Diez estrategias para que los vendedores te dejen de llamar, o al menos puedas dañarlos severamente.

Fácil, ya sean las 9:00 am de un lunes caluroso mientras vas al trabajo, o un viernes a las 10:00 pm mientras descansas en un bar: no falta ese timbrado anónimo que interrumpe tus meditaciones, una llamada que te hace un extraño con la impía intención de que adquieras un producto o servicio.

Saben perfectamente de lo que hablo: una de las “estrategias de venta” más recurridas de la última década es el acoso telefónico, en algunos casos te lo ocasionas tú mismo: dándole tu número a un vendedor de mueblería o de autos usados, en otras ocasiones alguien adquiere una máquina que marca números al azar. No importa, la conversación siempre suele ir así:

—¿Bueno?[1]

—Muy buenas tardes señor, le habla Alejandro Medina ofreciéndole grandes beneficios para su línea celular, ¿Con quién tengo el gusto?—

A lo cual generalmente cuelgo.

En otras ocasiones cuando se trata de servicios bancarios, tengo que aceptar que son problemas que yo me causé solo (durante un periodo en el que me interesaba comprar casa), aun así no son menos molestos.

—¿Bueno?—

—Estoy hablando con el señor Herreiere Cerdo Venusiano Glorioso[2]

—Sí, efectivamente.—

—¿Qué?—

—Sí, yo soy el Cerdo Venusiano.—

—Le llamo para que se proteja usted y su familia con un seguro de vida que por solo doscientos pesos semanales usted podrá contar con…—

Allí es donde cuelgo y bloqueo el número.

En todo caso algunas veces estoy de humor y pongo a prueba algunas estrategias para que las personas dejen sus horribles trabajos de acoso telefónico y decidan hacer algo mejor de sus vidas. (Atender en soporte técnico por ejemplo.) Aquí les dejo diez de mis favoritas.

  1. Poner voz de gordo pervertido y preguntarles: ¿De qué color son tus calzones? Generalmente eso hace que me cuelguen en 30 segundos.
  2. Señor si desea continuar esta conversación se referirá a mí como su excelencia el lord machote comedor de cráneos purpuras: Super Cerdo Venusiano. Cuelgan inmediatamente.
  3. Ph’nglui mglw’nafh Cthulhu R’lyeh wgah’nagl fhtagn Funciona bastante bien pero en una ocasión me contestaron: ¡Cthulhu fhtagn! ¡Cthulhu fhtagn! ¡Cthulhu fhtagn!
  4. ¡Qué bueno que llamaste! me siento solo y necesito alguien que me de regalos ¿Tu puedes darme regalos de navidad? Mañana es navidad ¿Verdad? Cuelgan a los cuatro segundos.
  5. Imitar la llamada de apareamiento de los flamencos. No he logrado cronometrar el tiempo de salida.
  6. Esta llamada sólo continuará si logras contestar mis tres acertijos: Me cuelgan después del primer acertijo.
  7. ¡Estás hablando con Kracatoalt el dios samoano de los volcanes furiosos, pídeme un deseo patético mortal! ¡Te lo concederé pero primero arroja a tus bebés al fuego!
  8. ¿Está interrumpiendo mi depilado de nalgas para esto?
  9. ¿Ya me estás siguiendo en twitter? ¡Yo solo acepto llamadas de gente que me sigue en twitter!
  10. Gracias por llamar a línea de mexicanos que apoyan a Donald Trump ¿Usted por qué cree que el hombre debería dominar el mundo?

Espero que esto les sirva.

Nota del cerdo:

Si conocen alguna estrategia mejor, no duden en compartirla en los comentarios.

