Odiar es vivir

—¿Y qué te parece este?—

—Lo odio, supongo que luce igual que los últimos quince que vimos, mejor veamos el siguiente, ¿Qué es lo que dice su perfil?—

—Mide uno setenta y nueve, vive a tres kilómetros de aquí y es piloto comercial.—

—Así que es un piloto eh… —

Las dos chicas estaban sentadas en la cama, el objetivo de la “pijamada” era ayudar a Sandra con su rompimiento, hace apenas dos semanas ella desodiaba a Raúl, era incapaz de encontrar un solo defecto en él. Ahora estaba sentada con Sofía viendo perfiles de solteros en línea, ella odia las citas por internet, pero odia aún más que Raúl se casé la próxima semana.

—Sí, piloto comercial.—Hizo énfasis en la parte comercial, a Sandra no le gustan los militares. —Dice que odia el reguetón, las ciudades costeras, la astrología, los gatos y a las personas que fuman.—

—¡Siguiente!— Sandra se sirvió helado en una copa de vino.—Odia a la astrología, no es que yo crea en eso, pero yo odio a esos sujetos que van por la vida odiando a los que no creen en sus cosas lógicas.— Sofía visitó el siguiente perfil, a diferencia de su amiga era partidaria de las citas por internet, conservaba el método de leer primero los perfiles y luego mostrar la foto, cuando un hombre odia las mismas cosas que tú, es más fácil que te parezca atractivo.

—Asesor financiero, uno ochenta y cinco, vive a seis kilómetros—A falta de quejas o comentarios continuó leyendo.— Odia los vehículos todo terreno, el XBOX, los mariscos, a los mexicanos y también odia las granjas.— Su compañera hizo una mueca.

—Apuesto dos a uno a que es gordo, yo odio a los gordos. ¿Odia el XBOX? Una cita con él y va estar hablando de la superioridad de su playstation, de su computadora o yo que sé. Muéstrame la foto, si no está usando un fedora te pagaré la renta el resto del año.—

—Como supiste que usaba un fedora.—

—Elemental mi querida Sofía, si me hubiera dicho que odiaba los videojuegos pudo haberme engañado, pero mencionó una marca eso quiere decir que no odia toooodos los videojuegos y eso solo quiere decir una cosa: Que son muy importantes para él y que hay uno que desodia. Y ese tipo de sujetos siempre utiliza un fedora, es casi de ley. ¡Siguiente!—

—Odio a Sherlock Holmes—

—Tengo entendido que Conan Doyle jamás utilizó esa frase en sus novelas.—

—Estos sitios funcionarían mejor si pusiéramos lo que antiodiamos en lugar de lo que odiamos.—

—Nah, las listas serían infinitas. Las cosas que odiamos son específicas, el resto son solo detalles.—

—Pero que hay de lo que antiodias más, ya sabes… cuando odias a un sujeto solo por que odia algo que tu desodias.—

—Eso es un comentario preodioso, Invéntate esa palabra y mándala a Redaers Digest, tienen una página para gente como tú.—

—Esa revista es postodiosa, en lo personal la superodio.—

—Entonces pasa al siguiente perfil, en esa página tuya debe haber alguien desodiable.—

Amo como comes naranjas

Zapopan, Jalisco

31/05/2016

 

Querida Erika, ¿Qué digo querida? ¡Amada! ¡Adorada! ¡Idolatrada! ¡Venerada! Y Muchos otros verbos que mejor te digo en persona y privado.

Hace dos días me preguntaste: ¿Por qué me amas? Y lo único que te contesté fue: —Porque sí.— Nos reímos mucho en ese momento, pero la pregunta siguió rondando por mi cabeza hasta hace un par de horas cuando decidí escribirte esto.

Me gustaría decirte que fue amor a primera vista, pero solo basta recordar nuestro primer encuentro para preguntarnos ¿Cómo terminamos juntos? Por la salud mental de ambos mejor no ahondaré en el tema.

Pero hice una lista de cosas que amo de ti, estoy seguro de que eso ayudará.

  1. Amo la ventanita que hacen tus dientes frontales cuando te ríes.
  2. Amo que aceptaras una cita más después de que la primera, segunda, tercera, cuarta y quinta cita fueran un desastre total.
  3. Amo cuando juegas con tu mechón de pelo y que insistas en que no puedo tocarlo.
  4. Amo que a veces eres altruista, pero cuando viste a ese limosnero farsante: le pegaste con su propio bastón.
  5. Amo el esfuerzo titánico que haces para llevarte bien con mi madre.
  6. Amo tu habilidad natural para insultar a mi hermana.
  7. Amo la manera en la que conduces y la paciencia que me tienes cuando yo estoy al volante.
  8. Amo tener que rogarte para sacarte a bailar y que al final me dejes jadeando en la pista.
  9. Amo tu gusto por las películas de arte y los videos de accidentes en patineta.
  10. Amo la manera en la que organizas tu ropa en los armarios y que dejes tus zapatos por todo el departamento.
  11. Amo tu manera de comer naranjas (y cualquier otro cítrico).
  12. Amo como limpias tus gafas con la manga de tu sweater.
  13. Amo el cuadro que pintaste y ahora escondes en la cochera.
  14. Amo la manera en la que te quitas los tenis.
  15. Amo hacer la despensa contigo y que compras galletas a escondidas.
  16. Amo tu cepillo dental de jirafas y que siempre tengas pasta de repuesto.
  17. Amo la manera en la que abrazas la almohada, y tu gusto para las cobijas.
  18. Amo cuando te levantas temprano y cuando te quedas dormida.
  19. Amo el olor de tu cuerpo
  20. Y amo cuando me dices te quiero.

