Las monedas del infierno

El teniente Motto caminaba junto al convoy, catorce camionetas blindadas avanzaban a paso de tortuga sobre una vía secundaria en medio del desierto africano, hombres asustados apuntaban sus carabinas de asalto 451 a las ventanas de los edificios abandonados.

La guerra es el infierno.

El mando central había realizado por lo menos dos intentos de realizar la entrega vía aérea, pero los cañones antiaereos ocultos en la cordillera habían dado al traste con la operación, así que colocaron los paquetes en los vehículos y han puesto dos filas de soldados paranoicos a caminar en medio de una ciudad saturada de hostiles.

—¿Por qué toda la mierda del mundo siempre pasa en un desierto a cuatro mil kilómetros de casa?

La queja del soldado quedó ignorada por varios minutos finalmente quedó olvidada.

No podían utilizar la carretera principal por miedo a la artillería en las llanuras, el apoyo aéreo estaba comprometido por los cañones AA en las montañas, les hacían creer que no había mayor opción que caminar expuestos en la ciudad, pero Motto sabía que existía otra opción.

La carga no era importante, podrían lanzarla al río, prenderle fuego o abandonarla en alguno de esos edificios.

¿Por qué el mando central insistía en entregarlo al campamento BETA?

Se escucharon disparos al frente de la fila, antes de que el teniente pudiera dar una orden notó que la retaguardia también devolvía disparos a objetivos atrincherados en los edificios abandonados.

—¡No se detengan! Utilicen los vehículos como cobertura.

Perdiendo un par de hombres, el convoy avanzó entre el tiroteo hasta que llegaron a una plaza semiderruida, los edificios se abrían para dar lugar una explanada de cien por quinientos metros cubierta de mármol pulido, los hombres ahora expuestos al fuego enemigo y ataques de artillería comenzaron a abordar los vehículos, había un camino de cuatro carriles que llevaba a la carretera principal, no existía ninguna ruta entre los edificios que garantizara seguridad ante los ataques de infantería, dependía de Motto elegir el curso de acción.

—¡Hacia la carretera principal! —Gritó.

Los vehículos rompieron con la formación en fila para llegar a la carretera, soldados que se habían retrasado devolviendo el fuego en la retaguardia no lograron abordar un vehículo y se quedaron atrás.

Un sacrificio necesario, no podían arriesgarse a fallar otra entrega, no cuando la misión está a su cargo.

Aparte del riesgo de artillería, la carretera podía contener trampas, de las seis camionetas blindadas solo dos contenían el envío, las demás eran señuelos para el ataque y apoyo de fuego.

Solo necesitamos que llegue un paquete, uno solo y la guerra terminará.

El primer señuelo estalló cuando pisó una mina oculta, los hombres seguían vivos pero no había manera de regresar a ayudarlos.

La artillería comenzó a caer sobre la carretera, el piloto dividía su atención entre esquivar cráteres y adivinar donde caería el próximo proyectil, el otro camión, qué contrenía un paquete fue alcanzado y un señuelo se quedó con la poca exitosa  intención de rescatar la carga.

La salida del camino estaba a ochocientos metros, allí estarían fuera del alcance de la artillería y las tropas amigas tendrían el perímetro asegurado.

Una tropa enemiga se había colocado en el camino, poseían lanzagranadas y lanzacohetes, un camión señuelo arremetió contra ellos y garantizar el paso.

El señuelo final se colocó en la salida de la carretera para sellar el paso a ataques por tierra.

El teniente Motto lo había logrado, un cargamento de monedas conmemorativas de chocolate para celebrar el fin de la guerra.

La fiesta podía comenzar.

Anuncios

4 comentarios en “Las monedas del infierno

  1. wooow esta muy padre, creo que no me habia tocado leer cuentos sobre guerra escritos por ti, a no si, uno de un bunker ruso o algo asi, no recuerdo su nombre, perp bueno…me encantan esta padrisimo jeje =) saludos!!

    Me gusta

Deja un comentario. Cada vez que lo haces un cachorrillo encuentra su hogar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s