[1] Después de una consulta a la Wikipedia, descubrí que la tradición latinoamericana de contestar el teléfono con la frase “¿bueno?” provienen de los inicios de la telefonía donde existía la posibilidad de que la operadora cometiera un error, así que al contestar el teléfono lo primero que hacia el usuario era verificar que la conexión de la línea fuera adecuada. La cosa era más o menos así:

—¿Bueno?—

—La línea es buena, ¿Desea tomar una llamada por cobrar del señor presidente?—

—¡Ehh! ¡Sí, por favor!—

—Permítanme un momento.—

—¿Bueno?—

—¡Hola señor, le habla Enrique Presidente, de las mueblerías Salinas y Rocha invitándolo a que adquiera un crédito con nosotros…—

[2] Allí tienen mi nombre completo, úsenlo con Prudencia. (Prudencia es el segundo nombre de la hija del señor de la ferretería, creo que le gusto pero algo de publicidad positiva no vendría mal.

20 Microrelatos horribles.

  1. Cuando llegó, la rana estaba cubierta de oro.
  2. Son doscientas almas que no conocerán el honor de la derrota.
  3. En cuanto vi su sonrisa supe que sería la mejor relación de mi vida y que acabaría en un fracaso.
  4. Doscientos centímetros cúbicos de motor, impulsado por ardillas rabiosas.
  5. La ley marciana impide que interroguemos al perro.
  6. Afortunadamente la ciencia demostró que la arañas de veinte metros son una imposibilidad, por lo tanto catalogaremos a este animal como una nueva especie.
  7. Diseñé una motosierra con sentimientos: siente empatía por los arboles.
  8. El rey ordenó que le cortaran los brazos al abrazador real.
  9. La mujer de cera se fundió al calor de la mirada.
  10. La espada cantarina ahora reproduce mp3.
  11. Coloqué la misma estatua obstruyendo la visión de todas las ventanas, el sentido de la orientación es lo primero que se pierde en esta prisión.
  12. Fue necesario inyectarle el antibiótico en las axilas.
  13. Después de reprobar las pruebas de aptitudes, se me catalogó mujer de segunda clase, las opciones son pocas: maniquí humano o prostituta.
  14. Coloqué la mente de un gato en el robot, sabemos que es cien por ciento operacional pero el animal se niega a hacer algo en horas laborables.
  15. El cargamento de productos para supermercado se extravió mientras atravesaba la nube de Ôort, sabemos que algunos de los artículos naufragaron en planetas primitivos donde fueron la causa de algunos cultos cargo.
  16. Si la critica supiera que están alabando los poemas de un humano en lugar de un robot, cometerían suicidio.
  17. A nadie sorprendió que las cucarachas se adaptaran a las condiciones marcianas.
  18. Existen numerosos precedentes de agresiones sexuales perpetradas por ropas inteligente.
  19. Modifiqué genéticamente las sandias para que crezcan en arboles altos, las jirafas nunca habían sido tan felices.
  20. ¿Se ha considerado la posibilidad de un universo alterno exactamente igual al nuestro?

¿Algún microrelato favorito?

La gran aventura del pequeño unicornio rosa II

Para leer la primera parte da click aquí

Creo que la parte que más me gusta de matar a alguien es cuando el cuerpo cede, hay una sensación inmérita de triunfo cuando la piel y los órganos ceden a la presión y permiten al cuchillo continuar con su viaje. Hay otras maneras de obtener esa sensación de finalización, por ejemplo: cuando exprimes una espinilla, en el momento en el que la piel cede y la masilla de grasa blanca comienza a salir se obtiene una pequeña dosis del sentimiento que obtienes cuando matas a alguien. Tal vez sea un símil inadecuado, pero expresa con sinceridad el sentimiento de satisfacción que obtengo cuando finalmente mato a alguien.

No siempre utilizo el cuchillo, generalmente a disposición hay una serie de objetos punzocortantes que me permiten obtener la sensación de gozo sin perder la cualidad artística. El otro día conseguí un gancho para carne. El aparato es rudimentario trazando lo primitivo, la punta del gancho es roma y fue diseñado para carne que no opusiera resistencia, estas situaciones le dan nuevos matices al trabajo artístico y me dan satisfacciones secretas.

