Deidades binarias (parte III)

En su vida había sido más atractiva. La gente del canal le había maquillado el cuerpo completo, le arreglaron el cabello y le habían facilitado un bikini negro de dos piezas. Ganar $10,000, comprar un departamento y demostrar que no necesita al banco ni viajar a ningún asteroide. Era un día especial.

Salió a los reflectores, se concentro en sonreír mientras el presentador animaba al público.

—¡Hola preciosa! ¿Cómo te llamas cariño?— Preguntó el presentador con tono optimista.

—Sofía— Sonrió y saludó a la cámara, a las chicas coquetas les tocan pruebas más fáciles.

—¿Y desde donde nos visitas?—

—Tampico— El calor de los reflectores le quemaba el rostro, pero la espalda estaba congelada. Se preguntó si siempre seria así en tv.

—¡Vienes del trópico mexicano! ¿Le regalarías una vuelta a nuestro público?—

Era la primera vez que Sofía utilizaba tan poca ropa, en ese momento deseó que no le hubieran cortado el pelo a la altura del mentón, mientras giraba sobre sus talones hizo un esfuerzo para conservar la sonrisa a pesar de sentirse tan vulnerable.

—¡Muy bien Sofí! ¿Te puedo decir sofí?— Apenas asintió. —Antes de comenzar déjame ponerte este regalo de los patrocinadores.—Le colocó una tira de plástico negro en el cuello, al contacto la pieza se encogió hasta tomar la forma exacta de su cuello, ni una decima de milímetro más amplia. —Es un collar de control DURSEX. “DURSEX Lo mejor en pre-necrofilia.”— Un parte de su subconsciente le hizo notar la relación entre ese collar y el corte de pelo que había recibido.— La prueba del día de hoy es muy sencilla, te vamos a introducir en aquel péndulo de cristal, por cada oscilación que haga el péndulo, tu recibirás una descarga eléctrica mayor.— Sofía levantó la vista, el aparato colgaba a tres metros de su cabeza.

—De cristal transparente para no desperdiciar el bikini nuevo.— Dijo la voz en su cabeza.

—¿Ya conoces Neo-Fer?— El conductor del programa había dicho algo importante mientras miraba el péndulo.— Neo-Fer es nuestra estrella invitada el día de hoy, y mientras tu estés en ese péndulo, el contestará mis preguntas, por cada acierto tú ganarás $10,000. —Cuando ya no aguantes la descarga, solo grita: ¡DURSEX!—

Diez mil era todo lo que Sofía necesitaba, le ofrecieron el departamento al uno por ciento de su valor creyendo que no conseguiría el capital, si compraba el departamento al contado no habría deuda, sin duda habría libertad y con libertad podría quedarse en la tierra para siempre.

El péndulo estaba frio al contacto, pero aún no había comenzado la prueba cuando el calor era sofocante, la habían sujetado de las muñecas y los talones, completamente estiradas sus extremidades, el aparato de tortura comenzó a oscilar y notó que una cámara la seguía enfocada en su rostro.—Más bien en tus pechos.— Le gritó su subconsciente.

El plan era sonreír mientras permanecía en el péndulo, resultó imposible cuando la electricidad comenzó a atravesar su cuerpo, perdió la cuenta después de la tercera oscilación, su estomago quería devolver y el dolor le impedía recordar la palabra de seguridad.

El péndulo se detuvo y la descarga cesó.

—Fantástico Neo-Fer, has contestado correctamente las diez preguntas sin fallar ni una sola, eso deja a Sofí con $100,000.— El subconsciente guardaba silencio, tal vez había muerto electrocutado, o muy posiblemente desconfiara de la buena noticia.— Muy bien Neo-Fer ¿Quieres contestar una última pregunta por el doble o nada?—

El rapero asintió lleno de confianza. Eso molestó al subconsciente.

—¿Cual es la densidad del benceno a 35°C—

—¿Qué?—

Sabiéndose en lo correcto el subconsciente le hizo notar que se había orinado adentro del péndulo.

—Lo sentimos Sofí, pero hoy no te vas con las manos vacías, te llevas este kit de regalos cortesía de DURSEX “DURSEX Lo mejor en pre-necrofilia.”—

Sofía abandonó el estudio en silencio, una cámara le estaba enfocando el trasero, pero repentinamente ya no paresia tan humillante.

