Pharmaland

Pharmaland, donde nos preocupamos por ti…

En pharmaland conocemos las necesidades del siglo XXII, con nuevas enfermedades apareciendo todos los días, pharmaland está al corriente en investigaciones farmacobiologas y de mercado con el interés en cubrir todas las necesidades del días de hoy.

Esta semana estrenamos nuevos medicamentos entre los que encontrarás:

Carnoprotoina

Para las personas que gustan de una dieta ética no puede faltar este suplemento alimenticio, importado directo de las minas de esclavos de San Juan Diego IV, la canoprotina reemplaza las proteinas obtenidas por la ingesta de productos animales, cómo un añadido estas capsulas son producidas en el planeta prisión donde se garantiza que ningún animal ha sufrido algún cruel proceso industrial. (Siempre y cuando los esclavos veganos que mantenemos allí sigan siendo considerados humanos.)

Vitamina D++++

Para la persona qué pasa todo su día trabajando en las minas o una oficina, la vitamina D++++ es el equivalente a cuatro horas diarias  de radiación solar ligera y aire fresco, esta es la única droga reemplazo de exteriores aprobada por el sindicato de mineros en Poxtrax 9,  pensando en los chiquitines de la casa las pastillas vienen en sabor Uva azucarada, Naranja Azucarada, Fresa Azucarada y Azul Azucarado.

Supresotil

¿Eres un Político, Empresario u Artista relevante? ¿Tienes miedo de practicar alguna conducta sexual inapropiada que varios años después te muerda el trasero? ¿Tienes cero intenciones de utilizar tu fuerza de voluntad y capacidad moral para comportarte adecuadamente? Supresotil es la solución, un medicamento que inhibe al 98% del deseo sexual en adultos, además añadimos comportamiento sexual inapropiado en los efectos secundarios de manera que si tomas la dosis al menos tienes una excusa.

Cianuronol

Cuando la vida, el espionaje de gobierno, el trabajo y el chantaje emocional de las películas ya no funcionan, ¿Que le queda al hombre honesto?  Cianuronol es una dosis letal de cianuro cubierta de LSD, Acetatol y peyote, el cual te mandará a un viaje psicodélico del que no volverás, diseñado para eliminar el mal sabor de los venenos comunes, este complejo psicoemocional garantiza que no te volverás a sentir triste en lo que te queda de vida.

Pharmaland

Búscanos en internet o en tu centro comercial más cercano.

Todos los cráneos del presidente.

La primera vez que lo vi, sucedió enfrente de una gasolinera, al principio pensé qué se trataba de una exageración de campaña, pero al día dos desde la toma de protesta pude observar los cuerpos mientras eran arrastrados por un camión de trasporte público.

Los troncos inertes estaban amarrados de los tobillos a la defensa trasera del autobús, hacía tiempo qué el polvo se había acumulado en la herida del cuello generando una costra marrón donde deberían estar las cabezas. Apenas ayer habían comenzado las protestas por los resultados electorales y el sindicato de trasportistas fue el primero en reclamar. Fue una cosa horrible pero no la peor.

A su segundo año de gobierno mi esposa me comentó como si se tratara de un chisme del espectáculo:

—¿Sabes? Dicen qué van a hacer una expansión a su habitación, colocarán una cúpula de cuatro metros de altura con nichos para colocarlos.— Clarisa se levantó y revisó detrás de la puerta, buscar intrusos en la casa se había vuelto una costumbre rutinaria, lo hacía casi sin pensar.

—¿Quién te dijo tremenda idiotez?— Pregunté en un tono sobre-actuado por sí alguien estaba escuchando mi conversación matutina.

—Fue mi hermana, Leticia, su marido es ingeniero civil y está encargado de la obra.— Me dijo mientras verificaba que no hubiera objetos sospechosos instalados en nuestra ventana.

—Tendré qué hacerle una visita a mi cuñado. —Dije mientras me servía cereal y verificaba qué no hubiera nada en la caja ni la alacena.

