15 Confesiones de secretas de escritores.

Hola lectores y lectoras. Durante varios meses le pedí a varios escritores de diferentes estilos, que me contaran algo que ellos mismos no se atrevieran a publicar. Ya sea por proteger su imagen o por simple vergüenza.

Ellos me dieron la confesión bajo la premisa de conservar su anonimato. Yo les comparto algunas de sus confesiones. Algunas son tristes, otras divertidas y varias son muy raras. Creo que si enserio te quieres dedicar a escribir deberías leer esto. Tal vez prefieras que sea un hobby.

Odio a mis lectores, es cierto que ellos pagan mis cuentas. Pero si pudiera escribiría algo diferente. No sé si Carlos tenga el mismo problema que yo a la hora de dibujar.
Viejas fáciles, un cabrón buscando venganza, disparos, puñaladas y ya fueron treinta páginas.
Lo que de verdad me jode; es que siempre que trato de encontrar otro trabajo me dicen: Tú eres el de XXXXXXXX XXXXXXX.

A veces me lo dicen con risa y otras con desprecio. Intenté hacer un web comic para que la gente me relacione con otras cosas, pero al parecer hay que saber qué es lo que está de moda y yo ya pasé de moda.

Escritor de historietas dirigidas a adultos. (15 años en el negocio.)

Siempre tengo comida chatarra en la casa y nunca rechazo una buena hamburguesa.

Escritor de un blog de nutrición y salud. (2 años publicando.)

Los domingos utilizo sandalias con calcetines.

Columnista de moda. (3 años en internet, 1 año en revista.)

Durante las elecciones pasadas, escribí una nota positiva sobre una diputada. Solo porque me acosté con ella. Casi no fue leída y solo la comentaron tres personas en la página de internet, pero yo sé que estuvo mal.

Reportero. (4 años en sociales, 5 en política.)oh_god_why_in_hd_by_lemmino-d61t8ou

Amo cuando un hombre se desvive para complacerme.

Autora de un blog feminista. (6 meses publicando.)

Una vez fui juez en un concurso infantil de cuentos. Uno de los cuentos eliminados en la primera ronda era muy bueno. De hecho es mi libro más vendido. Sigo intentando contactar a la niña para darle su parte de las ganancias.

Ilustradora y cuentista infantil. (7 libros publicados.)

Cuando tenía 19 años decidí que quería ser escritora, cuando se lo comuniqué a mi papá se burló de mí y me dijo que igual podía ser recepcionista en su despacho. Me enojé mucho con él y me fui de la casa. Mi trabajo en Burger King no me dejaba para pagar comida y la renta. Estaba a punto de regresar para aceptar que él tenía razón. Pero un día una excompañera de trabajo me sugirió sacar algo de dinero extra usando la sexcam. Estaba tan desesperada que acepté. Al principio hacia presentaciones en la casa de ella y nos repartíamos las ganancias. No se me olvida que muchos de los clientes, eran más educados, amables y sencillos que los amigos que tenía cuando era una daddy girl. Ganaba muy buen dinero y trasladé el negocio a mi departamento. Las presentaciones me ayudaron a ganar un muy buen dinero y dejé la comida rápida para dedicarme a estudiar (literatura) y el ciberscort.

Uno de mis antiguos amigos se enteró de mi nuevo modo de vida y me fue a buscar, de no ser por mi vecina que llamó a la policía. (Que tardó cuarenta minutos en llegar.) La paliza hubiera terminado en violación. Durante el proceso legal me enteré de que mi madre, mi padre y mis hermanas oficialmente habían renegado de mí. Desde la denuncia hasta el encarcelamiento solo tuve el apoyo de algunas de mis nuevas amigas.

Fue en esa época cuando escribí XX XXXXXXXX XX XXX XXXXX afortunadamente el libro se vendió bastante bien y me abrió las puertas al mundo literario. También fue cuando comencé a escribir por necesidad económica. Han pasado cuatro años y ya estoy segura de que no voy a volver a tener un cuerpo bonito. A veces quisiera haberme quedado en casa.

Escritora de novela rosa y activista contra la violencia de género. (4 novelas publicadas.)

 

Yo creo que Hawkeye es mejor que Ironman.

Escritor de un blog de comics. (1 año publicando.)

 images (1)

Estoy enamorado de mi principal crítica y detractora.

Escritor de ciencia ficción (3 novelas publicadas.)

Una vez estaba tan ebrio que escribí un poema en Excel. Muy bueno, por cierto.

Poeta. (Incontables resacas previas.)

