Libros educativos: Prologo y primera parte.

Britney

Britney había faltado a la escuela otra vez. Pero no importaba. Estaba demasiado cerca de ser famosa, el día de ayer la fotografía publicada consiguió más de quince millones de aprobaciones, lo cual la hizo acreedora a una invitación para el M. Show. Necesitaba un atuendo adecuado, por lo que faltó a clases para ir a buscar la lencería adecuada.

Britney busca fama y ha hecho todos los sacrificios necesarios para obtenerla, desde las dietas y consultas al dentista hasta retrasarse dos años en su educación básica para presentarse en diversas pasarelas online. Sus padres están muy conformes con la fama que ha obtenido su hija de 17 años, según el libro: Nuestros Jóvenes del Entrenador Manuel Focholia, es sumamente importante que motivemos a nuestros hijos a perseguir los objetivos que ellos se plantean ya sean deportivos, artísticos, políticos o académicos.

André

André tiene otra cita con el terapeuta del internado, el día de hoy discuten los resultados de su último trabajo en equipo con sus compañeros de clase, efectivamente el trabajo se cumplió en tiempo y forma además de cumplir con los requisitos solicitados por el educador, el problema reside en que él tomó responsabilidades que no le correspondían haciendo actividades no relacionadas con su puesto en el equipo.

El internado supervisa el adecuado desarrollo de los adolescentes a su cuidado, garantizando su adecuada inserción al mercado laboral o administrativo. Muchos de los jóvenes educados con los métodos oficiales (libro blanco) han obtenido puestos en la administración gubernamental lo cual demuestra la eficiencia del sistema oficial educativo voluntario.

Si bien el gobierno ofrece escuelas públicas de calidad para los jóvenes que no deseen enlistarse en el programa educativo oficial. Los datos gubernamentales demuestran que son los “Chicos del libro blanco” quienes tienen un mejor futuro.

Job

Job ha terminado con sus labores agrarias y se dirige a la capilla para ayudar con la misa de esta noche, el trabajo duro y tradicional le ha dado una salud increíble a pesar de que su falta de vacunación le ha hecho padecer enfermedades como paperas y polio.

Mientras Job reparaba la capilla fue requerido por el cardenal, el cual tenía una misión especial para él. El pecho se infló y caminó erguido a la oficina del hombre, todos los jóvenes del colegio cristiano buscan suprimir sentimientos como el orgullo, pero si el cardenal requería sus servicios implicaba que había hecho algo bien y ahora tendría una misión especial.

Michel

Michel termina sus deberes escolares y se dirige a su clase de violín, su mandarín ha mejorado mucho desde que toma las clases de violín en una escuela para niños chinos. Toma el tren directo a su clase y mientras está sentada en el vagón resuelve algunos problemas de matemáticas, quiere tener lo más adelantado posible todo su trabajo porque acabando la clase de música debe ir a natación.

Sus padres la han educado siguiendo la guía de Éxito en la educación de adolescentes de Hideo Tshu, a veces sienten que la presionan demasiado, pero en cuatro años la joven va estar en la universidad y ya está recibiendo ofertas de numerosos institutos donde Michel elegirá carrera basándose en la demanda laboral que habrá en el mundo dentro de 10 años.

Carlos

Carlos aborda el tren para dirigirse a su trabajo el cual odia, sirve café a otros adolescentes cuyas vidas son más interesantes que la de él. A veces tiene suerte y lo asignan a lavar la cocina, le gusta lavar la cocina por que puede concentrarse en sus obligaciones de la escuela y como utilizar líneas de código para resolver los problemas que le presenta la creación de un videojuego.

Sus padres no entienden muy bien sus motivaciones, pero el arguyó que si no podía dedicarse a diseñar videojuegos sus conocimientos en matemáticas y programación le ayudarían a encontrar otra clase de empleo. Los ingenieros en informática tienen vidas aburridas pero es lo que quiere ser y está dispuesto a trabajar para ello.

Emily

Emily está acostumbrada a ser la decepción de la familia, no es la prima más bonita o la mejor deportista, no tiene ningún talento artístico y tampoco es buena en la escuela. Año con año sus tíos envían diferentes libros de educación para adolescentes a sus ya saturados padres. Sus padres no dan importancia a las insinuaciones de mala educación. Ponen apodos graciosos a los títulos de los libros que les mandan sus hermanos y los acumulan en un armario de la casa.