—No pensarás en denunciarlo ¿Verdad?

—El no ha hecho nada ilegal, el presidente dijo qué lo haría, y es normal sentirse orgulloso de una obra de dicha envergadura.— Dije desde debajo de la mesa, tomé un enorme cuchillo de cocina, lo oculté en mi sudadera y salí a mi trabajo.

Mi cuñado me dejó entrar a la obra, me prestó un casco blanco de personal financiero y un  chaleco naranja con bandas reflejantes, nadie verificó los bolsillos de mi sudadera.

—Desde qué saben qué estoy en esta obra todos vienen a pedirme qué les muestre la habitación.

—¿Y al personal de seguridad no le molesta qué traigas invitados a ver la habitación del presidente?

—¡Nah! Tienen sus métodos para prevenir atentados, además parte del proyecto es convertir el lecho presidencial en un sitio turístico.

—¿Quieres decir qué esperan que la gente pague y haga filas para ver los… tu sabes… esos?— Señalé con mi dedo.

—Pues tu mismo has venido, además hay cientos de ciudadanos qué tienen la misma curiosidad qué tu. ¡Vamos! —Dijo mientras me arrastraba al interior de la famosa habitación. —Todos deberíamos de verlo por lo menos una vez en la vida.

—Será un espectáculo morboso que raya en el propaganda política. ¿Dónde está el buen gusto? —Le dije mientras veía las puertas que se instalaban para el acceso de los turistas, la habitación del presidente sería la única abierta al público, y ya se estaban instalando bandas similares a los parques de diversiones.

—¿Buen gusto? — Mi cuñado sonrió de forma histérica. —¡Es de terrible gusto! De hecho desde su campaña demostró tener un horrible gusto, pero mira lo qué ha hecho. —Señaló un mural nacionalista justo donde se instalarían las taquillas. —El segundo país más seguro del mundo, no hay casi crímenes y los qué hay se castigan, no hay pobres en el país, todos tenemos casa propia. —En ese momento lo tomé del hombro para interrumpirlo.

—¿No te has preguntado quien vivía en tu enorme casa antes de qué la compraras a ese ridículo precio a mensualidades? —Mi cuñado se retiró la mano del hombro y gritó con gusto:

—Obviamente a algún cretino qué se lo merecía. ¡No importa! Él está haciendo su parte y nosotros la nuestra, todo es mucho mejor con él, sabes qué no es propaganda, es autentica acción, tu puedes recordarlo ¿No estamos mejor ahora?

Podía sentir como mi voluntad se desquebrajaba.

“Nuestra parte” tenía un peso increíble, comencé a sudar debajo de mi casco, ¿Realmente el presidente estaba cumpliendo con su enferma propuesta de campaña? Si mi cuñado había comprobado que él cumplía, probablemente nosotros deberíamos hacer nuestra parte aunque eso implicara unirme a “esos”

—¿Pero están realmente allí?

—¡Por supuesto qué lo están! todos allí a la vista desde su cama, todas las noches espero junto con el equipo del servicio secreto mientras verifican la seguridad del sitio, lo he visto; se acuesta en su cama debajo de ellos. —Me mostró una placa con letras de bronce sobre concreto colado. —Fue mi idea poner sus slogans en la puerta de la habitación, yo quería algo llamativo pero el dio la orden de algo discreto y directo.

—Tú haces tú parte y yo hago la mía. —Leí en voz baja.

—Es más fácil hacer nuestra parte cuando sabes qué el criminal será castigado. —Mi cuñado estaba a punto de darme acceso al interior de la habitación presidencial.

—Pero ¿Y la primera dama?— Me sentí sucio al preguntar.

—Algunas noches lo acompaña, pero tengo entendido qué nunca se queda toda la noche.

Finalmente vi la habitación: un cuarto enorme con paredes de tres metros de altura, todo recubierto de cráneos, solo dejando algunos espacios vacios a la altura del techo, la cama matrimonial estaba justo al centro y todas las cuencas vacías miraban al centro, directamente al lecho presidencial.