Deidades binarias (parte II)

Dolor de cabeza, cuando Ramón cumplió los dieciocho el banco le prestó $4000, comenzaron con una cubeta de cerveza y al final compartieron una botella de alcohol esterilizante. No se sentía así desde aquella vez.
Abrió los ojos, una lámina en la frente extendió el dolor hasta torturar sus encías, la lengua seca estaba paralizada y las extremidades no respondían.
Se había bebido su préstamo sólo, el más joven del vecindario, todos sus amigos habían tomado el ticket a las colonias en el asteroide, la noble tradición de emborracharse a costa del banco y huir al espacio se había acabado con él.
Después de un esfuerzo de concentración heroico giró la cabeza, no estaba en casa, la habitación se parecía mucho al edificio de su madre, pero algo era diferente, había un desorden pero estaba limpio, en su departamento no había suficientes cosas como para crear un desorden, pero todo estaba lleno de polvo y basura.
—Un lugar opuesto al hogar.— Pensó Elisai con desagrado, al adolescente nunca le importó la limpieza hasta que amaneció encadenado y con resaca, compartiendo celda con una deidad digital.

La gran aventura del pequeño unicornio rosa II

Para leer la primera parte da click aquí

Creo que la parte que más me gusta de matar a alguien es cuando el cuerpo cede, hay una sensación inmérita de triunfo cuando la piel y los órganos ceden a la presión y permiten al cuchillo continuar con su viaje. Hay otras maneras de obtener esa sensación de finalización, por ejemplo: cuando exprimes una espinilla, en el momento en el que la piel cede y la masilla de grasa blanca comienza a salir se obtiene una pequeña dosis del sentimiento que obtienes cuando matas a alguien. Tal vez sea un símil inadecuado, pero expresa con sinceridad el sentimiento de satisfacción que obtengo cuando finalmente mato a alguien.

No siempre utilizo el cuchillo, generalmente a disposición hay una serie de objetos punzocortantes que me permiten obtener la sensación de gozo sin perder la cualidad artística. El otro día conseguí un gancho para carne. El aparato es rudimentario trazando lo primitivo, la punta del gancho es roma y fue diseñado para carne que no opusiera resistencia, estas situaciones le dan nuevos matices al trabajo artístico y me dan satisfacciones secretas.

Para finalizar mi trabajo artístico debo colocar el unicornio rosa en un lugar donde sea visible desde todos los ángulos, no solo debe ser visible también debe agregar ese contenido artístico que me separa de cualquier depravado. Mi modelo de esta noche se llama Rogelio, al parecer de dedicaba a instalar televisión de paga, mientras su cuerpo cuelga del ventilador de techo algún componente interno de du cráneo cede a la presión y el gancho de carne  se hunde abruptamente en las entrañas profundas del cerebro, gracias a Dios todavía estaba aquí cuando sucedió, esto es lo que yo llamo una satisfacción secreta.

Originalmente planeaba colocar el cuerpo desnudo colgando, pero el uniforme caqui manchado de sangre y oxido le da un nuevo contexto a la imagen, no es solo la vulnerabilidad mundana que garantiza la desnudez, el uniforme nos recuerda que él era un ciudadano promedio, probablemente clase media – baja, sin enemigos considerables y con una familia dependiente de él. Míralo ahora: Cuelga de un ventilador de techo mientras un gacho para carne incrustado en su cuenca ocular lo mantiene tenso en el aire. Podría haberle pasado a cualquiera, pero no te pasó a ti, ¿acaso no es eso para alegrarse?

Al final el unicornio quedó pegado a la frente de Rogelio, fue necesario pegamento epóxico pero el resultado es sublime, visible desde todos los ángulos de la habitación, recuerda ligeramente a aquellos cuadros donde un hermoso ejemplar equino observa desde un acantilado, una burda interpretación de lo que encontramos bellos y lo que realmente lo es.

Ahora hay que abandonar tu pieza,  se podría decir que esa es la parte más importante del Arte: Permitir que alguien más vea el resultado de tu obra. Mañana podré volver a verla, algún fotógrafo encontrará los mejores ángulos posibles y algún palurdo inventará algún título casi gracioso para la nota. Supongo que eso será lo más cerca que estaré de tener críticos.

