El vaquero

La mierda le cayó en la cara. Llevaba el sombrero nuevo que le habían regalado dos días antes en su cumpleaños número dieciséis. David tenía ya edad para ir con sus hermanos mayores al arreo y en ese momento todos ellos se reían de él mientras el sombrero absorbía el aroma.

—Agradece que Dios es sabio y los elefantes no vuelan —dijo su tío Jacob mientras le pasaba un pañuelo—. Los Mexicanos dicen que es de buena suerte.

—¿Cómo puede ser de buena suerte que una vaca te cague en tu primer día?

Para David aquello no estaba saliendo como esperaba. Escuchó el silbido y cerró los ojos anticipando otro impacto. Luego, el característico sonido de un mojón de medio kilo golpeando un sombrero. David no sintió el golpe mientras todos, nuevamente, se reían.

—Que una vaca te cague en tu primer día es mucho menos humillante que cuando una vaca te caga después quince años trabajando en el rancho, ¿verdad, Jacob?

David abrió los ojos. Su tío reía a carcajadas mientras se limpiaba la mierda del  hombro. David le devolvió el pañuelo. Su padre había llegado junto con el señor S de cortes Santa Rita. El hombre, cuyo apellido se limitaba a una letra, tenía un hijo llamado Dan el cual estaba involucrado con su hermana Eliza. En cuanto él terminara la universidad, regresaría para casarse con ella y toda la familia se burlaba de cómo Eliza Sanders pasaría a ser Eliza S. Fuera de eso, había pocos detalles negativos que se pudieran decir de la familia S.

—Hoy viajarás en la avioneta de tu tío. Legalmente, no tienes edad de pilotear, pero todos sabemos que eres bueno con el lazo.

Su padre había tenido la cortesía de enviarlo con su tío en lugar de con sus hermanos. Cualquier error que cometiera con Dewey o Joss se mencionaría en la mesa del comedor, pero lo que ocurriera con su  tío, se quedaría en la cabina.

Las hélices tableteaban con su característico ritmo cuando vieron a una vaca parda con una única mancha blanca en culo. El animal volaba en una dirección diferente al rebaño, cosa que no sorprendió a Jacob.

—Lasa a la “Parda”. Esa vaca todos los días se separa en dirección de un cúmulo donde murió una amiga suya. Si sigue haciendo esas visitas, ella también va a morir allí. Dos avionetas no bastan para sacar a una vaca de un cúmulo de baja presión, cuando tenía tu edad…

—¡Parda atada!

—Perfecto, Daniel. —Jacob cerró el micrófono solo para la línea privada. —Se ve que eres bueno para el oficio pero ¿no has pensado en ingresar a la universidad en un par de años?

—No sé, mi papá y los abuelos dicen…

—¿Que ir a la universidad no sirve de nada para hacer nuestro trabajo? ¿Que yo fui a la academia de aeronáutica y tu padre sigue siendo mejor vaquero?

—Yo no quería decirlo así.

—Tu padre y tus abuelos lo dicen de varias maneras diferentes, pero lo más doloroso es lo que no dicen

—¿Vamos a perder el rancho?

—Yo sabía que no eres tonto. Tu padre no puede pagar a empleados y tampoco puede pagar a un mecánico. ¿Sabes lo que gana un mecánico de aeronaves en El Paso o en Tucson?

David tenía una idea de cuánto cobraba su tío por reparaciones a los vecinos y cuánto pagaba su padre por ellas.

—No, pero si es más dinero, ¿por qué te quedas?

—Eres inteligente, David. Ya lo sabes.

—Pero… ¿Por qué están todos tan tranquilos?

—Tu padre está convencido de que Eliza va a salvar el rancho.

—Es casi cómo regalarle las tierras al señor S.

—Pagará por ellas. Tu madre se iba a casar con el señor S al volver de la universidad. El padre del señor S y tu abuelo también eran amigos. Un día de acción de gracias, Humbert S llegó al pueblo con una amiga de la universidad y ya sabes el resto de la historia.

—Si yo fuera mecánico tampoco podría salvar el rancho.