—Lo hizo. —Dijo mi cuñado. —En campaña juró qué se haría responsable de todas las muertes causadas en su lucha por la paz y la prosperidad. ¡Dijo qué pondría los cráneos de sus víctimas sobre su cama! —Extendió sus brazos admirando la obscena obra qué estaba ayudando a crear. —Y realmente duerme aquí.

—Muchos de ellos no merecían morir. —Me atreví a decir.

—El nunca prometió qué los castigos serían justos.

—¡Pero el todavía no era presidente cuando los manifestantes del autobús! —Mi cuñado me empujó hacia la cama. Había dos cráneos, uno en cada poste de la cabecera. Entonces lo noté:

La placa en la cabecera decía “Alborotadores”  Las cuatro paredes estaban cubiertas a diferentes alturas y en la base de los muros había pequeñas señales separando grupos de osamentas.

—¡Los cataloga! —Dije con un hilo de voz.

Mi cuñado sonrió con orgullo.

—Sí, allí están los ladrones, asesinos y criminales de poca monta, en el muro de la puerta están los negligentes, evasores de impuestos y criminales ecológicos, allá están los políticos corruptos, líderes de oposición y los conspiradores, en aquel bloque de la salida se encuentran los estafadores y criminales de cuello blanco.

—¿Y la cúpula? —Pregunté con la boca seca mientras dejaba caer el cuchillo qué escondía mi sudadera. Dos miembros del personal de seguridad se acercaban hacia mí, me pregunté qué pasaría con Clarissa cuando me ejecutaran, posiblemente consiguiera un buen empleo, todos consiguen un buen empleo en este país, aunque sus maridos sean ejecutados.

—Esa es para los inocentes. —Respondió mi cuñado.

Sobrecalificado para el puesto.

Estimado señor Perez, le informamos que después de analizar cuidadosamente su curriculum hemos decidido cancelar la entrevista de trabajo que se agendó para el próximo jueves.

A continuación le presentamos los motivos por los que hemos cancelado nuestra reunión:

  1. La dirección indicada por usted sugiere que su domicilio actual está en la colonia extraterrestre beta ubicada en la luna Ganimedes fuera del cinturón de asteroides, lamentablemente tenemos una política de todos los empleados deben vivir a menos de una hora de la oficina.
  2. Su doctorado en física teórica de partículas fue emitido por una institución destruida durante la quinta invasión de los hombres oso, por lo tanto ha perdido total valides hasta que los antropoursus decidan que instituciones prevalecerán en sus recién adquiridas colonias.
  3. El curriculum ha sido presentado en letra century gothic en lugar de la requerida Arial
  4. Su periodo como traficante de dinosaurios clonados en la bahía de green marinatus no se considera como experiencia de ventas.
  5. Cuatro de sus seís referencias personales han trascendido a sus cuerpos de carbono para convertirse en nubes de información electromagnética, las cuales por cierto ya no están disponibles en los contactos proporcionados por usted.
  6. Carece de experiencia en el manejo de sistemas operativos psíquicos de generación 1578.17, de acuerdo a la información proporcionada por usted; su manejo llega al 1578.12 y no tenemos intención de capacitarlo.
  7. En la fotografía que usted envió luce singularmente poco atractivo.
  8. Su periodo como piloto de pruebas en el proyecto Alpha de maquinas del tiempo probablemente generó un vicio por la impuntualidad.
  9. Su licencia de chofer fue emitida por un gobierno derrocado hace seis horas, lo cual nos indica que usted probablemente sea una persona inestable y violenta con tendencia a derrocar dictaduras benefactoras.
  10. Carece de experiencia en nuestro producto, Lo cual podría llevarle años en adaptarse a nuestro fino mercado.

Le agradecemos su comprensión.

Grupo comercializador de celulares baratos le agradece su apoyo y espera que en el futuro podamos contratar un vendedor de piso con sus habilidades.