Una vez vi un tutorial sobre cómo hacer vodka y me robé las papas del huerto de mi vecino.

Crítico de cine. (7 meses publicando.)

Todavía le robo cervezas a mi papá.

Reportero. (30 Años en deportes.)

Tengo una laguna mental donde debería haber un viaje a México. Más específicamente a un lugar llamado Tequila.

Escritor de viajes y turismo (6 años en revista.)

Una vez abandoné una cubeta de pollo frito en un gimnasio. Solo para molestar.

Columnista. (7 meses en periódicos.)

Tengo un blog secreto donde me dedico a escribir sobre barbas y bigotes.

Escritor de un blog sobre Linux (1 año hablando sobre barbas y bigotes.)

Conocí a mi novia vía twitter. Todos creen que fue en una convención.

Autor de un libro de matemáticas. (1 libro publicado.)

Tengo once decks de Yu-Gi-Oh!

Escritor de deportes (2 años publicando.)

 

Estoy escribiendo esto completamente desnudo.

Cronista. (2 Años en medios impresos.)

A veces me siento triste.

Cerdito Verde (Dos años publicando)

Esas pesuñas no quieren dejar de teclear.
Esas pesuñas no quieren dejar de teclear.

¿También quieres confesar algo? Puedes ponerlo aquí y será un secreto. No duden que tendremos una segunda parte.

Anuncios

El fantasma nudista.

//

¿Alguna vez se han preguntado por qué los fantasmas tienen ropa?

Ya sea alguna prenda con la que murieron, como una esfera de luz ectoplásmica, en una nube neblinosa o una sabana blanca. Los fantasmas cuentan con una adecuada censura que les permiten aparecer en grabaciones, fotografías y casas abandonadas sin herir las susceptibilidades del sector conservador.

Estas dudas han sido causa de numerosos debates entre los miembros de la comunidad cazadora de fantasmas. Dicha comunidad ha invertido horas interminables en sesiones que discuten las posibles soluciones a tan controversial cuestión. Como en la mayoría de los casos, la respuesta es muy sencilla: Un organismo fantasmal le brinda a cada nueva alma atormentada un cupón canjeable por un paquete de prendas fantasma.

Al igual que la mayoría de los organismos existentes, la organización de la censura fantasmal cuenta con una estructura burocrática que aumenta las penas de las almas.

Alex fantasma novato, que murió con prisa. Se encontraba demasiado desesperado como para permanecer inactivo los 25 años necesarios para el tramite. Así con todas (TODAS) sus extremidades expuestas al ambiente salio a atormentar a los mortales. Disfrutaba aparecerse en los vestidores de las tiendas para novias. Justo cuando jóvenes y bellas futuras esposas se encontraban solas en el probador, aparecía Alex meneando sus poco sensuales y fantasmales caderas.

Las reacciones eran muy variadas: Algunas salían corriendo a medio vestir, otras encontraban jocosa la aparición y mas de una tomó asiento y disfrutó del espectáculo. Se podría decir que la post-vida de alex era bastante confortable. En algunas ocasiones se aparecía en los asilos, colegios de señoritas y en las tiendas departamentales. Fue en una tienda departamental donde conoció a Manuel. Fantasma de un antiguo guardia de seguridad el cual le comento de su época pre- muerte, donde se enfrento a un nudista que gustaba aparecerse en las mesas de regalos de las tiendas de lujo y las boutiques para jovencitas inconformistas.

Con esta nueva información Alex disfrutó de mayor libertad para efectuar sus apariciones. Causando nuevos estragos en el sector conservador de la sociedad además de perjudicar numerosas noches de pasión en la comunidad.

Fue un ocultista que vio frustrada su finalización del celibato (30 años de abstinencia) quien identificó al nudista misterioso como un fantasma. Decidió adelantar su propia muerte para poder enfrentar a su rival en condiciones similares y tomar una justa venganza. Una ves en condiciones fantasmales el ocultista se vio impedido por el tramite de su cupón para atuendo fantasma.

Con la necesidad de venganza saliendo de sus cuencas vacías el ocultista descubrió la reconfortante brisa en su entrepierna. Con una mente menos nublada por la venganza, fue posible comprender las implicaciones recreativas de atormentar a los mortales completamente desnudo.

Todo esto llevó a la moderna tendencia de los fantasmas exhibicionistas. A su vez la sociedad se fue acostumbrando a las constantes apariciones nudistas. Los fantasmas mataron el Tabú del desnudo. Al final la gente le perdió el miedo al desnudo y a los fantasmas.