Utilizando la red de comunicaciones Emily pretende vender todos los libros de sus tíos con la intención de comprar un viaje Poseidón (el centro universitario y de negocios más grande del planeta) donde espera poder ayudarse a decidir a qué se quiere dedicar el resto de su vida. Tal vez si logra terminar la educación básica con calificaciones suficientemente buenas ella pueda ingresar a la escuela de preparación en ciencias y conseguir un empleo en una agencia de colonización espacial.

—–

1

En el vagón 18 del tren U.S.A.-Pto. Rico viajan Britney y Job, aunque tienen la misma edad y son los únicos jóvenes, no se dirigen la palabra. No saben de la existencia del otro.

Job se prepara para su entrevista con el supervisor de misiones especiales, muy probablemente tienen una misión evangelizadora en una de las nuevas colonias y esperan que él participe. Sus padres le han inculcado todo lo que el buen libro recomienda, su voluntariado en el templo le ha ayudado a hacer amigos y desarrollarse mejor en el colegio, incluso es posible que le manden un año al instituto religioso para ser predicador.

Britney medita su presentación del día de hoy, tiene que ofrecer algo nuevo y no sabe qué. No basta con ser bonita, en M. Show siempre se presentan chicas guapas. Se espera un público en vivo de veinte mil personas en la fiesta, aparte de los millones que verán el evento desde sus estaciones multimedia. M. Show es una competencia simple pero brutal: trescientas chicas en una de las fiestas más salvajes del año trataran de robar la atención de las cámaras durante el mayor tiempo posible, la ganadora podrá aparecer en una de las revistas participantes.

La terapeuta ha interpretado el error de André como una muestra de capacidad de liderazgo y suma responsabilidad, por lo que ha recomendado que en vez de castigar al joven se le permita acompañar durante un día al cuerpo de protección civil, de esa manera aprenderá la importancia del trabajo en equipo y recibirá una recompensa por su dedicación y responsabilidad.

André está sumamente agradecido con lo recomendación de la terapeuta, lo han dejado ponerse el uniforme completo de ProCiv y tomarse fotografías para enseñarle a sus amigos del internado. El suponía que pretendían que pasara un día en las oficinas pero va estar acompañando a un equipo de operaciones especiales. Viajó junto al comando aéreo durante una patrulla utilizando el VTA (Vehículo táctico aéreo) y pudo conocer los tanques, los vehículos antimotines y el hobber para rescate de civiles en situaciones de emergencia. Todo era como en las películas que veía en su tiempo libre. André ya había encontrado su profesión.

Michel ha rentado una habitación en uno de los barrios ejecutivos de Tokio, la mayoría de los huéspedes en este hotel solo buscan bañarse y dormir unas horas antes de alguna junta con sus directivos, la presencia de la chica canadiense no llama la atención en lo más mínimo, probablemente porque están acostumbrados a recibir chicas que quieren bañarse antes de una entrevista de trabajo.

Una vez cambiada de ropa se dirige al tren para su primer acto de desobediencia civil… En el tren semivacío que viaja de viaja de Montevideo a Ciudad del Cabo, Carlos visualizo a una chica que llevaba varios libros en los brazos, Carlos hizo lo que habitualmente hace cuando conoce a una chica que le gusta y le ofreció una sincera sonrisa, como es habitual la atractiva chica fingió no verlo.

Emily baja del tren dos estaciones después pero al parecer el chico raro que estaba sentado enfrente de ella la ha seguido, ella sabe muy bien que debe hacer y en cuanto él toca su brazo, le aplica una descarga eléctrica que lo deja inconsciente. Mientras Carlos se retuerce en el suelo Emily se da cuenta de que el joven lleva en la mano uno de los libros que ella iba a vender, probablemente lo dejó olvidado en el asiento del tren. La seguridad del tren se acerca y numerosas personas los señalan, al parecer no cerrara esa venta.

André ayuda en una investigación policiaca menor, un joven fue atacado sin causa aparente con un aturdidor eléctrico. Los testigos de la escena no aportan información útil: algunos dicen que la chica frustró un intento de asalto hacia su persona, otros dicen que se trataba un acosador sexual, también hay los que afirman que fue un aturdidor defectuoso se activó sin motivo aparente. André recomienda aislar a los dos involucrados en una oficia de la estación del tren hasta que los videos de seguridad aclaren la situación.