Para finalizar mi trabajo artístico debo colocar el unicornio rosa en un lugar donde sea visible desde todos los ángulos, no solo debe ser visible también debe agregar ese contenido artístico que me separa de cualquier depravado. Mi modelo de esta noche se llama Rogelio, al parecer de dedicaba a instalar televisión de paga, mientras su cuerpo cuelga del ventilador de techo algún componente interno de du cráneo cede a la presión y el gancho de carne  se hunde abruptamente en las entrañas profundas del cerebro, gracias a Dios todavía estaba aquí cuando sucedió, esto es lo que yo llamo una satisfacción secreta.

Originalmente planeaba colocar el cuerpo desnudo colgando, pero el uniforme caqui manchado de sangre y oxido le da un nuevo contexto a la imagen, no es solo la vulnerabilidad mundana que garantiza la desnudez, el uniforme nos recuerda que él era un ciudadano promedio, probablemente clase media – baja, sin enemigos considerables y con una familia dependiente de él. Míralo ahora: Cuelga de un ventilador de techo mientras un gacho para carne incrustado en su cuenca ocular lo mantiene tenso en el aire. Podría haberle pasado a cualquiera, pero no te pasó a ti, ¿acaso no es eso para alegrarse?

Al final el unicornio quedó pegado a la frente de Rogelio, fue necesario pegamento epóxico pero el resultado es sublime, visible desde todos los ángulos de la habitación, recuerda ligeramente a aquellos cuadros donde un hermoso ejemplar equino observa desde un acantilado, una burda interpretación de lo que encontramos bellos y lo que realmente lo es.

Ahora hay que abandonar tu pieza,  se podría decir que esa es la parte más importante del Arte: Permitir que alguien más vea el resultado de tu obra. Mañana podré volver a verla, algún fotógrafo encontrará los mejores ángulos posibles y algún palurdo inventará algún título casi gracioso para la nota. Supongo que eso será lo más cerca que estaré de tener críticos.

Aceptar tu lado malvado

A continuación vamos a analizar una pequeña pieza de publicidad de extrema derecha:

12647234_1685200181769398_3805011956249434628_n
Hay demasiadas cosas mal en este anuncio, La asociación es por los niños y van a defender el matrimonio.  ¿Quieren casarlos desde los 8 años?

Una pareja con seis niños de edades que van de los ocho a un año. ¿Seis párvulos en nueve años? ¡Esa no es una esposa! ¡Es una máquina de parir! No digo que sea biológicamente imposible, pero ¡Hombre dale un respiro a tu mujer!

Me sorprende tener que escribir sobre esto… No espérame… Hace tiempo que me di cuenta que la mayoría de los movimientos civiles modernos tienen un trasfondo de intereses malignos. Bueno, malignos no es la palabra que estoy buscando, tal vez corruptos o maquiavélicos.

Siempre he tenido algo contras las marchas y otros movimientos de ese tipo. Cuando tenía 12 años el municipio intentó construir un “Skate Park” en un terreno baldío, las madres de familia se reunieron para renegar el proyecto. Una de las cosas más curiosas de la anécdota es que nadie protestó hasta que el parque estuvo terminado, durante un mes antes hubo un letrero informando de lo que se construía y nadie se quejó. De tal manera que la pista se quedó cerrada hasta que alguien abrió un agujeró en la barda y los adolescentes se apoderaron de ella. A diferencia de los pronósticos de aquellas señoras entrometidas; el “Skate Park” no se convirtió en un nido de mariguanos y vándalos[1] (Sic.) De hecho es de las pocas áreas públicas que no se ha convertido en un basurero.

Da igual, en unos días se celebra la “Mega marcha por los niños” Un evento donde la población se manifestará en favor al derecho de niños a una familia tradicional cristiana.

Dios nos guarde de sus seguidores más radicales, estas marchas podrían ayudar a detener el trabajo infantil, la trata de personas, los niños en pobreza extrema, niños con obesidad mórbida, niños en estado de calle o los niños rata de internet. En lugar de eso vamos a protestar contra el matrimonio gay.

