El gran pollo sabio

—Te digo que es una estafa, comienzas a parecer un palurdo.— Frank enjuagaba  su tasa corporativa, en la cocineta de la empresa todo tenía el logo de la compañía o un color chillón previniendo el daño por ensuciamiento.

—Aunque sea una estafa, se trata de una estafa realizada por un genio del ajedrez.—

—Estas exagerando, solamente subestimaste a tu rival, a fin de cuentas era un pollo.—

—Era un gallo azul, y me ganó en seis movimientos.

—Hagamos lo siguiente Melvin, investiga donde estará la feria el próximo domingo, yo llevaré inocentemente a mis hijos a la feria y tu harás lo mismo. Te demostraré que “El pollo sabio” es una estafa para pueblerinos.—

—No digo que el pollo sepa jugar ajedrez, solo digo que el sujeto que le dice al pollo que fichas mover es justo lo que necesitamos para Núcleo Delta.—

Era una típica feria norteamericana, los niños corrían entre el lodo debatiéndose entre comer el algodón de azúcar o vomitarlo en una montaña rusa de dudosa integridad estructural, Frank y Melvin habían dejado a su hijos en zoológico de contacto al cuidado de sus respectivas esposas, lo cual permitía: a) Que los niños alimentaran a una cabrita b) Las chicas podrían conversar un rato sin las interrupciones de los infantes y c) Qué Frank, cuarto lugar nacional en ajedrez pudiera retar al “Pollo Sabio.”

—¡Acercaos estimado publico! ¡El pollo sabio está buscando a un retador en la famosa comunidad de… de…—

—¡Green valley!— Gritó alguien del público.

—¡Green valley! Aquel que logre derrotar a mi Gallo Azul en una partida de ajedrez podrá ganarse uno de los siguientes premios— El anunciador señaló a una vitrina con productostos electrónicos que llevaban por lo menos cinco años viajando por los condados del país.

—¡Yo quiero intentarlo!— Gritó Frank, y se acercó al escenario pagando los diez dólares por el intento.

—Es una cosa muy sencilla señor, si usted le gana a mi Gallo Azul entrenado, puede llevarse cualquier premio de la vitrina, si pierde en seis movimientos le daré un peluche de consolación, pero si es derrotado rápidamente no hay nada más que vergüenza.— El anunciador hizo un un ademán teatral hacia el asiento. —¿Está listo?—

—¡CoCoooo!— Dijo el pollo de manera indifirente.

Los hijos de Frank jugaban con un flamante rinoceronte rojo de peluche.

Willy “El anunciador” Meléndez, cargaba su camioneta bajo la atenta mirada de su gallo azul, repentinamente se sintió rodeado,  a veces alguien no se tomaba bien perder contra un pollo, agarró un fragmento de tubería de hierro y se giró lentamente. La vida en la feria da muchas sorpresas: en lugar de media docena de granjeros ebrios y enojados, vio a un par de  nerds unas chicas citadinas con ligero sobrepeso y a cuatro niños pequeños.

—Hola señor Wlly, venimos a felicitar al ganador. Su pollo—guiño— ha derrotado al cuarto lugar nacional en ajedrez.— Le extendió una mano amistosa.

—Tiene que aceptar que fue una victoria justa.— Comentó Willy aún preocupado por las consecuencias de humillar a un ajedrecista importante.

—Una victoria justa e impresionante.— Dijo Frank con una sonrisa. —Ni siquiera en los torneos profesionales se puede ver un Gambito Von Groom[1] adecuadamente ejecutado.—

—No le queremos quitar su tiempo, verá: Mi amigo Frank y un servidor nos dedicamos a diseñar computadoras. Estamos trabajando en una maquina muy especial que no sabe nada y queremos que su pollo—guiño— entrenado le enseñe a jugar ajedrez-

—¿Construyeron una computadora que no sabe nada para que aprenda a jugar ajedrez?—

—Es más complejo que eso señor, una máquina que aprende no necesita de un humano que le añada información y si es buena jugando al ajedrez podrá resolver muchos problemas sin la intervención de la gente.—

—Ok…—

—¡CoCoooo!— Añadió oportunamente el pollo.

—Estamos dispuestos a pagarle para que usted y su pollo—guiño— nos visiten y jueguen algunas partidas contra nuestra computadora. —

En el vehículo de regreso Melvin platicaba con su esposa:

—Una mente como la suya atorada en una feria ambulante, un desperdicio de potencial.—

—Probablemente sus padres trabajaban en la feria, simplemente se quedó en el negocio familiar.— Contestó su amada Samanta.

—Me pregunto cómo hará para decirle al pollo que piezas mover.—

—Hace trampa papá, en la escuela hay un niño que sabe hacer que los cuervos se metan a los charcos con su apuntador laser.—

Los adultos meditaron el concepto durante unos minutos, parecía una solución muy simple para aplicar en la feria.

—¿Puedo tener un apuntador laser también?—

—Primero aprende a jugar ajedrez.—

Willy Meléndez se presentó puntual a las ocho en las oficinas de Delta Hardware, con su pollo…

—No esperábamos que trajera al animal.—

—Si no ¿Quien va a jugar?—

—¡Hola!— Núcleo Delta saludó con un acento característico de los ordenadores asesinos.

—¿La computadora habla?—

—Aprendió a hablar hace unas semanas. ¿Parece muy sorprendido para alguien que tiene un pollo ajedrecista?—

—Paso por mi ave en ocho horas.— Willy dejó a su animal en la mesa y salió del lugar con algo de incomodidad. Frank estaba a punto de detenerlo cuando vio que el pollo diligentemente comenzaba a acomodar las fichas en el tablero.

Un brazo mecánico se extendió y comenzó a organizar el tablero.—Permíteme que te ayude… Pollo.— Minutos después el animal y la maquina se enfrascaban en su segunda partida.

Al día siguiente Frank se sentó enfrente de Núcleo Delta, sacó el tablero y comenzó a colocar las fichas.

—No sé cómo le enseñaron a jugar a ese animal, pero veamos que aprendiste tú.—

—¡CoCoooo!— Le contestó la computadora.


[1] Por su puesto que no se ve; el gambito Von Groom es una jugada prohibida.

Anuncios

Deja un comentario. Cada vez que lo haces un cachorrillo encuentra su hogar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s