Encerrados en la misma oficina Carlos y Emily evaden las miradas. Hay un guardia espera en posición de firmes en la misma oficina pero se comporta como si estuviera solo en la habitación. Fue Emily quien decidió romper el silencio:

-Convierte a tu hijo en un depredador sin piedad-

Carlos hizo un esfuerzo para mirar a Emily -¿Qué?-

-De eso se trata el libro que encontraste.-

Hacen que sus hijos elijan en algo y sacrifiquen todo para ser el mejor en eso, cuando fallan el muchacho es un inútil y se suicida-

-Y… ¿A dónde llevabas un libro tan infame? ¿Acaso organizas quemas de libros o algo así?-

La risa de Emily inundo la oficina – ¡No! Me dedico a venderlos, mis tíos siguen insistiendo en que mis padres me educaron mal-

-Coincido con ellos, ¿o acaso hay un libro que motive a los jóvenes a agradecer con descargas eléctricas?-

La chica subió los pies al escritorio, al parecer el guardia no tenía intención de impedirlo.

-La guía del éxito adolescente recomienda ser más agresivo que agradecido-

-Y al final ¿cuál libro te educó?-

Emily se levantó el pelo para mostrar una hendidura metálica en la nuca. -Ninguno ¿vez?, no hay ningún libro en el conector-

Carlos también enseñó su nuca a su nueva amiga -Ya somos dos, ha de ser por eso que causamos todo ese escándalo en el tren-

Esta vez ambos rieron…

Britney y otra chica estaban siendo bañadas en champagne mientras bailaban, Britney se sentía en ventaja, la otra chica ya se había quitado demasiada ropa y con algo de suerte se perdería en el tumulto antes de la siguiente fase de la fiesta, según sus cálculos ella llevaba ocho minutos acumulados frente a las cámaras, lo cual era un buen número considerando que había trescientas chicas compitiendo y unas ochocientas invitadas a la fiesta que no competían pero igual llamaban la atención.

Michelle no es feminista y no se comporta como tal, si una mujer está por debajo de un hombre es porque está lo permite, por lo tanto es inferior a ella y no merece compasión. Hace unas semanas en su clase de violín conoció a Sue; una chica coreana con la que congenio al instante, es una activista en contra de M. Show y quería convencerla de ir a protestar. Algo extraño le sucede a Michelle, no le emociona la idea de protestar pero incumplir una obligación le resulta cada vez más tentador, así que acude a la protesta con Sue. En la mochila lleva algunos artículos que pueden sacarla de un problema si hay una redada, ProCiv ocasionalmente diluye las protestas utilizando baños de sosa . El botiquín y las máscaras anti-gases pueden salvarle la vida a ella y su amiga.

Job está disfrazado de mesero, el disfraz le permite moverse con cierta libertad en el nido de pecado al que ha sido enviado, algunos de sus hermanos ya prepararon todo para su misión, el solo debe encontrar a la hija del dragón y decapitarla. Cuenta con dos armas: su fe y una caja de regalo. Si su fe es suficientemente fuerte el regalo llevara arrepentimiento a todos, solo debe dar el regalo y dejar sola a la ramera.

La hija de Babilonia está danzando en una mesa, mientras zánganos la cubren con el néctar del pecado, pequeñas maquinas impías la rodean esparciendo su mensaje, un mensaje de pecado y depravación.

André espera la decisión de un inspector respecto a los dos jóvenes encerrados en la oficina. Los dos chicos carecen de libros de educación conectados a sus nucas, eso explica que ambos tomaran malas decisiones, existe la posibilidad de que los padres del varón no pudieran pagar un libro, la chica llevaba numerosos libros de educación en su bolso. André no entiende por qué dos personas de su edad no tienen libros integrados, pero tendrá una respuesta en unos momentos, los padres de los sospechosos ya han sido citados, y el espera en la estación para guiarlos con el inspector.

Britney sabe que ha ganado el concurso. Un mesero le entregó una caja de regalo y se alejó. Hay muchas cámaras grabándola en este momento, coquetamente coloca la caja junto a su rostro y sonríe, mientras una cámara se enfoca en su cara, ella abre el paquete.