¿Pero que no se trata de una marcha por los niños? Pues sí, pero no. La asociación Jalisco es uno por los niños, no incluye en su agenda ninguna actividad en favor a los menores de edad (a menos que puedas considerar el matrimonio consensual entre mayores de 18 años algo que afecte a los niños).  Aquí es donde está el asunto: Si la llamáramos Marcha Homofóbica, Manifestación Anti-matrimonio igualitario o la Caminata en pro de la teocracia, la gente no se presentaría, las personas deben creer que están haciendo algo bueno.

¿Por qué mejor no aceptamos que somos malos y nos divertimos? Creamos la asociación: Jalisco por la ley medieval o Tapatíos por el derecho de pernada. ¿Se imaginan la cantidad de vacantes de trabajo que se abrirían si les prohibimos a las mujeres salir de la cocina? Si aceptamos que somos malvados podemos protestar en contra de los veganos, aunque sus dietas no me afecten en lo más mínimo. Si aceptamos nuestra perversidad podemos obligar a los animalistas a ir a las corridas de toros[2].

Una marcha no es otra cosa que un mensaje pasivo agresivo, y como ciudadano es tu responsabilidad utilizar todos los medios válidos para molestar a tus vecinos y cambiar su modo de vida. ¡Aunque no te afecten!

Si estamos dispuestos a vivir con nuestra propia impiedad; seremos ciudadanos diabólicos haciendo valer nuestros derechos. Si utilizamos a nuestros niños para ocultar nuestras intenciones, somos simples necios ignorantes manipulados por un interés mayor.

[1] Una investigación rápida demostró que el consumo de narcóticos dificulta el uso de la patineta así que resultan prácticas contradictorias.

[2] Nadie está hablando de aquella película porno de bajo presupuesto.

El dios en el vagón.

Francisco todopoderoso estaba harto, hace cuatro milenios él era el dios de los Argios, y ahora compartía vagón con una muchacha llorona.

No podía quejarse; la mierda sucede, y los Argios crearon un agujero negro en el centro de su principal ciudad, el núcleo de masa ultra densa consumió a la pacifica civilización en menos de cuatro horas, el único sobreviviente fue Francisco[1].

Los humanos también podían ser sumamente idiotas: El holocausto nuclear consumió su hogar y la única solución práctica fue construir un tren que viajara eternamente por el espacio buscando un nuevo hogar para los ocupantes. El motor funcionaba con hidrógeno, cosa común en el espacio y la mayoría de las piezas del tren eran fabricados con productos de origen animal.  Francisco esperaba pacientemente algunos millones de milenios con la intención de someter a los descendientes de los pasajeros del tren.

Este siglo tenía que tolerar a Samanta.

—Nos están oprimiendo, te lo digo. Dicen que el cabello largo  aumenta el consumo de agua, que debemos pagar 15 créditos extra por centímetro.—  La mujer agita las manos mientras le reclama a un dios aburrido— ¿Has visto las esposas de los maquinistas? ¡Tienen su melena risada hasta las nalgas! Se pasean por el vagón comedor mientras sus niñas se hacen coletas  en el área de juegos.—

Francisco emitió un largo suspiro.— Supongo que los maquinistas pueden pagar las melenas largas para sus esposas e hijas— La deidad semi-jubilada sabia que la charla era para largo, a esta mujer le quedaban mínimo treinta años de vida.

—¿Tu qué vas a saber al respecto? Los hombres pueden rasurarse la cabeza y no pasa nada, las mujeres tenemos que tener bonitas melenas o la gente del vagón de juegos sabrá que no ganas ni dos mil créditos mensuales.— La mujer miró a la monotonía del techo. —¡Ojalá Marcos se enfermara más seguido! Me vienen bien las horas extra. ¿Por qué los hombres son tan lloricas cuando se enferman? Pareciera que un dolor de cabeza basta para tumbarlos.—

—Tiene que ver con la testosterona, la substancia agrava el dolor causado por los síntomas, de esa manera el hombre de las cavernas estaba más dispuesto a buscar una solución a sus malestares. Obviamente cuando tú, tus hijos y los hijos de tus hijos están condenados a vivir en un tren ya no es una característica evolutiva útil.—

