GodSlayer

Sha vio el cisne colocado en el manzano, frunció el ceño, le pareció extraña la presencia de un cisne tan lejos del agua y estaba muy seguro de qué esas aves no suelen tener ese tamaño, el aura dorada también era sospechosa.

—Hola Sha, Soy un cisne común y corriente que ha elegido este árbol para… hacer lo que sea que hagamos los cines cuando aterrizamos en un nogal.

Sha comenzó a apuntar al cisne parlante con su arco y flecha, era un animal más grande de lo común y en la aldea les vendría bien la carne.

—Estás en un manzano Cisne, ahora quédate quieto.

El cisne miró a su alrededor.

—Oh es cierto, esas rojas son manzanas, inicialmente yo creí que eran ciruelas. Cuando regrese haré que los manzanos den ciruelas y se llamen nogales.  ¿Sabes si los cisnes comen manzanas?

—Nunca he sido un cisne así que no estoy seguro. —Nuevamente tensó su arco y apuntó al corazón del ave.

—Vengo a preguntarte ¿Qué opinas de los dioses? Una opinión honesta, lo que le dirías a un ganso común y corriente sin poderes ni contacto con los elementos celestiales, ya sabes, algo entre tú y yo.

—Pues honestamente me considero un ateo, ahora no te muevas que no quiero romper mi flecha.

—¿Cómo que un ateo? Eres un aldeano primitivo en un valle olvidado, faltan miles de años para que tu especie descubra cómo trabajar el bronce, ¡tus sabios ignoran prácticamente todo sobre cómo funciona el universo! ¿y me sales con qué eres ateo? Bueno… No es que yo deba saber esas cosas, son un simple cisne parlante que ha venido a comer en este cómodo… —El cisne verificó los frutos del árbol. —manzano.

Sha liberó su flecha que atravesó limpiamente el corazón del cisne.

—Las plumas servirán para nuevas flechas, la carne se pone dura si el animal agoniza por eso es importante matar limpiamente al ave.

Amarró al cisne  con un cordel de tripa de venado y lo colgó de su cintura.

—Si existe un dios ¿Por qué crearía a un animal tan idiota que conversara con un cazador?

Los dioses nos visitan utilizando disfraz.

Diez cosas que creías que son satánicas pero no lo son

Diez cosas que creías que son satánicas pero no lo son.

Las religiones monoteístas tienen la muy oportuna característica de asignar cualidades malignas a todo lo que no las incluya, eso facilita a los creyentes llevar una vida de completa santidad discriminando y rechazando cualquier cosa que no beneficie a los líderes del culto, pero resulta que hay muchas cositas que nos hicieron creer que son satánicas y no lo son.

A continuación una pequeña recopilación.

  1. Las películas extranjeras. Si… Ya sé lo que te platicaron sobre Cincuenta Sombras, Noé, Amélie y Kung-Fu panda, pero no es necesario escandalizarse, notarás que en las películas extranjeras hay más que inexactitud bíblica, libertinaje y animales parlantes.
  2. El inconformismo político. El reinado por derecho divino es un invento de (redoble de tambores) los reyes, descubrirás que más de un honorable personaje bíblico mató al rey en turno. Si el presidente, primer ministro o gran líder están por decretó celestial, no te preocupes, nuestro inconformismo solo es parte del plan divino.
  3. Las películas de terror y espectáculos similares. Amigos del alma, el mensaje de las películas de terror que implican satanismo es muy claro: Jugar con el diablo hace que le sucedan cosas horribles a la gente. (Creo que el mensaje es a favor de tu equipo.) Las demás películas no tienen relación al respecto. Así que podemos dejarlo por la paz.
  4. El Metal. El rock pesado tiene esa facha satanista para vender más discos, si realmente adoraran a Belcebú utilizarían trajes de cinco piezas, zapatos de piel de carnero y trabajarían de 09:00 a 15:00 en la bolsa de valores. ¿Quién haría pactos con el diablo para pasar 130 horas semanales en carretera con otros cinco músicos?
  5. El calentamiento global. Negar el calentamiento global porque “Dios controla el clima” es como negar la existencia de crímenes porque la policía los prohibió, el calentamiento global no solo pone en riesgo el equilibrio ecológico de nuestro planeta, también apeligra los viñedos internacionales comprometiendo directamente el acto de comulgar.
  6. Los tatuajes. Si las modificaciones al aspecto humano fueran una agresión diabólica también deberíamos prohibir los tintes del pelo, el maquillaje, el gel para el cabello, los rastrillos, los peluqueros, las cirugías plásticas y los arreglos dentales estéticos.
  7. Ir por la vida sin una clara indicación de tu fe. Yo sé que no te imaginas sin esa cruz en el cuello o sin ese pescadito en tu carro, pero te sorprenderá notar que no sucede absolutamente nada si decides ir por allí sin tu indicador reglamentario de tu religión. (También aplica para equipos deportivos).
  8. Las fantasías épicas. Todas esas historias de enanos, elfos, trolls y héroes con peinados perfectos a pesar de la mala higiene del siglo X fueron creados como una herramienta narrativa en la Europa occidental, están completamente desvinculados de las creencias generadas por unos pastores de Asia menor.
  9. Los chalecos. A pesar de ser considerados por muchos como la aberración deforme de una prenda anteriormente aceptable, los chalecos se limitan a ser una pieza de ropa que cumple con funciones térmicas y nada más. No hay que preocuparse.
  10. La higiene. Si vas a marchar, peregrinar, desfilar o participar en cualquier movimiento masivo por las calles de la ciudad para expresar tu fe, ten la cortesía de depositar tu basura en bote.