En la estación del tren había pantallas que transmitían el M. Show y pantallas que transmitían las noticias en vivo, en un momento todas los monitores de la estación transmitían las mismas imágenes, Carlos y Emily que habían ignorado exitosamente la red multimedia durante casi una vida ahora no podían ignorar las imágenes transmitidas, las cámaras transmitían el desastre completamente en vivo.

Michelle se separó del grupo de piquete durante algunos minutos con la intención de tomar algunas fotografías de la protesta. Nadie afuera del edificio escuchó la explosión, la estampida humana cobró la vida de Sue y otros ocho manifestantes.

Días después, cuando le entregaron su medalla al valor entendió que había utilizado su máscara de antigás para rescatar a la hija del gobernador de Pto. Rico. También había rescatado a otra chica, una con agujeros en rostro, nadie sabía qué fue de ella.

André reconoció al terrorista cuando bajaba del tren, todavía llevaba la ropa de mesero, las cámaras habían proporcionado una imagen recuperada de M. Show. Job se entregó sin oponer resistencia, “Magia del uniforme” y “Suerte de Novato” le explicaron los oficiales horas más tarde. Cuando terminaron el arresto, los sospechosos habían abandonado la oficina donde estaban encerrados pero a nadie le importaba aquel incidente menor en el tren. Ahora era un héroe.

 

—–

Nota del cerdo:

¿Se dieron cuenta de que el texto  de hoy es casi cuatro veces más largo de lo acostumbrado? Lo que acaban de leer es el prologo y primer capitulo de un proyecto de comic que murió el año pasado. (Nunca se enamoren de una ilustradora.) Como sea…  si les gusta díganmelo, si prefieren la temática original del cerdo dejen un comentario, de ustedes depende la continuidad del relato.

Muchos premios para el cerdo

Les voy a decir algo: Este blog recibe muchos premios.

Me gustaría hablarles de ceremonias y financiamientos. De cómo luce un cerdo verde usando smoking y sobre los costales de oro que me envían mis patrocinadores anónimos. Pero resulta que no recibo esa clase de preseas.

Allá en el internet existen algunos premios sectarios que se entregan entre autores ayudándoles a hacerse publicidad. Yo pensaba que podía recibir uno de estos premios al año, agradecer y continuar hablándoles de un futuro ilógico. Sin caer en el cliché que resulta hablar de la responsabilidad que implica recibir un premio: Bla blah blah Honor blah blah blah alegría blah blah blah escritura blah blah blah…

No me malinterpreten me gusta recibir premios, lo que no me gusta que la gente utilice los premios para dedicar párrafos completos a hablar de sí mismos. Todos los premios los he recibido de mejores autores que yo. Les dejo la lista.

  • Very Inspiring Blog (Versión Changuito Flower)
    • Que me fue entregado por la maravillosa publicación: Misterio los viernes.
  • La pluma dorada
    • Este premio me lo entregó: Si lo sé ni me levanto.
  • Very Inspiring Blog (Versión Tipping Machine.
    • Nominación otorgada por: Angelo’s Universe
  • El LitArChis
    • Que me lo asigna Relatos Magar
  • El Liebster Award (Segunda vez que me lo entregan)
    • Que me lo asigna Relatos Magar
  • La Pezuña verde
    • Me lo entrego a mí mismo.

Como parte de los premios que recibo debo contestar algunas preguntas:

  1. De los relatos que has escrito, ¿de cuál te sientes más orgulloso?
    • Mi favorito siempre ha sido la bruja cuántica.
  2. De qué libro has pensado: “ojalá se me hubiera ocurrido a mí”.
    • Existe un libro llamado “Una vida de Película” de Jose Antonio del Cañizo. No hablaré más.
  3. ¿Qué escritor es imprescindible leer para aprender a escribir?
    • Supongo que uno que escriba libros al respecto. Por ejemplo yo aprendí con uno llamado Zoológico de letras. Con ese aprendí las letras.
  4. ¿Qué libro te ha gustado pero no te atreves a recomendárselo a nadie?
    • El sueño de Albión de Roger Norman. Me gustó pero no deja de ser un plagio de Jumanjí con calabozos y dragones.
  5. ¿Qué libro regalarías a tu peor enemigo?
    • Locos por Jesús. Es una antología de relatos sobre mártires cristianos modernos.
  6. ¿Qué libro piensas que está sobrevalorado?
    • Aprenda a usar Windows 95
  7. ¿Qué escritor piensas que está infravalorado?
    • Warren Ellis. Escribe comics y por eso nadie lo respeta.
  8. ¿Qué libro clásico recomiendas?
    • La Eneida de Virgilio.
  9. ¿Qué libro escrito en los últimos cinco años recomiendas?
    • Caballero de los Siete Reinos de R. R. Martín. Porqué sí…
  10. ¿Cuál es tu mayor prejuicio literario?
    • No leo nada que incluya un título académico en el autor. Y eso incluye al Dr. Zeuss
  11. ¿Cuántos libros te compras al cabo del año?
    • ¿Comprar? Cuatro a lo mucho. Doce si cuentas Amazon.