Clavar un Gallo

Sentado en una banca metálica Javier miraba la estatua, el artista había creado con bronce una sensual figura patriótica que sostenía un estandarte con mirada al vacío. Beatriz Hernández madre fundadora de la actual ciudad de Guadalajara había nacido cientos de años antes que su admirador y amante, inmortalizada por clavar un gallo al suelo y marcar el sitio donde se crearía la metrópoli, su escultura en bronce seducía interminablemente al joven inventor.

La vio en carne y hueso. Vistiendo ropas modernas, la reencarnación de la peregrina  avanzaba a través de la Plaza Fundadores con un excitante contoneo de caderas dirigiéndose hasta el joven inventor. —Javier Gómez, mi señor desea hablar con usted.— La mujer olía a perfume; una mezcla de  naranja con maderas finas, Javier no sabía que decir o qué hacer, la reencarnación de su amor platónico redujo la distancia entre ambos, su busto estaba a escasos centímetros de su rostro y podía sentir su respiración en la piel. —El señor Demara no es un hombre paciente.—

No lo era, Lord Demara poseía un despacho semi-iluminado con muebles viejos de la categoría: “Se hacen más costosos cada año” el sillón tapizado en piel de jabalí  rechinó en cuanto Javier tomó asiento, si un presidente o un millonario se sentara en su lugar seguramente el mueble sería totalmente silencioso, pero era como si el mobiliario fuera consiente de la condición económica del trasero de Javier.

—Me ha encantado el resultado de su último invento señor Gómez, es una lástima que no funcionara como esperaba. Dígame: ¿Los genitales geodésicos eran parte del plan o solo un efecto secundario?—

El último invento no salió bien, un rayo que convertía a los blancos en negros y a los negros en más negros, durante un discurso Donald Trump se había convertido en negro y lo aprovechó a la perfección. Después del impacto inicial continuó con su discurso:

—Se los dije, la gente me pregunta: ¡Hey Donald como vas demostrarles a los americanos que no eres racista? Y les dije: ¡Tengo un plan! Es el mejor plan para demostrar que no soy racista. ¿Lo ven? Ahora soy negro, el mejor negro de todos, porque antes era un blanco, además soy rico y hago quedar bien a todos los negros. Podría volver a ser blanco si quiera pero quiero demostrar que los negros también pueden ser hombres Ricos e importantes como yo. ¡Haremos a América grande de nuevo! ¡Haré a los negros grandes! ¡Demostraré que un negro puede tener armas y no ir a la cárcel! ¡Haremos a América grande de nuevo!—

El plan salió mal, no hay mucho que se pudiera hacer al respecto, además el efecto del pene geodésico tampoco fue buena ideal, los medios no hablan de otra cosa y definitivamente Trump ganará las elecciones.

—Usted tiene gran talento pero poca dirección, yo puedo explicarle como derribar al necio, puedo darle las instrucciones necesarias, y a cambio nos libraremos eternamente del mal en la tierra.— Javier notó el símbolo del anillo: El compás y el estilete de los masones. ¿Siempre trabajarían de esa manera?

—¿Ha visto los caballeros de zodiaco mientras era niño? ¿O siempre ha dedicado su tiempo a ver la estatua de mujer muerta? ¡Quiero robots gigantes con alusiones griegas! Grecia resurgirá de las cenizas para transformarse en la próxima potencia mundial! Nosotros le ayudaremos y a cambio la tendrá a ella ¿Todavía puede recordar su olor a caoba y naranjas? Además me ayudará a eliminar el mal de tierra.—

Gómez aceptó, el taller y los obreros necesarios estaban Grecia. El inventor era feliz con Beatriz a su lado, y cuando la guerra acabara con la humanidad, los alienígenas que reencarnaron a la mujer podrían Clavar su Gallo en la tierra.

Nota del Cerdo:

Gracias a las personas de las redes sociales que aportaron sus ideas para crear este cuento. No olviden seguirnos en Facebook y Twitter para participar en nuestras dinámicas.