¿Qué más debería agregar a la lista?

El gran pollo sabio

—Te digo que es una estafa, comienzas a parecer un palurdo.— Frank enjuagaba  su tasa corporativa, en la cocineta de la empresa todo tenía el logo de la compañía o un color chillón previniendo el daño por ensuciamiento.

—Aunque sea una estafa, se trata de una estafa realizada por un genio del ajedrez.—

—Estas exagerando, solamente subestimaste a tu rival, a fin de cuentas era un pollo.—

—Era un gallo azul, y me ganó en seis movimientos.

—Hagamos lo siguiente Melvin, investiga donde estará la feria el próximo domingo, yo llevaré inocentemente a mis hijos a la feria y tu harás lo mismo. Te demostraré que “El pollo sabio” es una estafa para pueblerinos.—

—No digo que el pollo sepa jugar ajedrez, solo digo que el sujeto que le dice al pollo que fichas mover es justo lo que necesitamos para Núcleo Delta.—

Era una típica feria norteamericana, los niños corrían entre el lodo debatiéndose entre comer el algodón de azúcar o vomitarlo en una montaña rusa de dudosa integridad estructural, Frank y Melvin habían dejado a su hijos en zoológico de contacto al cuidado de sus respectivas esposas, lo cual permitía: a) Que los niños alimentaran a una cabrita b) Las chicas podrían conversar un rato sin las interrupciones de los infantes y c) Qué Frank, cuarto lugar nacional en ajedrez pudiera retar al “Pollo Sabio.”

—¡Acercaos estimado publico! ¡El pollo sabio está buscando a un retador en la famosa comunidad de… de…—

—¡Green valley!— Gritó alguien del público.

—¡Green valley! Aquel que logre derrotar a mi Gallo Azul en una partida de ajedrez podrá ganarse uno de los siguientes premios— El anunciador señaló a una vitrina con productostos electrónicos que llevaban por lo menos cinco años viajando por los condados del país.

—¡Yo quiero intentarlo!— Gritó Frank, y se acercó al escenario pagando los diez dólares por el intento.

—Es una cosa muy sencilla señor, si usted le gana a mi Gallo Azul entrenado, puede llevarse cualquier premio de la vitrina, si pierde en seis movimientos le daré un peluche de consolación, pero si es derrotado rápidamente no hay nada más que vergüenza.— El anunciador hizo un un ademán teatral hacia el asiento. —¿Está listo?—

—¡CoCoooo!— Dijo el pollo de manera indifirente.

Los hijos de Frank jugaban con un flamante rinoceronte rojo de peluche.

Willy “El anunciador” Meléndez, cargaba su camioneta bajo la atenta mirada de su gallo azul, repentinamente se sintió rodeado,  a veces alguien no se tomaba bien perder contra un pollo, agarró un fragmento de tubería de hierro y se giró lentamente. La vida en la feria da muchas sorpresas: en lugar de media docena de granjeros ebrios y enojados, vio a un par de  nerds unas chicas citadinas con ligero sobrepeso y a cuatro niños pequeños.

—Hola señor Wlly, venimos a felicitar al ganador. Su pollo—guiño— ha derrotado al cuarto lugar nacional en ajedrez.— Le extendió una mano amistosa.

—Tiene que aceptar que fue una victoria justa.— Comentó Willy aún preocupado por las consecuencias de humillar a un ajedrecista importante.

—Una victoria justa e impresionante.— Dijo Frank con una sonrisa. —Ni siquiera en los torneos profesionales se puede ver un Gambito Von Groom[1] adecuadamente ejecutado.—

—No le queremos quitar su tiempo, verá: Mi amigo Frank y un servidor nos dedicamos a diseñar computadoras. Estamos trabajando en una maquina muy especial que no sabe nada y queremos que su pollo—guiño— entrenado le enseñe a jugar ajedrez-

—¿Construyeron una computadora que no sabe nada para que aprenda a jugar ajedrez?—

—Es más complejo que eso señor, una máquina que aprende no necesita de un humano que le añada información y si es buena jugando al ajedrez podrá resolver muchos problemas sin la intervención de la gente.—

—Ok…—

—¡CoCoooo!— Añadió oportunamente el pollo.

