La venganza de las almejas

Entonces las almejas comenzaron a vibrar, rítmicamente en una coordinación inaudita el cuerpo del hombre se comenzó a mover involuntariamente, las conchas pegadas a su cuerpo impulsaban sus extremidades manejándolo como una marioneta con cien mil titiriteros coordinados para moverlo.

La luna iluminaba la caleta, un observador solo hubiera visto el reflejo blanquecino de la espuma, pero aquella noche algo se reunía bajo las aguas de la bahía, entre las rocas qué salpicaban la arena había vida, una creatura mucho más atenta qué el humano promedio lo hubiera notado, pero esa noche bajo la luz de la luna llena la caleta estaba desierta, exceptuando por las almejas.

Millones de almejas reunidas entre las rocas de bahía, se comunicaban, no como lo hacemos los humanos basándonos en las vibraciones de nuestras cuerdas bucales, las almejas se comunican utilizando sus apéndices. Milimétricas vibraciones en sus conchas dan razón de lo qué fuera un caótico  debate entre los principales representantes de la comunidad almejil.

Siendo creaturas competitivas y egoístas las almejas no suelen reunirse en grupos grandes, pero esta noche habla la vecina de la víctima, temerosa por su propia integridad ha llamado a sus líderes y estas a su vez contactaron a la reina de las almejas la cual ha llamado a sus súbditos a hablar a la caleta de la almeja.

Las almejas no tienen un lenguaje como el nuestro, pero aquella almeja expresa lo qué necesita expresar, no le gusta como las ve, es normal qué se coman a una de vez en cuando, a las almejas no les importa en demasía siempre y cuando no sean ellas. Pero lo qué él hace no es natural la manera como las ve, a la ultima la abrió y la “usó” no se la comió, solo le gusta observar cómo se retuercen después de verse forzadas, una mente criminal capaz de hacer cualquier cosa para su satisfacción, todo a través del sufrimiento y la confusión de una almeja.

Las almejas tomaron una decisión.

La mañana alcanzó al hombre, sintió su cuerpo pesado antes de qué el dolor punzara su piel, se levantó como si su musculatura estuviera hecha de arena semi-compactada, algo no estaba bien, se dirigió a su sintiéndose más pesado que de costumbre y fue cuando miró su brazo, al principio creyó que se había vuelto de piedra, pero conforme corría al espejo de su baño sus ojos terminaron de despertar y notaron el detalle.

Almejas.

Cientos de almejas se cerraban sobre su piel pellizcando cada centímetro de su cuerpo sus dedos, y el espacio entre ellos tenían almejas, los moluscos entorpecían su movimientos, aquellos bivalvos se encontraban en sus parpados en su entrepierna y en los dedos de sus pies.

Entonces las almejas comenzaron a vibrar, rítmicamente en una coordinación inaudita el cuerpo del hombre se comenzó a mover involuntariamente, las conchas pegadas a su cuerpo impulsaban sus extremidades manejándolo como una marioneta con cien mil titiriteros coordinados para moverlo.

Avanzó hacia el mar y jamás salió.

No era el primero, ni el ultimo.

Anuncios

Aviso Oportuno

Maligno terrorista internacional solicita esbirros leales para ambiciosa empresa de conquista mundial.

Requisitos:

Mayor de 25 años, estatura mayor a los 1.65m, con esposa e hijos que se puedan asesinar en caso de incumplimiento de contrato, preferencialmente alfabetizados.

Beneficios:

Turnos 24 X 48 en aislamiento total  con dos semanas de vacaciones al año. Salarios superiores a la ley (negociable después de la conquista mundial), seguro de vida, uniformes gratuitos y armas laser.

Interesados favor de presentarse en la guarida del Isaac Van Malote con solicitud elaborada y un almuerzo (se realizaran exámenes médicos) preguntar por el doctor Mc Villain.

shutterstock_153117149

Nuevamente con el psicólogo.

No soy de las personas que les tienen miedo a los psicólogos, a fin de cuentas me parecen profesionales inocuos que dedican la mitad de su tiempo a cosas no relacionadas a la psicología.

El problema es que en todo Jalisco solo hay un profesional dispuesto a atender a un cerdito verde, y el desgraciado tiene su consultorio en un edificio viejo de seis pisos con escaleras de caracol que prohíbe que los animales usen el elevador. De manera que mis cuatro cortas patitas deben batallar durante  los 95 escalones y cuatro descansos que se necesitan para llegar al consultorio del psicólogo.