Quedamos a sus órdenes.

Pero no nos llame.

Nosotros le llamamos.

Diez señales de que tu casa fugas interdimensionales.

Aquellos con poca suerte saben que un fontanero interdimensional tiene viáticos de otro mundo, curiosamente existe algo en la indocioncracia local que nos hace ignorar las señales negativas en nuestro drenaje.

Así que dejemos de posponerlo, dediquemos un fin de semana a sondear nuestras tuberías, pongamos manos a la obra y detectemos cualquier posible fuga antes de que tengamos que pagar sumas prohibitivas a un profesional de la instalación cuántica.

  1. Las válvulas del jardín simulan el intro de juego de tronos cuando las abres en un día caluroso. No es un rechinido normal, antes de liberar el agua puedes ver como resuenan con el intro del drama de HBO
  2. La regadera huele a tocino los miércoles. Diez de cada diez fontaneros coinciden en que las regaderas de tocino son un síntoma de fugar espacio-temporales en el baño.
  3. Goteos diamante. ¿las gotas en los coples de la instalación se metaforman en diamantes perfectos? Llama a tu fontanero antes de que sea caro.
  4. Pequeñas fragatas en los encharcamientos de la regadera. Estos adorables barquitos con sus velitas de vientos y cañones no son parte de una regata de pitufos, mejor darle un vistazo al drenaje.
  5. Adoradores de deidades primigenias dejan runas en tu tinaco o cisterna. Mi madre suele limpiar las runas con vinagre, pero eso solo resuelve el problema temporalmente.
  6. El internet se vuelve lento cuando abres la llave. No debe existir ningún vinculo entre la línea de agua potable y la banda ancha, se recomienda dejar que los proveedores de internet corran con los gastos de las reparaciones.
  7. Los relojes se atrasan cuando lavas la ropa. Es un síntoma muy común de fugas interdimensionales, afortunadamente es el más económico de reparar.
  8. Baja presión en la regadera. Si vives en un departamento y la presión de la regadera es muy baja, solo debes abrir todas las llaves de agua caliente de la casa hasta que las colonias de parásitos espacio temporales abandonen la tubería.
  9. El cuarto de baño huele mal en verano. Ese olor que mezcla vinagre con amoniaco y fruto de la pasión es insufrible y es para llamar a un fontanero ¡YA!
  10. Tu esposa mata a los niños y huye de casa. Amigo… mejor múdate, ni un fontanero cuántico resuelve eso sin un buen dinero.

El intercambio de las sirenas.

Mar de Okhotsk,

Un buque pintado de gris militar permanece con la radio apagada mientras la niebla y el hielo se acumulan en el casco, los pocos hombres disponibles en la cubierta permanecen bajo múltiples capas de ropa anhelando entregar la carga a los clientes para poder regresar a las aguas templadas del pacifico.

Son finales de enero y los verdes prados de la península de Bering se encuentran cubiertos de una gruesa capa de blanca nieve, el océano toma el color negruzco del cielo invernal y a lo lejos se puede ver el buque de Greenpeace haciéndose publicidad mientras agrede a los barcos foca de los japoneses.

En la proa del barco permanece bajo su  abrigo de piel el doctor Papanopulus, anteriormente infame por sus colaboraciones con las teocracias musulmanas, después de firmar un dudoso estudio que demostraba que el orgasmo femenino era un mentira;  perdió su licencia médica, ahora pasaba varias horas del día en el frio pensando si la falta de orgasmos ajenos durante sus relaciones no se debería a su propia mediocridad como amante.

Las negras aguas se agitaron a babor, de las profundidades emergía un submarino sin más identificaciones en la torre que el dibujo de una sirena roja, las descargas del depósito de sumersión generaban espuma blanca, un oído entrenado podía detectar los aleteos desesperados de las temidas pirañas vegetarianas rusas, malignos animalitos con la horrenda costumbre de arrancar trozos de carne de tu cuerpo y luego los escupen para seguir con su marítimo desollamiento. Varios hombres en cubierta tragaron saliva al escuchar  como intentaban destruir el submarino.