—¿De dónde sacaste eso?— Al parecer  Samanta había encontrado un tema de conversación más interesante que el asunto del cabello.—

—Los Argios lo descubrieron hace miles de años, la culminación de su investigación fue cuando inyectaron testosterona a hembras en plena labor de parto, todas murieron.— La chica guardaba silencio, así que continuó. —Después de eso, decidieron que no había manera de resolver el problema. Así que todos los hombres debemos de conformarnos con ganar un 25% más por hora, conservar todos los puestos de autoridad en el tren y por supuesto la capacidad de huir de un embarazo no deseado.—

—¿Quienes son los… ¡Eres un cerdo!—

—Tranquila mujer, ahora te mostraré una de las ventajas de tu genero.—

Francisco aprovechó sus habilidades celestiales para satisfacer durante cuatro horas a su compañera de vagón. Cuando la contenta Samanta fue a su puesto, lo notó colgando entre sus piernas.

Los últimos doscientos cuarenta minutos, Samanta había sido la mujer más feliz del mundo. Ahora tendría que encontrar la felicidad como varón.

A veces los dioses son sádicos.

[1] Beneficios de la omnipotencia.

Villanía del martillo.

-¿Sabes?- Dijo la voz con algo de cinismo.-Si Héctor hubiera derrotado a Aquiles probablemente tú y yo no estaríamos aquí. Pero supongo que culpar al asedio de Troya de tus problemas actuales no es algo que hagan los caballeros ¿Verdad?- La cínica voz oculta en la obscuridad cambio de posición mientras el héroe trataba de liberarse de las cadenas.

-La caída de Troya fue el inicio del mundo moderno ¿No es así? Fue cuando la gente comprendió que era injusto que un hombre que tuviera todas las ventajas se cubriera con gloria. Con esto las cargas con inferioridad numérica, los hombres con honor en la guerra, invadir Rusia en invierno y muchas otras proezas de estupidez heroica fueron realizadas. Igual que la tuya.

Y eso no ayudó a nadie, tampoco ayudaron las religiones con su promesa de recompensas post mortem o batman con su pretenciosa manera de resolver las cosas. Dime ¿Realmente crees que Batman puede ganarle a Superman? El dinero y la inteligencia son escasas, pero no compiten con el poder de un dios. Y yo pretendo ser el nuevo Dios.

Mientras tú tenías ventajas físicas que no te voy a negar, yo decidí que las reglas no aplican a mí. ¡Mírate! encadenado cual animal. Oh cierto, te saqué los ojos. Es irrelevante…

Tú querías una pelea justa y yo quería ganar, desperdiciaste tus ventajas para mostrar empatía por aquellos lastrados por su mediocridad. Seres débiles e inútiles que me glorificaran por derrotar al superhombre con todo en contra. Mentes que olvidarán que tú en realidad queras ser el héroe.

En fin… Supongo que deseas saber cuál era mi plan. Pero yo necesito demostrarle nada a nadie, por lo tanto te mataré para evitarme correr algún riesgo.-

El martillo destruyó la cabeza.

La guerra de Tuks

El prisionero esperaba pacientemente en su celda. Ellos no mataban a sus cautivos y nosotros compartíamos la cortesía. Si bien no existían los intercambios de prisioneros teníamos el acuerdo tácito de no ejecutar a nadie.

Este prisionero en específico tenía un estatus heroico. Cuando capturamos la estación militar de Gad-18 los diversis habían evacuado a todo el equipo y personal. Solo permanecía Tuks que se había quedado en la base para evitar que una fuga de acetileno destruyera  por completo el bosque.

El sistema militar de los Tuks está diseñado con una maestría impresionante. Aunque cada soldado conoce su objetivo y cuenta con suma libertad para ejecutarlo, difícilmente puedes obtener algo de información cuando capturas uno. Los interrogatorios solo sirven para conocer información obvia, por ejemplo:

-¿Cuáles eran tus órdenes?-

-Proteger la base, hasta recibir nuevas órdenes.-

-¿A dónde iban a enviar los suministros de la base?-

-Aún no he recibido esta información.-

Un observador poco experimentado puede creer en la posibilidad de que los diversis mientan, pero en realidad se trata de un sistema que les da suma flexibilidad en la batalla y nulas fugas de información.