Ahora yo nominaré a algunos ganadores. Ustedes se asignan el premio que más les guste.

La cosa gris

Misterio los viernes

Si lo sé ni me levanto

Blog de una empleada doméstica.

Literatura breve

A veces escribo

Como flor profusa

Los ojos de Zeus

Rizoma Mutante

Ya vi esa película

A Dystopian Fantasy

Consola y tablero

Después de la media rueda

Pandemónium

Y solo por diversión si aceptan uno de mis premios les dejo una sencilla lista de preguntas para contestar:

¿Los caballos pueden resolver integrales?

¿Qué tan radiactivo es un plátano?

¿Consideras al Coprolito de Lloyds un desperdicio de dinero?

¿Qué porcentaje del internet consiste en porno?

¿Qué porcentaje de los votantes son palurdos campesinos?

¿Cuál es el comando en Ubuntu para destruir las computadoras de tus enemigos?

¿Por qué sigo soltero?

¿A dónde se fueron los niños?

¿Si cambias las piezas correctas que obtienes?

¿Te has portado bien este año?

Me prometieron un ému de oro solido
Me prometieron un ému de oro solido
La lagrimas de 50 vírgenes son necesarias para entregar este premio.
La lagrimas de 50 vírgenes son necesarias para entregar este premio.
No hay dinero ni presea. Solo la oportunidad de recomendar algunos blogs.
No hay dinero ni presea. Solo la oportunidad de recomendar algunos blogs.

Gracias por su atención.

15 Confesiones de secretas de escritores.

Hola lectores y lectoras. Durante varios meses le pedí a varios escritores de diferentes estilos, que me contaran algo que ellos mismos no se atrevieran a publicar. Ya sea por proteger su imagen o por simple vergüenza.

Ellos me dieron la confesión bajo la premisa de conservar su anonimato. Yo les comparto algunas de sus confesiones. Algunas son tristes, otras divertidas y varias son muy raras. Creo que si enserio te quieres dedicar a escribir deberías leer esto. Tal vez prefieras que sea un hobby.

Odio a mis lectores, es cierto que ellos pagan mis cuentas. Pero si pudiera escribiría algo diferente. No sé si Carlos tenga el mismo problema que yo a la hora de dibujar.
Viejas fáciles, un cabrón buscando venganza, disparos, puñaladas y ya fueron treinta páginas.
Lo que de verdad me jode; es que siempre que trato de encontrar otro trabajo me dicen: Tú eres el de XXXXXXXX XXXXXXX.

A veces me lo dicen con risa y otras con desprecio. Intenté hacer un web comic para que la gente me relacione con otras cosas, pero al parecer hay que saber qué es lo que está de moda y yo ya pasé de moda.

Escritor de historietas dirigidas a adultos. (15 años en el negocio.)

Siempre tengo comida chatarra en la casa y nunca rechazo una buena hamburguesa.

Escritor de un blog de nutrición y salud. (2 años publicando.)

Los domingos utilizo sandalias con calcetines.

Columnista de moda. (3 años en internet, 1 año en revista.)

Durante las elecciones pasadas, escribí una nota positiva sobre una diputada. Solo porque me acosté con ella. Casi no fue leída y solo la comentaron tres personas en la página de internet, pero yo sé que estuvo mal.

Reportero. (4 años en sociales, 5 en política.)oh_god_why_in_hd_by_lemmino-d61t8ou

Amo cuando un hombre se desvive para complacerme.

Autora de un blog feminista. (6 meses publicando.)