Mi mecenas y compañero de habitación me mandó al psicólogo desde la depresión causada con el incidente del detergente y la chica[1].  El licenciado en psicología[2] ya me está esperando.  Es un espectáculo ridículo, por más que se esfuerza en esconderlo se trata de un centauro.  Supongo que creyó que la corbata lo haría parecer más “humano y profesional” pero el atuendo  me envía el mensaje de “genitales pequeños-complejo de inferioridad.” El problema con la corbata es que solo utiliza eso, no hay traje, pantalones, zapatos o calzoncillos. ¿Cómo espera que me acueste en un diván y me relaje, cuando un centauro  de dos metros parcialmente desnudo[3] toma notas a escasos doscientos centímetros de mi trasero?

Para hacer más cómoda mi visita, el mitológico profesional padece del síndrome do tourette, lo he visto en el banco[4] repitiendo vacíamente las últimas silabas pronunciadas por una desesperada cajera, mientras sus compañeras no dejan de echar indiscretos vistazos al órgano reproductor del atarantado pseudotáurocefalo. No ha tenido ningún episodio en consulta pero yo sé que lo padece y él sabe que yo lo sé[5].  Como él no tiene mucha experiencia analizando seres ficticios, más allá de aquellos mencionados en las épicas griegas, nos dedicamos a hablar de sus teorías de conspiración;

Por ejemplo el considera que el papel higiénico súper suavecito fue creado por los fabricantes de inodoros de porcelana para incrementar los precios de los juegos de baño.  También opina que las compañías farmacéuticas sabotean las investigaciones que demuestran los riesgos de vacunarse y tiene un elaborado árbol conspiratorio para demostrar que los ornitorrincos existen porque Zeus hizo un trio con un castor y un pato.

También tiene una opinión muy fuerte respecto a las papadas, considera que una buena papada es señal de una condición económica envidiable, el hecho de poder comer y ver tu Smartphone por periodos alargados demuestra que puedes vivir en el ocio. Un trio de papadas demuestra una condición social codiciada donde la comida llega hasta tu boca y tú puedes concéntrate en visitar los perfiles de tus antiguas compañeras de prepa[6].  El predice que algunas personas ya conspiran para vender papadas artificiales que permitan simular una situación socioeconómica que no se posee (similar a la ropa pirata o los relojes de imitación).

Y cuando lo contradigo se enoja conmigo, me insulta a mí y a los colegas autores de ciencia ficción[7], utiliza la palabra cerdo como un insulto además de burlarse de mis patitas y mi poca condición para subir escaleras.  La cosa va así:

-Tu problema, cerdo mugroso. Es que eres un adicto a tener la razón.-

-Cuida tu vocabulario, además tengo razón la mayoría del tiempo.-

-Si tus patitas no fueran tan cortas, dejarías de repetir que tienes razón todo el tiempo.-

-Y si tú usaras pantalones podrías usar los cajeros automáticos que hay en los centros  comerciales.-

-¡¿Qué tienen que ver mis pantalones con todo esto?!-

-Lo mismo que mis pezuñas ¡animal semialfabetizado!-

-Nadie está hablando de tus pezuñas CO-CHI-NI-TO.-

-¿Es lo mejor que tienes?-

-Salte de mí consultorio.-

-¡No puedo!  Pasan por mí hasta las ocho.[8]

-Entonces, espera en el baño.-

Cuando me quejé con mi mecenas del trato que recibo, él me dijo que ya conocía el comportamiento del minotauro pero que las visitas al psicólogo eran castigo así que tendría que tolerar las sesiones faltantes.

La papada: símbolo de la opulencia.
La papada: símbolo de la opulencia.

Ernesto (Mi mecenas) también lee los comentarios. Déjale saber tu opinión respecto al trato que me está dando.

[1] Las buenas obras se pagan caro. Yo protejo a mi mejor amigo de una mocosa mal vestida, que se pinta el pelo y el me obliga a subir 95 escalones tres veces al mes.

[2] Varios de los “doctores” que se dedican al psicoanálisis se limitan a poseer una licenciatura en psicología obtenida con dos años de arduo trabajo presentándose a clases 4 horas por semana, curiosamente son los más insistentes en ser tratados de “doctor” o “señor psicólogo”

[3] Excepto por la corbata

[4] HSBC es el único banco suficientemente pervertido como para darle una tarjeta de crédito a un ser mitológico sin pantalones cuya dirección oficial se encuentra en un país al borde de la quiebra.

[5] Y mi mecenas sabe que él sabe que yo sé que él sabe que yo sé.

[6] Las últimas fotos las vacaciones de Palas en las playas nudistas de Santorini son HOT HOT HOT.

[7] Como si los autores de los clásicos universales hubieran sido autores independientes 100% creativos y sin censura.

[8] Las calles de Guadalajara no son lugar seguro para que un cerdito viaje sin compañía. Esos anuncios donde hay un cerdito sonriente bañándose en la cazuela son evidencia del humor sádico de los mexicanos.