Y lo único que aprendí de la lista es que carezco de alguna razón lógica para amarte, y tal vez eso sea la parte interesante del asunto, que si fuéramos lógicos y coherentes tal vez no estaríamos juntos, pero ambos estamos aquí, la lista crece cada día, y ¡Por amor de Dios! Cada te quiero más.

Dudo que esto sirva de explicación, y tengo serias dudas sobre mandarte esta carta, tal vez sería lo mejor, dejarlo en mi respuesta inicial: Te amo porque sí, y ya…

 

Con todo mi amor:

Ernesto.

 

Nota del cerdo:

¡Tranquilas chicas! No estoy enamorado ni nada por el estilo, es simplemente otro reto de insectos comunes. En esta ocasión se me ha pedido que escriba una carta de amor, debía ser carta, debía ser cursi y no se vale recurrir a estrambóticas relaciones autodestructivas.

Ahora otras cartas de amor escritas para el reto:

6 de junio de 2016 por Relatos Magar}

Amor a larga distancia por La Rata Gris

A Esmeralda por Angelos’s Universe

Me das paz por La Rechaca

Una carta (in)esperada por Universos Jean Rush

La lista se ajusta conforme los participantes suben sus trabajos.

Otra nota del cerdo:

¿Ustedes han recibido cartas de amor? Honestamente me parece una herramienta de cortejo muy útil que está cayendo en desuso. Si ustedes han enviado o recibido cartas de amor, me alegraría el día si me comentan  sus experiencias.

T-Rex de Troya/Arriesgándose a ir a prisión por la sonrisa de una completa desconocida o lo más cercano a una carta de amor que jamás he escrito*

Esto es un servicio a la comunidad, si conoces a la chica que recibio esta carta y ella quiere dar respuesta por favor ayudanos a contactarla.

Esta es una participación especial de un amigo que se hace llamar POZODRILO puedes retroalimentarlo en el cuestionario que esta debajo

Estoy completamente seguro de que voy a parecer un loco maniático cuando termines de leer esto. Aun así es importante que entiendas que soy un sujeto inofensivo que sería incapaz de hacer algo peor que incomodarte por algunos minutos.

Como es bien sabido los casos de asesinos seriales, estafadores, violadores y otros criminales, son conocidos y documentados en cualquier ciudad como la nuestra. Puedo asegurar que cualquier madre responsable hace las necesarias recomendaciones a sus hijas, de manera que cualquier señorita está bien advertida de los riesgos del contacto con extraños.

Yo estoy muy consciente de la importancia de esta educación por lo que no puedo culpar a las madres precavidas de los resultados de esta triste historia.

De lunes a viernes tomo el tren a las 8:30 de la mañana, puesto que soy una criatura de hábitos siempre utilizo la misma estación y el mismo vagón. Durante mi viaje matinal al trabajo ocasionalmente me encuentro a señorita de lo más atractiva, en cada una de estas ocasiones me encuentro le ofrezco mi más sincera y amigable sonrisa a la cual ella responde con una expresión similar al pánico o el asco.

Mientras que estoy atrapado en un círculo vicioso de sonrisas amigables y miradas de asco no puedo evitar pensar que la impresión que ella tiene de mi es la de un loco psicópata que un día la va seguir a su casa, cosa que de ninguna manera haría.

Afortunadamente para ambos mis ocupaciones me exigen cambiar mi lugar de residencia por lo que ya no va a ser necesario utilizar el tren. Faltando cinco días para mi cambio de residencia decidí escribir una carta y llevarla conmigo en todos mis viajes ferroviarios con la esperanza de encontrar a su dueña.

Muy buenos días.

Le escribo esta carta con la esperanza de que usted la lea y no se sienta ofendida, insultada o amenazada.

Durante el año pasado he tenido la oportunidad de compartir con usted el vagón  que utilizo para ir a trabajar, en cada ocasión en la que hemos tenido un encuentro casual (y créame todos fueron casuales) yo le ofrecí mi más sincera y amigable sonrisa y usted me respondió con una mueca similar al miedo o el asco.

Quiero que sepa que estoy consciente de que soy un completo extraño y de que usted no tiene la más mínima obligación de responder a mis sonrisas. Aun así usted no decide no ignorar mi ofrecimiento al parecer prefiere expresarme un completo disgusto de su parte, lo cual durante el año anterior me impulso a seguir sonriendo.

En todo caso para alivio de ambos mis ocupaciones exigen que cambie lugar de residencia a otra ciudad, lo cual implica que no me será posible abordar el tren y cualquier contacto visual entre nosotros ya no es posible.

Le deseo muy felices viajes…

Faltando tres días para mi viaje fuera del país la vi en la estación del tren me acerque y le coloque el sobre en las manos.

* Un titulo alternativo es: Grano de Maiz tratando de ligar en el tren o Carta de reclamo a la chica de cabello bonito

 

¿Alguna amiga tuya tiene esa carta? ¿Demandarias al autor por acoso?