Esos peces de crueles costumbres son el motivo por el que Greenpeace está presente, diseñados a finales de los 90’s por la ONG estas creatura genéticamente modificadas fueron planeadas por los directivos para garantizar las prohibiciones de pesca. Si los directivos hubieran sido humanos en lugar de una serie de animales ilustrados que fueron abandonados en el espacio por la guerra fría, probablemente el operativo hubiera tenido un mejor propósito.

El submarino y el buque intercambiaron una serie de destellos antes de que la cubierta de la sirena escarlata liberara a la grúa, esta comenzó a descargar tarimas de sobres blancos congelados, en unas semanas estos sobres habrían cursado el continente con ayuda del expreso transiberiano y saturarían el mercado clandestino en Moscú y San Petersburgo.

La tripulación de la sirena negra estaba conformada de minihumanos seres con la estructura de cualquier ser humano pero con una estatura de cincuenta centímetros promedio en los adultos, perfecta tripulación para un submarino.

Esta raza de contrabandistas subacuáticos son el resultado de una serie de habitantes abducidos por alienígenas, los cuales fueron víctimas de experimentos constantes hasta que un accidente con un inodoro tapado en la nave causó la expulsión inmediata de las criaturitas a la tierra.

Desde ese entonces cada ser abducido por esta secta intergaláctica recibe un pequeño manual explicativo en color purpura llamado: Qué no hacer si es secuestrado por una especie superior, incluye las posiciones más cómodas para la exploración rectal, algunas palabras en alienígena para informar cuando el sufrimiento pone en riesgo los resultados del experimento y el manual del inodoro.

Las dos sirenas han intercambiado sus  mercancías, el buque lleva ahora lingotes de oro recuperado de barcos nazis hundidos y el submarino tiene una tonelada de tortillas para taco congeladas, con un poco de calor  estas tortillas llenaran de tacos los hogares rusos.

Continuará…

¿Qué personaje de ciencia ficción serías tu?

Especial de entre semana.

Hola chicos, alguna vez han leído una obra de ciencia ficción y se han preguntado ¿Qué tipo de personaje sería yo si viviera allí? Muchos fantaseamos con ser el protagonista o el Deus Ex machina al final de la historia, pero seamos justos, la mayoría de las veces no logramos ni mantener el protagonismo en nuestras propias vidas. Eso no quiere decir que no seamos interesantes, tal vez viviendo en una sociedad intergaláctica o el apocalipsis zombi nos haga más interesantes, es por eso que he creado la siguiente matriz que nos ayudará a encontrar nuestro personaje, si es interesante o no dependerá de ustedes.

KPERSONAJES

No olviden comentar sus resultados.

Tiburón Zombie

Después de que el señor Jiménez detectara el fraude en el almacén de lápices C-18, la empresa decidió recompensar los años de servicio, la lealtad y la perfecta puntualidad del licenciado ascendiéndolo de Sub Contador Asistente a Jefe Regional de Control de Ventas suplente.

El meteórico ascenso del licenciado  representó suntuosos cambios en sus condiciones laborales, permitiéndole estacionar su sedán 84 en la zona techada del parking ejecutivo y asignándole el piso 258 de la torre Q como reemplazo de su cubículo en el edificio T.

Como parte de un estudio de crecimiento laboral el departamento de R.H. ha decidido entrevistar algunos de sus colegas del edificio T con la intención de evaluar sus impresiones.

Carmelita Núñez

La gente cambia cuando recibe un acenso, todas las mañanas pasaba a la recepción y me decía: ¡Hay Carmelita! ¿Cuándo me vas a dejar llevarte a cenar?, insistía en que cuando fuera importante me iba a llevar con él para no aburrirse con esos estirados y sus secretarias lambisconas de importación, pero en cuanto  se lo llevaron a la torre Q consiguió una secretaria de Bosnia.