25595234361_c02c3367a1_b
Me robé la foto del señor Eduardo López visiten su blog, ojalá no me demande.

Economía

—Déjame contarte una historia.—
Susana suspiró, no hay manera de salvarse de una aburrida historia sobre economía.
—¿Una historia sobre qué?— Dijo con tono resignación.
—Economía…— Samantha siempre soltaba una sonrisa estricta cuando contaba sus historias. —Cuándo quebró mi primer empresa, le debía $15 al fisco, como me negué a pagarlos, el estado gastó $200 en mandar alguien para cobrarlos.—
—¿Y qué más pasó? Señora.— Samantha ignoró el tono sarcástico de su asistente y abrió las ventanas, le gusta que su oficina esté iluminada y ventilada.
—La moraleja de la historia es que yo era la dueña de la empresa que subcontrataba a los cobradores.—
—Es más fácil, crear demanda que buscar clientes.— Repitieron las mujeres con tono mecánico.
—Bueno señora ¿Le parece si organizamos un terremoto en Japón?—
—Que sea en todos los archipiélagos orientales, no me gusta que los japoneses sufran solos.—

Cinco piedras en el tubo.

Pon cinco piedras en el tubo, no pueden ser cuatro ni siete, cinco piedras para que funcione bien y comience a llover.

En los viejos tiempos, cuando los antiguos ingenieros aún vivían: sabíamos que día iba a llover y que día sería soleado, el viento no se llevaba las cosechas, la pesca era siempre abundante y los animales no dejaban de parir. Fue bueno que se fueran porque ahora somos hombres libres, el cielo ya no es complaciente con nosotros, pero seremos fuertes.

Tu tubo con cinco piedras es para invocar a la lluvia, el sonido de las rocas debe atraer las nubes. Piensa en tu aldea mientras agitas el tubo, el ganado que muere de sed y las cosechas que se secan. Los ordenadores ya no pueden traer la lluvia, han sido ahuecados para darnos refugio, y los “componentes internos” ahora decoran los cuerpos de nuestras mujeres. Los ingenieros eran opresores, nos decían cuando pescar y cuando cazar, cuando casarnos y cuando tener hijos. Ahora ya se han ido y somos libres, somos muchos y somos fuertes.

Pon cinco piedras en el tubo, agítalo con fuerza, piensa en tu aldea y deja que las olas bañen tus rodillas.  Debes hacerlo hasta que llueva, pues nuestra aldea debe ser fuerte.

Hemos visto a las aldeas débiles, han vuelto a escuchar a los ingenieros, dejan que les digan cómo vivir y cuando morir, pero estos no son como los antiguos ingenieros, no construyen ni reparan los viejos ordenadores y no controlan el cielo. Se paran en la aldea con sus túnicas blancas mientras hacen marcas en tablas delgadas. A veces traen regalos: Pescados que no salen del mar y piedras que la gente come para curarse.

Tu tubo tiene cinco piedras, no son seis ni cuatro, agítalo pensando en tu aldea mientras las olas bañan tus rodillas, y cuando veas las nubes camina hacia las profundidades.

Nosotros somos más, nosotros somos fuertes, nosotros seremos eternos. De ninguna aldea nos visitan, nadie intercambia con nosotros. Nos llaman tontos y nos llaman suicidas. ¿Acaso no entienden la importancia de la libertad?

¡Camina hacia las profundidades! Agítalo mientras las nubes cubren tu aldea, no sueltes tu tubo o podrías nadar o flotar. No lo haces por la lluvia, lo haces por la aldea, El ritual de control poblacional es lo que nos mantiene libres, evita que tengamos que participar en los experimentos de los ingenieros.

Hay quien dice que el tubo es solo otro experimento, pero tú debes saber que eres libre.

Error Humano

Jueves 16 de octubre 2094

Nuevamente habrá escases en la estación Ganimedes, un fallo al llenar el formato U-758-4 ha requisado seis tomas de corriente en lugar de seis toneladas de maíz lavado. El supervisor de la estación espacial no puede mantenerse así, cualquier requisición para la estación satelital requiere por lo menos de diecinueve formularios,  todos con codificaciones y normativas distintas.