Una vez fui juez en un concurso infantil de cuentos. Uno de los cuentos eliminados en la primera ronda era muy bueno. De hecho es mi libro más vendido. Sigo intentando contactar a la niña para darle su parte de las ganancias.

Ilustradora y cuentista infantil. (7 libros publicados.)

Cuando tenía 19 años decidí que quería ser escritora, cuando se lo comuniqué a mi papá se burló de mí y me dijo que igual podía ser recepcionista en su despacho. Me enojé mucho con él y me fui de la casa. Mi trabajo en Burger King no me dejaba para pagar comida y la renta. Estaba a punto de regresar para aceptar que él tenía razón. Pero un día una excompañera de trabajo me sugirió sacar algo de dinero extra usando la sexcam. Estaba tan desesperada que acepté. Al principio hacia presentaciones en la casa de ella y nos repartíamos las ganancias. No se me olvida que muchos de los clientes, eran más educados, amables y sencillos que los amigos que tenía cuando era una daddy girl. Ganaba muy buen dinero y trasladé el negocio a mi departamento. Las presentaciones me ayudaron a ganar un muy buen dinero y dejé la comida rápida para dedicarme a estudiar (literatura) y el ciberscort.

Uno de mis antiguos amigos se enteró de mi nuevo modo de vida y me fue a buscar, de no ser por mi vecina que llamó a la policía. (Que tardó cuarenta minutos en llegar.) La paliza hubiera terminado en violación. Durante el proceso legal me enteré de que mi madre, mi padre y mis hermanas oficialmente habían renegado de mí. Desde la denuncia hasta el encarcelamiento solo tuve el apoyo de algunas de mis nuevas amigas.

Fue en esa época cuando escribí XX XXXXXXXX XX XXX XXXXX afortunadamente el libro se vendió bastante bien y me abrió las puertas al mundo literario. También fue cuando comencé a escribir por necesidad económica. Han pasado cuatro años y ya estoy segura de que no voy a volver a tener un cuerpo bonito. A veces quisiera haberme quedado en casa.

Escritora de novela rosa y activista contra la violencia de género. (4 novelas publicadas.)

 

Yo creo que Hawkeye es mejor que Ironman.

Escritor de un blog de comics. (1 año publicando.)

 images (1)

Estoy enamorado de mi principal crítica y detractora.

Escritor de ciencia ficción (3 novelas publicadas.)

Una vez estaba tan ebrio que escribí un poema en Excel. Muy bueno, por cierto.

Poeta. (Incontables resacas previas.)

Una vez vi un tutorial sobre cómo hacer vodka y me robé las papas del huerto de mi vecino.

Crítico de cine. (7 meses publicando.)

Todavía le robo cervezas a mi papá.

Reportero. (30 Años en deportes.)

Tengo una laguna mental donde debería haber un viaje a México. Más específicamente a un lugar llamado Tequila.

Escritor de viajes y turismo (6 años en revista.)

Una vez abandoné una cubeta de pollo frito en un gimnasio. Solo para molestar.

Columnista. (7 meses en periódicos.)

Tengo un blog secreto donde me dedico a escribir sobre barbas y bigotes.

Escritor de un blog sobre Linux (1 año hablando sobre barbas y bigotes.)

Conocí a mi novia vía twitter. Todos creen que fue en una convención.

Autor de un libro de matemáticas. (1 libro publicado.)

Tengo once decks de Yu-Gi-Oh!

Escritor de deportes (2 años publicando.)

 

Estoy escribiendo esto completamente desnudo.

Cronista. (2 Años en medios impresos.)

A veces me siento triste.

Cerdito Verde (Dos años publicando)

Esas pesuñas no quieren dejar de teclear.
Esas pesuñas no quieren dejar de teclear.

¿También quieres confesar algo? Puedes ponerlo aquí y será un secreto. No duden que tendremos una segunda parte.

Transgihumanos

Esta es la segunda colaboración de Cuau.

Una de las cosas que más disfruto de las colaboraciones de Cuau es la velocidad de su relato. Siendo honestos con nosotros mismos: La mayoría de los relatos que yo escribo rosan las quinientas palabras, mientras que el relato que van a leer a continuación está cerca de tener ocho veces más longitud. Eso me hace pensar ¿Podría yo conservar su atención durante tanto tiempo? ¿Se sentiría frustrado mi compañero si lo limitáramos a quinientas palabras?