La güera ni siquiera habla bien el español pero no pierde oportunidad para enseñarle su escote artificial a Jiménez. El otro día me envió por correo fotos de ellos montando un pez muerto, sumamente asqueroso.

Juan Montaño

Compras siempre es la burla de los demás departamentos, pero él se aseguró de hacer personal la humillación, consiguió que yo atendiera las requisiciones de la decoración de su oficina.  Todo aprobado por su superior, un contenedor de ciento cuarenta y cuatro metros cúbicos con paredes de vidrio de cuatro pulgadas de espesor, mil doscientos cincuenta litros de formol acetlileido, una tonelada de surimi  no procesado, una bomba de recirculación de dos caballos de fuerza y un motor diesel de medio caballo.

¿Cómo va a redecorar una oficina con eso?

Martha Villa

R.H. Está muy descontrolado con las agencias de subcontrtación.

La agencia de dónde sacó a esa secretaria tiene severos incumplimientos procesuales, ¿Por qué una chica con doctorado en Necroreanimación de la universidad nacional rumana buscaría un puesto de secretaria guarra para un ejecutivo de segunda?

Tomás Quínoa

Jiménez me pidió asesoría respecto a la política de animales vivos dentro de la oficina, insistió en la definición de vivo y disecado, también lo asesoré sobre la importación de marisco, le expliqué que era más barato importar “pasta de pescado no procesada” qué pescados completos, solo es cuestión de que falte el 20% del cuerpo.

Francisco Pollos

Es un tiburón Zombie. Al animal le falta el corazón así que tiene una bomba sumergible con dos cables que salen de su pecera gigante bombeando su propia sangre, la pecera tiene una mezcla de agua y formol que debe ser recirculada todos los días.

Se nota que Jiménez  es nuevo en esto de los puestos altos, la mayoría los veteranos no dejan que sus secretarias les decoren su oficina nueva. Aún así no es lo más raro que he visto en la torre Q, deberían de ver lo que hay en el piso 46 del Licenciado Rojas.

Aún así el decorado minimalista con la pescera gigante de fondo me parece de muy buen gusto.

 

Graduadas de perversas universidades en Europa  Oriental hermosas mujeres  viajan a occidente buscando métodos de financiamiento para sus antinaturales experimentos, ayudándose de agencias de empleo, sitios de citas, créditos hipotecarios, casinos en el desierto y el Hipódromo, estas piratas científicas buscan cualquier artimaña para continuar con su juego de crueldad amoral y ciencia deslumbrante.

Rock Vegetal

—Luz 18000K— Comentó Manuel en voz baja mientras su gafas fotosensibles se ajustaban al cruel resplandor  artificial del laboratorio .

La técnico del laboratorio de clonación se volteó en un ademan que no veía desde tercero de primaria, cuando Miss Astrid se retiraba su vista del pizarrón para impartir brutal justicia entre los niños platicones.

—Disculpe ¿dijo algo?— La técnico enrolló su lapicera en el único mechón de cabello que llevaba suelto, algo en la postura de sus brazos decía que la visita se pospondría hasta que repitiera su comentario.

—Luz a color  e intensidad de temperatura a 18000 kelvin, si no me equivoco.

—¡Oh! ¡Por supuesto! Las lámparas fueron calibradas a esa intensidad para acelerar el crecimiento de las células vegetales injertadas en los clones.

—¿Quiere decir que mi próximo baterista es mitad patata?

La técnico hizo una mueca demostrando que no apreciaba el humor o que el chiste había sido repetido hasta el cansancio, en todo caso ya no quedaban posibilidades para ligar con ella.

—El doctor Sánchez le atenderá en unos minutos, vea el catalogo de músicos mientras espera.

Allí estaban, en vitrinas mirando al vacio, vikingos rubios, inadaptados de Liverpool, invasión latinoamericana, rebeldes de San Francisco, Aventureros Texanos, los músicos experimentales en su versión europea y de la costa este.