En el caso de Tuks la situación era un poco diferente, él es un civil en la sociedad diversi. Antes de la guerra él era un naturalista conocido. Tenía su equivalente a un programa de televisión y permaneció en la base solo para evitar un daño ecológico serio.

Dicho esto la mayoría del personal militar respetaba a Tuks de la misma manera en la que respetarías a un bombero o a un científico.

Como dicta el procedimiento lo llamé a mi oficina para interrogarlo, me había preparado para una sesión que evidenciara su doble ignorancia (la de civil y la de diversi), hasta que le pregunté:

-¿Sabes por qué estamos en guerra?-

-Nuestros auténticos enemigos son los Mesons, desde hace algunas generaciones tratan de destruir nuestra población utilizando armas biológicas. Yo mismo estoy contagiado por una especie de virus dérmico. Estas manchas negras duelen, nos hemos visto en la necesidad de invadir otros planetas solo para extraer recursos para la fabricación de medicamentos y continuar con la lucha por lo que queda de nuestros primeros mundos.-

La respuesta me impactó, según mis informes nuestra relación con los Diversi siempre había sido una guerra accidentada con periodos de paz inestables. Hoy yo conocía la causa del conflicto. Lo despedí. Si los Diversis peleaban en dos frentes era la primera inteligencia autentica que teníamos en el conflicto, una ventaja autentica en una guerra atrasada. Al parecer nadie había hecho está pregunta a un diversi.

-Me has sido de mucha ayuda Tuks. ¿Quieres un poco de naranja? Es una fruta endémica de la tierra. No creo que haya un equivalente diversi a esta fruta, pero no sería la primera vez que compartimos alimentos.-

-Muchas gracias capitán, no hay mejor investigación que la culinaria.-

A los días de aquella parca entrevista me disponía a enviar un informe más detallado sobre mi situación en la base y mi pequeño descubrimiento cuando mis hombres me informaron que Tuks quería hablar conmigo.

-¡Capitán! Usted puede detener la guerra ahora mismo.-

-¿De qué demonios hablas? ¿Sabes algo que nos estás escondiendo?-

-No ustedes lo escondían.-

-Si hablas de un traidor, más te vale desembuchar o vas a ser el primer Diversi torturado en esta guerra.-

-La naranja capitán, sus jugos contienen alguna clase de ácido orgánico.-

-¿Y qué con eso?-

-las bacterias meson necesitan un pH alcalino para sobrevivir y nosotros necesitamos hidratos de carbono para curar las heridas. ¡Es perfecto!-

En algún momento Tuks se paró sobre mi escritorio para hacer énfasis, no me había dado cuenta.

-Tuks, bájate de mi escritorio y dime que pretendes.-

-Necesitamos naranjas, toneladas de esas frutas ¿Existen otras con características similares? ¡Puede negociarse la paz! si tenemos una cura inmediata para sus armas biológicas los meson estarán completamente vulnerables.-

Me agradaba Tuks. Pero era necesario evitar que hablara, si la guerra se detiene el presupuesto se acaba, los chicos regresan a sus casas para vender autos o trabajar en las fábricas de sus padres. La guerra debía continuar indefinidamente.

Ordené a un cabo llevar al prisionero a un puerto neutral y que le dejara claro a Tuks que las naranjas son un bien invaluable de la humanidad y que la única manera de obtenerlas es comprarlas a precios exorbitantes o arrancarlas de nuestras muertas manos.

Me odio tanto por esa decisión. El cabo desertó y junto con el naturalista negoció la paz entre humanos y diversis, ahora es el héroe de la tierra y un megamillonario.

¡Su maldita familia cultivaba limones! Y ahora tienen la exclusividad en la venta de cítricos a los diversis. Mientras tanto, yo espero en esta oficina a mi superior.