—Estamos dispuestos a pagarle para que usted y su pollo—guiño— nos visiten y jueguen algunas partidas contra nuestra computadora. —

En el vehículo de regreso Melvin platicaba con su esposa:

—Una mente como la suya atorada en una feria ambulante, un desperdicio de potencial.—

—Probablemente sus padres trabajaban en la feria, simplemente se quedó en el negocio familiar.— Contestó su amada Samanta.

—Me pregunto cómo hará para decirle al pollo que piezas mover.—

—Hace trampa papá, en la escuela hay un niño que sabe hacer que los cuervos se metan a los charcos con su apuntador laser.—

Los adultos meditaron el concepto durante unos minutos, parecía una solución muy simple para aplicar en la feria.

—¿Puedo tener un apuntador laser también?—

—Primero aprende a jugar ajedrez.—

Willy Meléndez se presentó puntual a las ocho en las oficinas de Delta Hardware, con su pollo…

—No esperábamos que trajera al animal.—

—Si no ¿Quien va a jugar?—

—¡Hola!— Núcleo Delta saludó con un acento característico de los ordenadores asesinos.

—¿La computadora habla?—

—Aprendió a hablar hace unas semanas. ¿Parece muy sorprendido para alguien que tiene un pollo ajedrecista?—

—Paso por mi ave en ocho horas.— Willy dejó a su animal en la mesa y salió del lugar con algo de incomodidad. Frank estaba a punto de detenerlo cuando vio que el pollo diligentemente comenzaba a acomodar las fichas en el tablero.

Un brazo mecánico se extendió y comenzó a organizar el tablero.—Permíteme que te ayude… Pollo.— Minutos después el animal y la maquina se enfrascaban en su segunda partida.

Al día siguiente Frank se sentó enfrente de Núcleo Delta, sacó el tablero y comenzó a colocar las fichas.

—No sé cómo le enseñaron a jugar a ese animal, pero veamos que aprendiste tú.—

—¡CoCoooo!— Le contestó la computadora.


[1] Por su puesto que no se ve; el gambito Von Groom es una jugada prohibida.

20 Microrelatos horribles.

  1. Cuando llegó, la rana estaba cubierta de oro.
  2. Son doscientas almas que no conocerán el honor de la derrota.
  3. En cuanto vi su sonrisa supe que sería la mejor relación de mi vida y que acabaría en un fracaso.
  4. Doscientos centímetros cúbicos de motor, impulsado por ardillas rabiosas.
  5. La ley marciana impide que interroguemos al perro.
  6. Afortunadamente la ciencia demostró que la arañas de veinte metros son una imposibilidad, por lo tanto catalogaremos a este animal como una nueva especie.
  7. Diseñé una motosierra con sentimientos: siente empatía por los arboles.
  8. El rey ordenó que le cortaran los brazos al abrazador real.
  9. La mujer de cera se fundió al calor de la mirada.
  10. La espada cantarina ahora reproduce mp3.
  11. Coloqué la misma estatua obstruyendo la visión de todas las ventanas, el sentido de la orientación es lo primero que se pierde en esta prisión.
  12. Fue necesario inyectarle el antibiótico en las axilas.
  13. Después de reprobar las pruebas de aptitudes, se me catalogó mujer de segunda clase, las opciones son pocas: maniquí humano o prostituta.
  14. Coloqué la mente de un gato en el robot, sabemos que es cien por ciento operacional pero el animal se niega a hacer algo en horas laborables.
  15. El cargamento de productos para supermercado se extravió mientras atravesaba la nube de Ôort, sabemos que algunos de los artículos naufragaron en planetas primitivos donde fueron la causa de algunos cultos cargo.
  16. Si la critica supiera que están alabando los poemas de un humano en lugar de un robot, cometerían suicidio.
  17. A nadie sorprendió que las cucarachas se adaptaran a las condiciones marcianas.
  18. Existen numerosos precedentes de agresiones sexuales perpetradas por ropas inteligente.
  19. Modifiqué genéticamente las sandias para que crezcan en arboles altos, las jirafas nunca habían sido tan felices.
  20. ¿Se ha considerado la posibilidad de un universo alterno exactamente igual al nuestro?

¿Algún microrelato favorito?

¿El huevo o la gallina?

Estudios paleontológicos recientes demuestran que numerosas especies de dinosaurios se procreaban por medio de huevos. Muchos animales ovíparos existieron antes de la aparición de las primeras gallinas modernas y primitivas. Por lo tanto podemos afirmar que el huevo existió mucho tiempo antes de la gallina.

By Daderot (I took this photograph.) [Public domain], via Wikimedia Commons
By Daderot, via Wikimedia Commons
Como un agregado al argumento podemos decir que un gallinasaurio (O el ancestro directo de la gallina moderna) puso un huevo con una especie un poquito más evolucionada que su madre.

Expresado de otra manera el gallinasaurio puso un huevo de gallina.