Cada uno de ellos desnudo esperando ser activado y programado para fabricar  dinero, había dos maneras de conseguir al nuevo ídolo musical, podías organizar un realete show con una competencia cruel saturándola de chantaje emocional o podías virilizar el video de unos chicos salidos de la nada.

La parte buena de los chicos salidos  de la nada es que nadie investiga si eran clones, los hacías interpretar tu canción, los gravabas, compras un millón de visitas y el algoritmo termina el trabajo, a fin de cuentas Un millón de personas no pueden estar equivocadas.

El doctor Sanchez lo sacó de su ensueño.

—¿Ya sabe qué nombre va a tener la banda?

—Iba a dejar que ellos eligieran, pero me preocupa que mis músicos se pongan muy creativos así que tomaré un articulo al azar de la wikipedia y de allí sacaré el nombre.

—Es una idea de lo más original. ¿Quiere que les hagamos un tatuaje antes de despertarlos? Suele ser más sencillo así.

—¿Tiene algún costo extra?

El doctor Sánchez golpeó el cristal donde un joven con rasgos de marino británico crecía a la luz UV, hermosas técnicos de laboratorio cortaban el follaje excedente que crecía en su cabello y depilaban las raíces que se esmeraban a crecer en los pies.

—En la compra de más de cinco la personalización es gratis.

—Habrá que tatuarlos y perforarlos a todos excepto a mi bajista, el va a ser el niño bueno de la banda.

pexels-photo-206460
Las Groupies se venden por separado.

En el escenario Crocias langbianis exitaba al público sus canciones de mezcla experimental con rock nórdico y blues de suroeste  se mezclaban con las letras profundas diseñadas para anidar en la psique de la juventud.

Cantaban sobre no conocer sus orígenes, carecer de propósito, el anhelo de los días soleados, mujeres hermosas con batas de laboratorio y el extraño deseo de enterrarse vivo en el bosque.

La planta rodadora.

El estepicursor se arrastra por el yermo, moviéndose a capricho del viento desértico, la planta rodadora da tumbos por las dunas y los accidentes geográficos causados por la erosión, años ya ha pasado desde qué todas sus semillas fueron regadas por la pradera muerta y estas a su vez se han fructificado y secado a capricho del clima.

Se ha estrellado contra la pared de la cabaña.

Cuando lo vi no pude evitar pensar en la futilidad de la vida, el esqueleto de lo que alguna vez fue una planta viaja sin dirección ni propósito hasta que finalmente es estrellada con algo  lo suficientemente duro como para destruirla. Verla compuesta de ramitas secas, prácticamente fosilizadas me hizo pensar en huesos de pájaros o huesos de niños.

Miré el lugar donde se supone mis dos hijos están enterrados, la erosión se ha llevado cualquier rastro de la excavación y solo queda la marca de agua en el paisaje gravado en mi memoria.

He estado pensando que cuando llegue la hora quiero ser enterrado junto a ellos, eso deja abierto el problema de quien me va enterrar a mí. Aparte desea planta rodadora no había llegado nadie solo el viento silbando mientras levanta el polvo.

Podría caminar hasta las montañas, cuando llegué a esta cabaña caminamos dos días desde las faldas hasta llegar aquí, para ese entonces mi hijos ya estaban ciegos, nunca sabré si fue el sol del desierto o la enfermedad que se llevó a mi esposa.

A ella le hubiera gustado estar enterrada junto a sus hijos. ¿Por qué habría de dejarlos yo?

La enfermedad se los llevó a todos menos a mí, la pérdida de visión, las llagas  en la piel, el cabello color morado. Los médicos decían qué el virus vivía en el polvo y que fácilmente el viento lo transmitía, al contacto con los ojos quedabas infectado.

Traje a mis hijos donde no pudieran contagiarlos, todavía no habíamos llegado cuando sus ojitos no veían nada.  No los iba a regresar a las ciudades, allá solo hay caos y locura, si es que queda alguien, me  quedé con ellos en la cabaña, cuidándolos hasta que el señor se los llevó, el viento ha ocultado sus tumbas.