Las más de veinte compañías interesadas en la estación desean tener control sobre los consumos y la operación. Cambian sus formularios y codificaciones como si fuera cosa de todos los días, olvidan que un formulario enviado el lunes por la mañana llegará a la tierra el jueves por la tarde, igual que cualquier memorándum de cambio de codificaciones que se les ocurra cambiar el miércoles.

Pero esto se solucionará rápido, han creado un nuevo transmisor codificado que en lugar de utilizar ondas de radio se basará en tecnología de neutrinos que acelerará la velocidad de intercambio de información y las requisiciones como las cartas solo tardarán horas en llegar.

Lunes 27 de octubre 2094

Ooops!

Al parecer alguien  llenó mal los formularios en la tierra, enviaron los cuatro transmisores a estación Marte y a nosotros nos enviaron una caja con condones.  Para variar un error en el formato HMV-69, hizo que la estación Ganimedes solo esté habitada por chicas, si esto definitivamente no las orilla a la huelga, bien valdría no alimentarlas.

Villanía del martillo.

-¿Sabes?- Dijo la voz con algo de cinismo.-Si Héctor hubiera derrotado a Aquiles probablemente tú y yo no estaríamos aquí. Pero supongo que culpar al asedio de Troya de tus problemas actuales no es algo que hagan los caballeros ¿Verdad?- La cínica voz oculta en la obscuridad cambio de posición mientras el héroe trataba de liberarse de las cadenas.

-La caída de Troya fue el inicio del mundo moderno ¿No es así? Fue cuando la gente comprendió que era injusto que un hombre que tuviera todas las ventajas se cubriera con gloria. Con esto las cargas con inferioridad numérica, los hombres con honor en la guerra, invadir Rusia en invierno y muchas otras proezas de estupidez heroica fueron realizadas. Igual que la tuya.

Y eso no ayudó a nadie, tampoco ayudaron las religiones con su promesa de recompensas post mortem o batman con su pretenciosa manera de resolver las cosas. Dime ¿Realmente crees que Batman puede ganarle a Superman? El dinero y la inteligencia son escasas, pero no compiten con el poder de un dios. Y yo pretendo ser el nuevo Dios.

Mientras tú tenías ventajas físicas que no te voy a negar, yo decidí que las reglas no aplican a mí. ¡Mírate! encadenado cual animal. Oh cierto, te saqué los ojos. Es irrelevante…

Tú querías una pelea justa y yo quería ganar, desperdiciaste tus ventajas para mostrar empatía por aquellos lastrados por su mediocridad. Seres débiles e inútiles que me glorificaran por derrotar al superhombre con todo en contra. Mentes que olvidarán que tú en realidad queras ser el héroe.

En fin… Supongo que deseas saber cuál era mi plan. Pero yo necesito demostrarle nada a nadie, por lo tanto te mataré para evitarme correr algún riesgo.-

El martillo destruyó la cabeza.

El gambito del hípster nazi.

¿Quién pensaría que poner el Nazismo de moda hubiera sido tan sencillo? Al fin y al cabo los jóvenes son tan manipulables, fueron una molestia cuando comenzaron a preocuparse por los derechos de los animales, la equidad de género y esas idioteces.

El internet se volvió una molestia por culpa de esos “Jóvenes Preocupados,” lo que no habíamos notado es que era justo lo que necesitábamos. Solo era necesario hacer que relacionaran lo que les gusta con lo que queremos que les guste y tendremos una generación de extremistas obedientes.

Comenzamos discretamente, algunos jóvenes con falsa nostalgia comenzaron a utilizar el bigote de Hitler porque era “Irónico” eso fue nuestra primera estrategia. Hicimos correr el rumor de que la tolerancia era un concepto para las masas aturdidas. En realidad fue sencillo promover el estereotipo positivo de que la gente rica, elegante e interesante era racista. La igualdad es un concepto muy Mainstream que promueve la mediocridad, no puedo evitar sonreír cuando los escucho decir eso.

El segundo paso fueron las películas. Las chicas aceptarán prácticamente cualquier personaje interpretado por un galán. Ver a Deep, Bloom y Leto interpretar líderes del partido no era históricamente exacto. Pero ver a aquellas niñas en las redes sociales, con sus uniformes y sus pañuelos rojos. ¡fue bellísimo!