—Sálvate a ti, chico. Ve a la escuela, aprende algo útil y cuando todo se caiga, al menos podrás sostener a tú  esposa y pagar el asilo de tus padres.

David conocía a sus hermanos, odiaban a los pule-gafas. Estaban convencidos de que este rancho sería su vida y que la vida nunca cambiaría.

La plática se interrumpió cuando vieron a su padre y al señor S tratar de liberar a una vaca de un cúmulo de baja presión. Cuando la vaca se liberó, salió disparada hacia la avioneta que ambos tripulaban.

En un silencio espectral, el mejor vaquero de Nuevo México y el dueño de cortes Santa Rita se desplomaron hacia un prado.

Ahora el destino del rancho era aún más incierto y David lo sabía.

Nota del cerdo:

La entrada de hoy es una edición especial de la revista Insectos comunes, el reto en cuestión es imaginar un mundo donde las vacas vuelan ¿por qué no visitan los enlaces y leen otras versiones? Si les gusta pueden ayudar a un escritor hambriento (de poder y manzanas) y compran la revista.

Otras versiones:

El zumbido de las vacas voladoras by Benajamín Rechaca

¿Y si las vacas volaran? by Toni (Autonomía)

¿Donde están las vacas? by La rata gris

Una declaración en Banculte by Manu LF

Anuncios

Cinco años de incógnito en la tierra.

Apuntes para adaptarse al mundo humano.

Si usted al igual que yo es una criatura extraterrestre viviendo de incógnito en las zonas urbanas del planeta, notará que es muy difícil adaptarse, pero no imposible, les dejo mis anotaciones a través de los últimos cinco años.

  • Beber agua de mar está mal visto, inicialmente pensé que era porque las ballenas hacen caca en el océano, pero en realidad tiene que ver con elevado índice de sales y minerales disueltos, al parecer la gente no piensa en las heces de ballena cuando nada en el mar, prefiere preocuparse por los efectos radiación solar en sus pieles lo cual podrá parecer extraño para habitantes de planetas que orbitan estrellas binarias, pero no todos los humanos han evolucionado para sobrevivir a los efectos del sol. En todo caso lo recomendable es beber agua embotellada.
  • La muerte es una de las mayores preocupaciones de los seres humanos así que tienden a romantizarla, producen películas donde un sujeto mata a decenas de personas en orden de defender, vengar o capturar al malvado, si el protagonista muere se espera que te sientas mal.
  • ¡Comida! Para poder comer en la tierra es necesario causar sufrimiento, cualquier intento de reducción del sufrimiento irónicamente solo causa más dolor en otra parte, de hecho el sufrimiento es parte un ciclo alimenticio que mantiene la totalidad del planeta en sufrimiento, una condición insufrible si me preguntan.
  • La música es una serie de vibraciones en reproducción de armónica-matemática que utilizan los humanos para expresar sus necesidades, el amor es un tema recurrente en la música aun así parece que el tipo de música que los individuos disfrutan es la única justificación de odio socialmente permisible en el planeta.
  • Los teclados están diseñados para ser operados por humanos, nadie en este planeta espera que un perro, un cerdo o una jirafa operen tecnología avanzada, de hecho, ese podría ser el principal motivo del retraso tecnológico en las otras especies habitantes de este planeta.
  • Las sandias son el vegetal más inteligente de este planeta, es lamentable que sean tan deliciosas, varios científicos humanos han demostrado que las sandias sienten, piensan y razonan incluso como plantas saben que su vida llegará a su fin pero eso no les afecta tanto, ningún ser ha levantado la voz en pos de los derechos de las sandias, es qué son tan deliciosas.
  • Los padres se desviven advirtiendo a sus hijos sobre las cosas con consecuencias permanentes cómo los tatuajes, los embarazos no deseados y las amputaciones estéticas pero animan a sus hijos a cometer otras atrocidades permanentes cómo el matrimonio, la paternidad y la heterosexualidad forzada.
  • Los humanos utilizan unos pequeños dispositivos móviles que les sirven para poder estresarse en cualquier lugar, se estresan cuando les llaman del trabajo, se estresan cuando les llaman familiares, se estresan cuando a sus amigos les va bien y cuando les va mal, se estresan cuando suceden cosas muy lejos de donde están y cuando suceden cerca, pero sobretodo se estresan cuando este aparatito se queda sin batería y ya no puede estresarlos.