«Orange and cross section». Disponible bajo la licencia GFDL 1.2 vía Wikimedia Commons.
«Orange and cross section». Disponible bajo la licencia GFDL 1.2 vía Wikimedia Commons.

-¡Capitán!-

El jefe de estado me mira con su carcteristico desprecio.

-Sus instrucciones son las siguientes: Llevara su contingente de tropas a al cuadrante Diar Beta III para apoyar a los ejércitos diversis.-

La mitad de los mundos donde los mesons sean expulsados serán propiedad de los humanos.

La guerra continúa.

Modus Operandi Fructum

Es muy difícil para mí publicar está entrada.

Uno no puede escribir sobre un crimen sin que lo relacionen con la víctima o el victimario.

De hecho lo primero que se me ocurrió fue el crimen y el cómo ejecutarlo. Los personajes vinieron después y fueron creados para darle credibilidad al resto de la historia.

Ya saben que pueden comentar  en el panel de abajo. Y ya se que dificilmente esto es ciencia ficción.

Los detectives observaban el fofo cadáver tirado en el piso de cemento, los restos de una sandía putrefacta se mezclaban con la sangre coagulada en el piso.

Uno de los detectives se armó de valor e hizo un comentario.

-Veintidós años de casados.-

El investigador y el forense no prestaron atención al comentario y continuaron con su trabajo.

 

 

Veintidós años odiando a aquel hombre.

Marisol se había casado con el muchacho guapo del carro deportivo soló para molestar a su madre. A los dieciocho años de edad todavía odiaba a su católica y conservadora madre.

El carro deportivo se fue haciendo viejo. La pintura se oxido, el motor empezó a traquetear, la tapicería se fue rompiendo y los faros se volvieron opacos. Pero el nunca cambio de automóvil, no podían pagar uno nuevo.

El muchacho guapo con el tiempo engordo, se le cayó el pelo, los dientes se pusieron amarillos, el consumo de alcohol y tabaco incremento, se dejó de rasurar la barba, el pantalón dejo de abrochar y la piel se puso grasosa. Pero él seguía usando playeras sin mangas para salir en la calle.

Cuando eran novios él la visitaba en el parque que estaba enfrente de la preparatoria, nunca fue a buscarla a su casa. La llevaba a cines y restaurantes en partes de la ciudad donde solo vivía gente con mucho dinero. Ahora el único lugar que visita es la iglesia. Lo hace sola y en un horario diferente al que van sus padres para no pasar vergüenza.

Con el tiempo los aspectos positivos fueron reemplazados por aspectos negativos que se acumulaban con los previos defectos de su marido. No había ningún aspecto positivo en su matrimonio.

De recién casados vivían en una casa nueva de tres metros de frente por tres de fondo y un solo piso, veintidós años después vivían en la misma casa pero más deteriorada, Marisol solo había terminado la prepa cuando se casó. Su marido tenía una licenciatura trunca en administración de empresas. La pareja sobrevivía con las comisiones que ganaba Marisol vendiendo en una tienda departamental.

Su marido no podía conservar un empleo. Los pretextos eran muchos:

-mi jefe es un explotador-

-La paga es muy mala-

-no quiero trabajar sábados y domingos-

-no quiero trabar los sábados-

-de nueve a seis no me da tiempo de hacer mis cosas-

-quieren que me pongan camisa-

-¿Qué quieres? así soy yo-

Un día su marido se sentó a ver televisión y no volvió a intentar conseguir un empleo. Su agenda diaria consistía en ver televisión hasta quedarse dormido, comer e ir a la cama para tener sexo.

El sexo era lo que Marisol realmente odiaba, su marido tenía un fetiche con las frutas. La noche de bodas convirtió un plátano en puré utilizando la entrepierna de Marisol, el fetiche siguió progresando indiferentemente de la situación de la pareja.

En una ocasión la compañía les cortó el suministro de agua por atrasarse con los pagos  y Marisol paso una hora llorando en el baño mientras retiraba restos de naranja de sus orificios utilizando papel higiénico.