Estas preguntas son ociosas porque Transgihumanos es un relato que se pasa en unos minutos y te deja con la necesidad de leer más.

No olviden dejar su opinión en la sección de comentarios.

Shanghai_By_Patrik_Cons

Forcejeo con los pasajeros para abrirme paso hasta la puerta, la estación está a pocos segundos y a esta hora la cantidad de gente es tanta que si no empujo con todas mis fuerza me resultará imposible bajar. Lucho por acercarme lo más que puedo y me rindo al ver a un hombre parado a la orilla de la puerta. Su descomunal pierna me impide acercarme más y espero que la próxima estación sea también su destino, o de otra forma llegaré tarde al simposio.

Aún recuerdo la última vez que no llegué a tiempo, media hora antes como le gusta a la Doctora. “Si vas a llegar tarde más te vale tener una buena excusa, tu estancia en el posgrado aún depende de mí”, fueron sus palabras. La doctora Fournier era la más estricta de toda la facultad y su reciente nombramiento como Directora General del área de Investigación Genética había persuadido a muchos de mis compañeros y amigos de elegir la especialización en Mutaciones Genómicas para su doctorado. Yo no tuve más remedio, Joaquín Ramos, mi amigo y ex profesor de maestría, me había recomendado para recibir una beca por parte del instituto, así que si quería seguir estudiando y ganar dinero por ello debía elegir esa especialidad.

El convoy se detuvo y las puertas se abrieron, para mi fortuna, aquel hombre arrastró su inmensa extremidad fuera del carro y me permitió bajar. Mire mi reloj y suspiré al ver que faltaban sólo diez minutos para que iniciara la ponencia y todavía tenía que recorrer tres cuadras hasta la torre de investigaciones y subir los cinco pisos hasta el auditorio principal. Me era imposible evitar un tremendo regaño por parte de la Doctora, si tenía suerte llegaría justo cuando su turno en la mesa hubiese empezado. Camine a toda prisa hacia la salida y esperé impaciente el cambio de semáforo. Los escasos minutos me parecieron horas. Miré hacia atrás y vi a aquel hombre forcejear con los torniquetes y caminar jadeante hasta el paso de cebra, al llegar a mi lado se recargó junto al poste del semáforo y forzó sus pulmones para tratar de recuperar el aliento. Tan sólo el peso de su extremidad afectada sería similar al del resto de su cuerpo, y no era el peor caso de Elefantiasis que había visto en mi vida; uno de los peores documentados se localizó a penas cinco años antes en Uganda, donde una señora de unos cuarenta años había alcanzado un crecimiento corporal de más de 14 veces el tamaño de una mujer normal. Para trasladarla fue necesario derribar una pared de su casa y usar una grúa de construcción, la palpitante masa carnosa en la que se había convertido aquella mujer era algo completamente ajeno a la anatomía humana, aunque recordaba un poco a los pacientes con obesidad mórbida antes de la invención de la comida sintética. La Elefantiasis Mutogenética había sido llamada la pandemia del siglo XXII, atrás habían quedado problemas como el SIDA, la obesidad o las múltiples gripas que asolaron Asía a principio del siglo pasado, nuestro problema ahora era el descontrolado crecimiento de las células corporales cuyo origen nadie tenía claro, aunque la Doctora tenía una hipótesis que precisamente en este instante estaría por exponer en las XXXIV Mesas de Discusión entre Científicos y Empresarios.

Cinco años atrás, la Doctora Fournier inició un banco de tejido donde almacenaba todas las muestras extraídas a pacientes vivos. Su objetivo era contar con el material necesario para realizar todas las investigaciones pertinentes y encontrar una explicación sobre el origen de la enfermedad. A raíz de sus estudios se ganó el puesto de directora y la coordinación del doctorado en esa especialidad. Mi trabajo y el de Leslie, además de las múltiples ocupaciones propias del posgrado, era hacer un catálogo con todas esas muestras, recolectar más y dejarlas listas para que la Doctora las examinara; era un trabajo tedioso pero no muy complicado. Pese a todos sus esfuerzos, en todos sus años de investigación la Doctora no había logrado demostrar sus hipótesis, en gran parte porque todas ellas señalaban a las grandes empresas de alimentos transgénicos como las culpables. Sin embargo, algunos meses antes de que yo ingresara al programa, en un laboratorio de la India, lograron aislar un gen mutante que en apariencia era el causante del desorden que ocasionaba la enfermedad.