Tal vez tomé más notas en estos últimos años pero es una costumbre local extraviarlas.

¿Qué han aprendido ustedes conmigo?

 

Una inteligencia artificial reescribe los últimos contribuyentes

Comencemos por el principio, esta semana he estado jugando con la Inteligencia Artificial Botnik que leyendo documentos genera un teclado predictivo que permite escribir sus propios textos, así que le di a leer mi novela: Los últimos contribuyentes y lo dejé escribir un capitulo de 700 palabras.

Yo tuve que acomodar la puntuación para que tuviera algo de lógica, pero creo que les divertirá el resultado.

Era una noche obscura y tormentosa especialmente para las personas que habitan el universo y han adoptado esta fe independientemente de su origen dudoso y una tienda de recuerditos de mala calidad.

El robot y la chica se estrecharon la mano para cerrar el trato adentro de uno de esos planetas vecinos.

—Los calcetines les han brindado una economía a los cuatro abades que se encuentran en la tierra y sus colonias

—Añoraban dos horas de estudio y el tigre se libró de los gobiernos contribuyentes.

—¿Puede acaso una rima rimbombante y un discurso exótico cambiar el mundo?

—No

—La iglesia de los últimos pantalones devotos y no voy a descifrar el mensaje original que envió supermercado y la rebautizó jazz

Las diferencias entre los encendedores y bolígrafos de la felicidad se encuentran en el suelo, la embajada del gobierno celebró en un proyecto joven y activo que muchas treintañeras y el robot rechazaron.

Nadie se hubiera añadido en la tierra debido a sus heridas adquiridas en la guerra de las sandalias

—¿Duele?

—Un poquito

—Me gustaría una ciudadana para atender tu burdel

—¿Para qué Úrsula de un metro de alto?

El robot y la dama salieron de la enfermería.

Los cuatro valiosos artefactos y el tigre se volvió de manera que aunque la nave tardara miles de millones de años siempre tendría un tono de autosuficiencia y no podía ser satisfactorio felicitarla.

Úrsula estaba sola y el puerto espacial lunar era aburrimiento puro, la noche lunar era larga y peligrosa independientemente de la coctelera y su reciente robo, los rufianes entendieron dormidos preocupaciones en ratas

—Antes debes conseguir el tiempo extrayendo de manera nerviosa en un naranjo cuyos frutos tenían la capacidad de predecir el funcionamiento del gobierno

Una cabra da patadas totales de la felicidad en una fiesta y a recordarles las reglas de la misión les dijo un confundido fontanero en un local de comida junto a la carretera.

El amor de tu vida era una masilla morada que le permitía cantar turquesa con suficiencia y dolor, se conocieron en su laboratorio jóvenes changos que no puedo imaginar.

—¿y la ubicación de la felicidad?

—La habitación en la arena entregaba la vida diaria en los folletos explicativos del universo: galaxias fusionándose para que reemplazara la sonrisa fácil.

Los grandes líderes de la tierra se reunieron para decidir si el tigre había fallado en su misión

—Poco sabemos de sus motivaciones, pero era muy preocupante que los humanos disfrutaban de la maldad elemental del universo conocido

La producción de los robots diseñados para la producción de monedas terrestres era posible, también el templo central de la galaxia y el puerto de lanzaderas espaciales esclavas, tenían un poco de Tiago Novo en una lata exótica diminuta y no quería una multitud en una fiesta, tampoco una vida moderna. Su madre en aquel caótico lugar se daba por vencida y tenía una elevada necesidad de desmayarse

Los agentes se miraron entre ellos y avanzaron.

—Alguna vez nos encerramos en el mausoleo submarino y solo un hombre cabal de la tierra visitando a las orcas nos sacrificó a su Dios.

—Afortunadamente el gobierno nos salvó —respondió su compañero

Ya después de esto cae en un loop pero debemos aceptar que tiene potencial.