Me parezco tanto a las plantas rodantes que las envidio, me dejo llevar muerto por el viento, enterrando mis semillas secas buscando el momento en el que me estrelle con algo lo suficientemente duro como para desbaratarme.

Qué la erosión consuma mis huesos y no quede remanente de mi existencia.

Martes en Marte

—Dame un Tuesday on Mars.

El cantinero miró de reojo a todos los clientes del bar, sacó una botella del fondo de la barra y llenó un caballito.

—Solo hay un tipo de persona que pide en inglés un Marte en martes, dime colega, —El cantinero alargó el sonido de la “E” parodiando el acento marciano. —¿Hace cuanto llegó a la tierra?

—¿Eso Importa? Colega. —El visitante observó con mala cara a su alrededor. —La mitad de tus parroquianos no lo pensaría dos veces antes de romperme una botella en la cabeza, pero tú eres un hombre inteligente. —Extendió un sobre manila a través de la barra. —Sabes qué soy el hombre que están esperando en la habitación del fondo.

El cantinero inspeccionó el contenido del sobre por una fracción de segundo antes de guardarlo en el cajón secreto de su caja registradora.

—¿Quiere que le deje una  botella de Marte en la sala VIP?

—Preferiría que no lo hicieras, mis anfitriones se podrían ofender.

El cantinero pasó una tarjeta plástica de seguridad y la puerta entre los exhibidores de botellas se abrió, el hombre de gabardina y el cantinero pasaron a una sala de juntas donde varios hombres esperaban.  La iluminación se emitía desde la orilla mesa permitiendo leer documentos en ella pero ocultando los rostros de los asistentes.

El marciano decidió qué estaba cansado de conspiraciones y decidió ir al grano.

—Caballeros, seamos rápidos y concisos. La tierra se muere de hambre, y comerán grano marciano, no existe campaña mediática capaz de cambiar eso.

Cuatro de los seis hombres en la mesa asintieron en silencio.

—El hecho de que estén hablando conmigo demuestra que mis competidores han fracasado en sus campañas, allá afuera hay por lo menos cincuenta personas que odian más a los marcianos que el año pasado.

—Es cierto que las campañas publicitarias han dañado severamente la imagen de Marte, probablemente jamás se recuperarán del golpe, pero negocios son negocios.

—Lo que yo les ofrezco es empacar el grano como un producto experimental australiano y venderlo como un producto terrestre, tengo varios terrenos en la isla, así que nadie sospechará.

Uno de los hombres se inclinó y utilizó una carpeta para esconder su rostro.

—¿En cuánto tiempo puede reabastecer la tierra con su grano?

El invitado revisó su teléfono

—Mes y medio.

—¿Entiende que las reservas terrícolas solo durarán dos meses?

—Es por eso qué es de vital importancia qué lleve el contrato firmado a Marte lo antes posible. Y les recuerdo que el contrato no se llevará a cabo si no llego sano y salvo a mi planeta.

El cantinero abrió una puerta trasera.

—Lo siento señor, pero allá afuera la gente está un poco agitada, lo mejor será salir por detrás.

Salieron por  la bodega a un callejón de carga.

—Camine sin llamar la atención hasta la avenida principal, tome un taxi y no regrese aquí jamás por favor.

El hombre hizo caso a la indicación, colocó su sombrero para qué ocultara su rostro y caminó en silenció hacia la avenida.

Faltaban dos cuadras para la avenida principal, podía ver claramente los vehículos pasar. La gente no cometía homicidios a plena luz del día, al menos le gustaba pensar eso.

—Mira que tenemos aquí, un marcianito, ¿Qué te parece un Marte en las rocas? Coleeeeeega. —El hombre estrelló una botella de Marte contra la pared. —¿O prefieres un Marte en martes?

La botella esta vez se estrelló en cráneo del marciano.

La sangre del cubría el suelo mientras los hombres pateaban el cadáver del marciano.