En otra ocasión la mujer despertó amarrada a la cama mientras le introducían diferentes  frutas fálicas en su cuerpo, tuvo que reportarse enferma en el trabajo por tercera vez en el mes pero cuando se presentó a trabajar al día siguiente nadie dudó que lucía devastada.

La única manera de evitar recibir palizas o despertar amarrada era comportarse consensualmente cuando su marido satisfacía su frutal deseo. Lamentablemente eso lo orilló a buscar formas más imaginativas de aprovecharse de la fruta y su esposa.

El martirio de la fruta termino el día en que Javier se quedó dormido a mitad del coito. Con cuerpo adolorido Marisol escupió la manzana que tenía en la boca y procedió a retirar el pepino que estaba incrustado en su ano. Se sintió agradecida cuando vio que se había quedado dormido antes de utilizar el melón y la piña. (Él nunca antes había utilizado las dos al mismo tiempo).

Dos días después Marisol regreso a la casa temprano, había renunciado a su empleo. Su marido absorto en la televisión no volteo a verla. En el congelador del refrigerador reposaba una sandía, llevaba dos días en el refrigerador permitiendo que el agua se transformara el hielo.

Con voz apenas audible Mariana dijo:

-¿te gusta la fruta?-

La sandia congelada impactó contra la cabeza de Javier. Mientras el trataba de levantar su obesa figura recibió otro golpe en el cráneo causando una hemorragia cerebral…

 

 

Meses después los investigadores tomaban fotografías del cadáver de Javier, aquel pobre diablo había sido asesinado por su esposa o al menos eso sugerían los vecinos.

El reporte dice que Javier estaba comiendo sandia cuando alguien lo golpeo en la cabeza, sin el arma homicida y la esposa desaparecida el caso quedaría abierto durante décadas.

La Piña Comentarista

Es una piña amargada.

Más de uno de nosotros ha tenido la oportunidad de expresar su opinión en una página de internet. Si acostumbras pasar mucho tiempo en la red te darás cuenta de que suelen aparecer numerosos debates en la sección de comentarios, algunos tan violentos que se pensaría que si no hubiera una página de internet de por medio, estos dos pensadores se matarían a puño limpio.

Pero existe una sorpresa: muchos de las opiniones contradictorias son escritas deliberadamente para molestar e incitar a los violentos debates previamente mencionados.

Así lucen cuando pelean en la sección de comentarios.
Así lucen cuando pelean en la sección de comentarios.

¿Por qué una persona disfruta iniciando discusiones sin sentido que solo sirven para saturar la red?

Es por que no es una persona, más bien es una piña que desea sentir la emoción de un debate. Con numerosos Alias en la red, esta fruta inicia complicados debates que no llevan a ningún lado. Ocasionalmente un tema no tiene suficientes lectores y hace que sus propios personajes peleen entre ellos.

Ese comentario grosero de internet, pudo ser escrito por una fruta de 500g
Ese comentario grosero de internet, pudo ser escrito por una fruta de 500g

El método en el que la fruta tiene acceso a internet es un misterio para mí, pero las motivaciones son obvias:  esta fruta está deseosa de atención.

Si no eres una piña, tus comentarios son bienvenidos…

Cuentanos sobre la fruta malvada

El plátano malvado.

En realidad no es una banana pero es un descendiente directo de la familia de los plátanos. Se conoce a sí mismo como “Su alteza serenísima, el doctor Platanae máximo gobernante del reino vegetal” Es el único de su especie. Gobierna a las frutas y las verduras de su planeta con puño de hierro. Cuando por fin aprendí su idioma, lo entrevisté. El asesinó a todos los vegetales inteligentes para poder gobernar el planeta… y nadie mas lo sabe.

Es malo
Tambien le gusta molestar a las semillas

Andamos escasos de historias de vegetales malvados ¿tienes una? ó si quieres comentar esta historia hay otro formulario mas abajo

Si quieres enviar una historia