¿Es tu gato la reencarnación de un Papa?

Comencemos dejando algo bien claro: La iglesia católica niega la reencarnación, aun así muchas personas reencarnan como parte del ministerio diabólico de castigos creativos, por lo tanto podemos asumir algunos pontífices han reencarnado en forma de gato como castigo por la falsa humildad, hipocresía, pedofilia, idolatría y utilizar la palabra Bibliar (que por cierto no existe) cómo un verbo divertido. Aquí una lista de prácticas que realizan los gatos poseídos por Papas católicos.

  1. Se queda mirando al vacío durante largos periodos de tiempo. (Práctica muy en la agenda de Dámaso II)
  2. Se lame sus propios genitales. (Practica acostumbrada por Benedicto V)
  3. Gusta de meterse en cajas pequeñas. (Entretenimiento personal de Gregorio XII)
  4. Le gusta matar animales pequeños. (Actividad preferida de clemente XII)
  5. Le gusta dormir en la cocina. (Inocencio XII lo hizo muchas veces en vida)
  6. Maulla un italiano. (Muchos Papas maullaban en italiano)
  7. Le gustan las cosas brillantes y los asientos llamativos (Un clásico de las costumbres papales)
  8. Camina si hacer ruido (Clemente X era capaz de atravesar una habitación sin ser escuchado)
  9. Tiene pelo en todo el cuerpo (Al igual que Juan IIX)
  10. Disfruta de las orgias (Igual que Pio X)

Si tu gato tiene uno o varios de estos comportamientos te recomiendo llamarlo su santidad, si reacciona tienes a un pontífice muerto en tu casa.

La camioneta

Apenas eran las ocho y ya estaban a 6 grados centígrados, iba a ser una noche fría, larga y fría. Vio la camioneta y la analizó: Camioneta blanca, modelo nacional, para servicios de carga ligera, placas de otro estado y una capa de mugre cubriendo la mitad inferior del vehículo, una apuesta ligera, dinero fácil.

Encendió la sirena, de una manera la camioneta se orilló, el oficial caminó dando pasos fuertes para ahuyentar el frio.

—¿Le puedo servir en algo oficial? —Había dos hombres dentro de la camioneta, una mirada rápida al vestuario de ambos le ayudó a decidir que en realidad el copiloto era el jefe.

—Una revisión de rutina, ¿Me da por favor su licencia, tarjeta de circulación y verificación del vehículo? —El oficial se puso a hacer tiempo en la patrulla, no tenía intención de detener a este vehículo, los autos corporativos rara vez tienen algo en desorden, por otro lado los pasajeros son empleados cansados que solo quieren llegar a casa, ellos están dispuestos a desprenderse de algo solo para poder descansar.

—Usted es el jefe ¿No es así? —El hombre en el asiento de copiloto emitió un suspiro y se bajó de la camioneta, había algo extraño en cómo se jorobaba el hombre, le dirigió una mirada completamente condescendiente.

—Dígame oficial ¿Está todo en orden? —Algo en el tono del hombre hacia obvio que todo está en orden y él lo sabía.

—Sus papeles están en orden señor, pero la ley exige que todos los vehículos de carga especifiquen en los laterales de la caja que son vehículo de carga y su camioneta tiene ambos lados en blanco señor. —El sujeto caminó hasta el lateral del vehículo y observó la camioneta por algunos segundos procesando la información, volteó ligeramente la cabeza.

—¿Una ley federal señor? —El tono de voz se escuchaba cansado, apático y con una violencia contenida.

—Una ley municipal jefecito, pero no se preocupe, mañana temprano van a a poder recuperar su camioneta.

—Perfecto, ¿Necesita un inventario de la carga? —Algo no estaba saliendo bien, generalmente en este momento había una pequeña suplica en la voz.

—Usted se ve que es el jefe, evítenos el papeleo a ambos, ¿No se quiere ir a su casa?

El hombre volvió a suspirar, dejó caer sus hombros y caminó a la cajuela.

—¿Sabe cómo me convertí en jefe? —no esperó una respuesta. —Estudiando, ¿Usted tiene hijos? ¿Oficial?