A los varones los reclutamos con la Llamada de Honor. El bendito videojuego no solo presentaba beneficios económicos, era una lección de revisionismo histórico interactiva. Que sencillo es convencerlos de que los aliados eran los villanos de la historia. El juego era violento y eso los motivaba a jugarlo aunque no tuvieran permiso, incluso tenemos presencia en minecraft con el pack de revisionismo racial.

Hipsters, animalistas, veganos… Todos son nazis potenciales. Con ayuda de las películas, música, literatura y modificar la Wikipedia. No piensan por sí mismos, les vendes la idea de que piensan de manera independiente y con eso basta.

¡Pero que hermoso ha sido! Alemania no es necesaria para el progreso de la raza, tenemos jóvenes en Inglaterra, Estados Unidos, Argentina, Rusia, Australia, China e India que en este momento seguirán al discurso adecuado. Y ya tenemos a las personas adecuadas aprendiendo el discurso.

Aquí en España la prueba preliminar ha sido un éxito. Ya no lo llamamos nazismo, aunque pudiéramos. Los revisionistas raciales tienen ahora su propio partido político y están tomando control de todas las provincias. Son interesantes, están de moda, la mayoría pertenecen a la izquierda pero le dan el poder al sector conservador. ¡Es tan fácil! A la gente le parece la idea del siglo.

Bueno… Dejémonos de discursos. Ya van a prender fuego a los niños secuestrados de la mezquita y no me quiero perder eso.

El invasor terrícola.

Una de las dificultades de mi trabajo es entender los procesos evolutivos de cada especie que la humanidad quiere conquistar.

Si estás leyendo esto es por que probablemente sabes quien soy. Así que podemos evitarnos el dichoso discurso en el que te hablo de mis orígenes y lo que me llevó a convertirme en el humano mas odiado de la galaxia.

A fin de cuentas, si los humanos quieren conservar el dominio. Alguien tiene que entender a la oposición, amarla, debilitarla y entregarla en bandeja de plata a la tierra. Amé a cada una de las civilizaciones que destruí, las entendí como jamás pude hacerlo con los humanos. Pero al final, era necesario hacerlo, para que la humanidad pudiera prosperar.

Ut era una ciudad maravillosa, pocas como aquella. En algún momento de la evolución esta especie decidió que haría las cosas de mejor manera. Sin crímenes, contaminación o diferencias económicas razonables. Ut era la tierra prometida. Esta única ciudad, en un planeta con mejores recursos naturales que cualquier otro, debía pertenecer a la tierra.

La superioridad de Ut se hacia evidente simplemente observando con la movilidad de la ciudad. Billones de habitantes se trasladaban kilómetros sin demoras ni accidentes. Vehículos personales, tan numerosos como los habitantes saturaban la ciudad funcionando como sus venas y arterias. Cada adulto de la ciudad poseía el equivalente a un vehículo automotor del siglo XX. En estos vehículos que funcionaban como: Oficinas, fabricas, consultorios, despachos y escuelas. Funcionaban absorbiendo el excedente energético de la ciudad.

Yo les di activismo.

Cualquier humano hubiera prostituido a su hija para vivir en Ut, (Y eso fue lo que yo hice). Sin crímenes, pobreza ni injusticia, el mejor lugar para vivir. Aun así siempre hay pequeñas diferencias e inconformidades. Yo las alimenté, las hice parecer mayores, les hice creer que sufrían mas que sus vecinos. Que sus causas eran mas importantes, mas justas, mas relevantes, mas necesarias.

Les hablé del método terrícola. Detén el trafico un par de horas y tendrás lo que desees…

Al principio las manifestaciones fueron superadas con negociación y buena administración. Pero conforme cada manifestación tenia éxito, aparecía una nueva exigiendo algo mas disparatado. Al final la autoridad decidió no ceder.

Las manifestaciones se acumularon, y con ellas la energía sobrante. Abandoné el planeta junto con mi familia. Desde el espacio fue posible ver la explosión, algunos astronautas de la ciudad sobrevivirían para preservar su especie. Años despúes los primeros conquistadores humanos llegaron, a capturar los restos de una civilización que alguna vez superó a la humana.