Nota del cerdo:

Gracias a mis atentos lectores por notar que alterno entre minotauro y centauro para referirme al psicologo. Para términos prácticos y de coherencia a la historia usaremos minotauro a manera de insulto hacia los centauros.

3 cuentos de navidad recuperados del basurero.

Lo prometido es deuda:

Hace una semana publiqué una lista con fragmentos de 30 cuentos navideños diferentes que fueron rechazados.

Con un poco de exhortación mía, ustedes votaron y seleccionaron tres cuentos para que fueran publicados aquí.

No puedo menos que sorprenderme por las diferencias entre los relatos ganadores, por lo que si ustedes votaron por uno de los tres relatos aquí publicados, me gustaría mucho que explicaran su voto en los comentarios.

Bueno ahora los ganadores:

El banco del fundador. (30)

Cada diciembre la gente utilizaba sus tarjetas de crédito indiscriminadamente, las deudas aumentaban y las solicitudes de préstamos se autorizaban a la mayor velocidad posible.  Casi dos mil años en el negocio bancario lo hacían el hombre más experimentado en finanzas. Recordaba las guerras de Saladino y la fundación de Venecia. Había vagado por el mundo enriqueciéndose. Colocó el primer banco de Suiza y fundó las primeras casas de préstamos en Nueva Ámsterdam.

El banco del fundador se llamaba, solo los grandes de las grandes corporaciones conocían la institución. Fue el banco quien financió a U.S.A. para participar abiertamente en la guerra. Y también fue el banco quien financió a Japón el ataque a Pearl Harbor.

El judío errante era el principal accionista del banco, recibiendo de Jesús la bendición de la extensión de su propia vida, hasta su regreso. El hombre forjo el imperio del capitalismo. Enriqueciéndose para que cada 25 de diciembre su personal reparta bendiciones a través del mundo, él es el hombre detrás de los milagros de navidad. Te puedo asegurar que cada pequeño milagro navideño, está relacionado con el hombre que los antisemitas no pueden perdonar.

 

El taller de Santa Claus. (6)

Existen una serie de explicaciones científicas que demuestran la imposibilidad de que un hombre en un trineo mágico reparta regalos a los niños buenos del mundo. He allí la falacia del argumento, no todos los niños que reciben regalos de navidad son niños buenos, de hecho el promedio anual de humanos con edad de cero a trece  años que mantuvieron un buen comportamiento durante todo el año es cero. Con un record de cuatro niños buenos en todo el año, al gordo bonachón le sobra tiempo para repartir juguetes durante las 32 horas que dura la víspera de navidad.

La asociación Taller de Santa Claus, Financiada por las acciones del mismo San Nicolás en las fábricas Chinas, invierte la mayoría de los recursos en investigar y espiar a los niños del mundo. Muchos elfos que han sido “rotados de sus puestos” critican abiertamente la doble moral de “El taller” ya que financiarse de fábricas chinas esclavistas y espiar niños se puede considerar malo. Entre las cosas completamente malas que hace “La asociación” es espiar a las mamás y las hermanas mayores de los niños para guardar las mejores fotografías en la colección de líder y fundador.

Un día, algunos de los empleados buscaron justicia para las antiguas niñas del mundo. Discretamente los elfos de santa entraron a la habitación y borraron la carpeta de porno.

 

La canción de las almejas. (9)

Podemos definir como Almeja al nombre con que comúnmente se conoce a varios moluscos bivalvos que viven enterrados en arenas o barros de las orillas de los ríos y mares. Al igual que todas las creaturas de la creación. Las almejas también tienen derecho a una navidad. Así que ellas celebran el nacimiento del hijo de Dios a su manera.

En un esfuerzo mutuo todas las almejas alrededor del mundo se concentran en buenos deseos, felicidad, esperanza y un futuro en el que las almejas sean los únicos habitantes del planeta. La concentración conjunta de millones de seres de profundos pensamientos en mentes simples genera un rayo mental que atraviesa el universo a velocidades mayores a las lumínicas hasta impactarse con un cuerpo planetario.

Si las condiciones del cuerpo planetario son aptas, la vida se empezará a desarrollar de manera que la evolución permita a la almeja existir. La simple existencia de almejas vivas en cualquier planeta implica que existen otros seres vivos que pueden llegar a superar evolutivamente a la almeja e intenten imponer una religión pagana. (Caso de la tierra).  Por lo que cada año almejíl las almejas envían su rayo mental con la esperanza de crear un mundo donde las almejas sean amas y señoras.

Y algún día durante su navidad, las almejas recibirán un mensaje que diga: Hemos tenido éxito hermanas.