—Uno de ocho años señor. —Había un dejo de tartamudeo en la voz.

—¿Le gustaría enviarlo a la universidad?

—A todos ¿No señor?

El hombre abrió la cajuela.

—Te puedes llevar los que quieras, si solo te llevas uno te diré cuál es el truco, pero si quieres abusar de tu buena suerte me quedaré con la boca cerrada.

Brillaban, la maldita camioneta estaba cargada con lingotes de oro, eran por lo menos tres camas de lingotes de oro, no los había tocado, pero se veían más pesados y reales que el mismo.

—¿Y si te arresto y me los llevo todos?

—Haga lo que quiera oficial, mañana estaré de nuevo en las calles, que le diga el truco depende de usted.

El oficial no notó los guantes de asbesto que el hombre se ponía.

—Piénselo un poco oficial, son 864 lingotes de oro, si me los quitara todos ¿No llamaría mucho la atención? Ayúdese un poco, elija uno y mande a su hijo a la universidad.

El oficial eligió uno que lucía ligeramente más grande que los otros, tal vez solo fuera la luz, pesaba casi cinco kilos, brillaba con fuerza y estaba frio.

—Consígase una caja de herramientas, metálica con pintura roja, de las que estén hechas de plomo, meta el lingote allí y envuelva la caja con cinta aislante, entiérrelo en un lugar seguro, cuando su hijo tenga edad para la universidad véndalo. Para entonces la radiación ya se habrá disipado.

La camioneta se alejaba en el rubor del atardecer, al oficial las manos le daban una comezón incomoda, tal vez fuera la radiación, tal vez fuera la culpa.

 

Nota del cerdo:

Sigo enviando textos desde la carretera, no puedo ver como quedan

Una de las dos nos sobra

¿Alguno de ustedes ha llegado a pensar que en una sociedad moderna los conceptos de Libertad de expresión y democracia se han vuelto no solo incompatibles si no peligrosos? Aquellos que siguen de cerca el blog sabrán que me encuentro atrasado en una entrada, se preguntarán: ¿por qué? A continuación, la respuesta está en la siguiente anécdota:

A finales del año pasado un seguidor del blog me reportó que el logotipo de cerdo venusiano© había sido utilizado por una página de Facebook orientada al plagio de memes, mi reacción fue reportar la página y escribir una carta abierta a los subscriptores pidiendo la ayuda para hacer notar el robo.

Aunque un administrador de la página fue bastante razonable y accedió a cambiar la imagen, no me evitó molestar a algunos de los otros supervisores que movilizaron a una horda de seguidores los cuales con sus reportes lograron tumbar la página. Aunque solo sea temporalmente.

Screenshot_20180108-154919
Uno de muchos mensajes que llegaron. (Censurar el nombre de el usuario es una afrenta a mi libertad de expresión)

Esta historia es solo un ejemplo de cómo ser mayoría supera con creces el hecho de tener razón, aunque yo defendiera una propiedad intelectual legitima el castigo fue para mí, lo cual es una tendencia en todo el internet, en días pasados un cantante famoso publicó en sus redes que “Hay mujeres que les falta una violadita” y que a pesar de las críticas y el mal gusto del comentario saldrán airosos, mientras tanto el Bot que reporta cuentas neonazis fue retirado de la misma red social por “afectar a la libertad de expresión de los usuarios”.

En un sistema basado en mayorías, la devaluación de los hechos se incrementa conforme el número de participantes, una sociedad moderna conformada por elementos educados y diferentes percepciones dará un buen uso a la democracia, pero las masas ignorantes son más sencillas de obtener y manipular causando que la democracia se convierta en una herramienta de control disfrazada de libertad.

El culto a la personalidad, la re-afirmación de la ignorancia y la lógica de turba transforman nuestros sistemas (democráticos) en unas bombas de tiempo.

Esto comienza a afectar el desarrollo de las políticas internacionales, los lideres de estado comienzan a recurrir a estrategias xenófobas, populistas y anti-intelectuales. La población ignorante se siente respaldada y sale a las calles a presumir desde su odio a otras razas hasta la creencia de la tierra plana.

