Una de las dos nos sobra

¿Alguno de ustedes ha llegado a pensar que en una sociedad moderna los conceptos de Libertad de expresión y democracia se han vuelto no solo incompatibles si no peligrosos? Aquellos que siguen de cerca el blog sabrán que me encuentro atrasado en una entrada, se preguntarán: ¿por qué? A continuación, la respuesta está en la siguiente anécdota:

A finales del año pasado un seguidor del blog me reportó que el logotipo de cerdo venusiano© había sido utilizado por una página de Facebook orientada al plagio de memes, mi reacción fue reportar la página y escribir una carta abierta a los subscriptores pidiendo la ayuda para hacer notar el robo.

Aunque un administrador de la página fue bastante razonable y accedió a cambiar la imagen, no me evitó molestar a algunos de los otros supervisores que movilizaron a una horda de seguidores los cuales con sus reportes lograron tumbar la página. Aunque solo sea temporalmente.

Screenshot_20180108-154919
Uno de muchos mensajes que llegaron. (Censurar el nombre de el usuario es una afrenta a mi libertad de expresión)

Esta historia es solo un ejemplo de cómo ser mayoría supera con creces el hecho de tener razón, aunque yo defendiera una propiedad intelectual legitima el castigo fue para mí, lo cual es una tendencia en todo el internet, en días pasados un cantante famoso publicó en sus redes que “Hay mujeres que les falta una violadita” y que a pesar de las críticas y el mal gusto del comentario saldrán airosos, mientras tanto el Bot que reporta cuentas neonazis fue retirado de la misma red social por “afectar a la libertad de expresión de los usuarios”.

En un sistema basado en mayorías, la devaluación de los hechos se incrementa conforme el número de participantes, una sociedad moderna conformada por elementos educados y diferentes percepciones dará un buen uso a la democracia, pero las masas ignorantes son más sencillas de obtener y manipular causando que la democracia se convierta en una herramienta de control disfrazada de libertad.

El culto a la personalidad, la re-afirmación de la ignorancia y la lógica de turba transforman nuestros sistemas (democráticos) en unas bombas de tiempo.

Esto comienza a afectar el desarrollo de las políticas internacionales, los lideres de estado comienzan a recurrir a estrategias xenófobas, populistas y anti-intelectuales. La población ignorante se siente respaldada y sale a las calles a presumir desde su odio a otras razas hasta la creencia de la tierra plana.

Entonces ¿Cuáles serían las alternativas?

Eliminación de la libertad de expresión:

Suena interesante hasta que la administración en turno cometa algún abuso, a partir de ese punto la prohibición solo generará nuevos abusos similares a los cometidos actualmente.

Eliminación de la democracia.

Los sistemas monárquicos, teocráticos o absolutistas consiguen un gran nivel de desarrollo durante los primeros años hasta que los elementos en el pináculo de autoridad se vuelvan obsoletos, a partir de eso; los recursos se gastarán primariamente en mantener a todos en su estrato actual.

Es obvio que la solución no está en las prohibiciones, el control que la democracia y la libertad de expresión ejercen sobre nosotros es un arma de doble filo, la educación y la decencia son las herramientas que necesitamos para utilizar nuestras voces de la manera correcta, falta mucho por recorrer, pero mientras tanto quedo abierto a sus soluciones.

Anuncios

Un comentario en “Una de las dos nos sobra

Deja un comentario. Cada vez que lo haces un cachorrillo encuentra su hogar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s