan, nadie intercambia con nosotros. Nos llaman tontos y nos llaman suicidas. ¿Acaso no entienden la importancia de la libertad?

¡Camina hacia las profundidades! Agítalo mientras las nubes cubren tu aldea, no sueltes tu tubo o podrías nadar o flotar. No lo haces por la lluvia, lo haces por la aldea, El ritual de control poblacional es lo que nos mantiene libres, evita que tengamos que participar en los experimentos de los ingenieros.

Hay quien dice que el tubo es solo otro experimento, pero tú debes saber que eres libre.

Anuncios

7 comentarios en “Cinco piedras en el tubo.

Deja un comentario. Cada vez que lo haces un cachorrillo encuentra su hogar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s