Entonces ¿Cuáles serían las alternativas?

Eliminación de la libertad de expresión:

Suena interesante hasta que la administración en turno cometa algún abuso, a partir de ese punto la prohibición solo generará nuevos abusos similares a los cometidos actualmente.

Eliminación de la democracia.

Los sistemas monárquicos, teocráticos o absolutistas consiguen un gran nivel de desarrollo durante los primeros años hasta que los elementos en el pináculo de autoridad se vuelvan obsoletos, a partir de eso; los recursos se gastarán primariamente en mantener a todos en su estrato actual.

Es obvio que la solución no está en las prohibiciones, el control que la democracia y la libertad de expresión ejercen sobre nosotros es un arma de doble filo, la educación y la decencia son las herramientas que necesitamos para utilizar nuestras voces de la manera correcta, falta mucho por recorrer, pero mientras tanto quedo abierto a sus soluciones.

El queso maldito.

La gitana manchó con tinta la pata del gato, tomó una impresión de su huella y la arrojó al fuego. Miró con atención las llamas, el humo formado, el aroma y las cenizas, la gatomancía era una ciencia compleja pero muy precisa, allí estaba: Un producto lácteo, hongos, agujeros y … ¿cera?

Ahora todo tenía sentido, rascó algunas escamas de su brazo, la maldición reptiliana era canalizada a través de un queso, algo muy ingenioso, para canalizar maldiciones era necesario algo lleno de vida: una jaula con su canario, un rey de las ratas o una granja de hormigas, pero ¿qué tenía más vida que un queso viejo?

¿Dónde ocultas un queso viejo? No puede estar muy lejos, el canalizador maldito debe de estar a menos de treinta metros de la casa de la víctima, de otra manera la transformación no sería tan rápida, sus piernas escamosas comenzaban a encogerse y una cola de cocodrilo comenzaba a asomar de su trasero.

No había tiempo para buscar a otro gato moteado, tendría que buscar el queso por los métodos tradicionales, ¿Por qué no la habrían aplicado la maldición del ratón? Sería más fácil encontrar un queso con una nariz especializada.

La gitana reptó por la cocina de la casa, sus piernas y brazos ahora eran incapaces de una posición erguida la cola arrastraba por el azulejo, el gato seseaba mientras guardaba su distancia, poco faltaba para olvidar su pasado cómo mujer.

La inspiración llegó en el último segundo, solo había un lugar capaz de detener el aroma a queso podrido, sus patas escamosas abrieron la puerta del refrigerador, no había manera de aplicar una contra-maldición.

Efecto: Madre de Mandela

El objetivo del procedimiento era sencillo: Prevenir efectos secundarios cómo el de Altalandia, si uno de los reclutadores hubiera sabido que aquella quinceañera pecosa iba a ser la madre biológica del Rey “Conquistador” Jorge probablemente hubiera dejado la aldea tranquila, pero era el año 400 después de Cristo y cuatro chozas frente a un rio no coincidían con el dato historico.

Eran gajes del oficio, legalmente no puedes obligar a una ciudadana para atender tu burdel, pero las aldeanas de Europa oriental que vivieron hace dos mil años carecen de dichos derechos.

El procedimiento siempre falla, una de las primeras consecuencias de nuestros trabajos en la Escocia precristiana salvó la vida a Nelson Mandela, y un pedido de chicas asiáticas evitó que el ejército de liberación rojo anexara Sudamérica a la China comunista.

No importa cuánto investiguemos antes de hacer nuestros reclutamientos forzosos, siempre alguna consecuencia, a veces el mundo cambia para mejor, a veces eliminas la paz mundial, cuando alguien nos quiere regularizar lo compramos o evitamos su concepción, no somos los malos, simplemente abastecemos un servicio económico sin afectar los derechos de las ciudadanas.

Los becarios llamaron al procedimiento el efecto madre de Mandela, dejó de ser gracioso cuando el hombre en vez de ser futbolista fue presidente de Sudafrica, aun así no sabemos si el mundo mejoró.

Pero hoy… Hoy el inventor de la máquina jamás nació.