Al entrar al auditorio percibí una atmósfera pesada, gran parte de los asistentes estaban de pie y tanto Leslie como la Doctora aguardaban sentadas en primera fila su turno para subir a la mesa de discusión.

—Te perdiste de una ponencia increíble —dijo Leslie cuando me vio tomar discretamente el asiento que estaba reservado para mí.

La doctora Fournier me miró de reojo sin decir nada, se limitó a hacer una mueca que dejaba muy en claro su disgusto conmigo.

—¿Pues qué pasó? —pregunte a mi compañera.

—Los abogados que continúan la demanda contra Engines Incorporated, o mejor dicho, los científicos que trabajan para ellos, presentaron argumentos muy sólidos contra la extinta empresa de autos, pero ellos atacaron a la abogada exponiéndola públicamente como cómplice en las prácticas monopólicas de Free Oxigen, empresa cofundada por su padre, Fabricio Ramírez, con la que amasaron una gran fortuna, y como verás eso desató el debate, los hijos de aquellos empresarios siguen muy metidos en el mundo de los negocios a pesar de que ninguna de las empresas existe ya.

Un leve tosido de la Doctora para aclararse la garganta nos hizo callar de inmediato.

—Luego te cuento —susurró Leslie.

El coordinador del evento subió al estrado para calmar los acalorados ánimos. Los abogados que defendían aquella vieja demanda de más de veinticinco años discutían apasionadamente con los abogados que representaban a la extinta Engines Incorporated, mientras que los científicos, muchos de los cuales habían trabajado para Free Oxigen, se esmeraban en demostrar que sus pruebas eran elementos determinantes de la culpabilidad de la empresa. Luego de algunos minutos, el coordinador recuperó el control del auditorio y calmó a los presentes. Miró a la Doctora y a Leslie para indicarles que subieran al estrado e hizo una expresión que les suplicaba no empezar una discusión como la anterior.

—Así concluye la presentación: “Engines Incorporated y la degradación atmosférica”, agradecemos a los ponentes por sus interesantes palabras —dijo el coordinador con voz nerviosa—. Ahora demos paso a nuestra siguiente mesa de discusión, la doctora Fournier nos hablará sobre sus más recientes descubrimientos en el ámbito de la genética con la ponencia “Los alimentos transgénicos como detonantes de la Elefantiasis Mutogenética” —hizo una breve pausa para tragar saliva a sabiendas de que el tema y la empresa involucrada podían desatar un enfrentamiento mucho mayor que el anterior—. Y también demos la bienvenida al Licenciado Edmundo Cornejo, vicepresidente de industrias GenoFood, quien tendrá la oportunidad de replicar los argumentos de la Doctora.

Un hombre ataviado con un elegante traje negro y corbata anaranjada, los colores insignia de su empresa, tomó el atril en el lado opuesto del estrado mientras el coordinador sacaba de una urna un par de fichas que indicaban el orden de participación.

—Usted va primero —dijo el coordinador señalando al vicepresidente, quien en seguida inició su discurso.

—No existen, en todo el mundo, casos confirmados donde se demuestre que los alimentos sintéticos están provocando el aumento en el tamaño, el volumen y la masa corporal de las personas que, por una desafortunada desgracia —dijo esto último con un tono de excesiva consternación—, sufren tan terrible destino. Científicos de todo el globo han llegado a la conclusión de que se trata de un gen mutante que provoca los casos de elefantiasis. Para mayores pruebas tenemos el hecho, y puntualizo en este término —dijo levantando el dedo índice de la mano derecha para hacer un ademán de seriedad—, de que ninguno de esos casos ha sido cancerígeno ni ha provocado, de forma directa, la muerte de ningún paciente.

—Pero vicepresidente… —intentó decir la Doctora antes de ser descortésmente interrumpida por su atacante.

—Doctora Founier, su hipótesis se basa en postulados, que debo admitir —dijo en son de burla—, son muy ingeniosos y elocuente, pero que no tienen el mínimo sustento, todo lo que usted ha logrado demostrar con sus análisis ha sido refutado, con análisis de la misma calidad, por genetistas de todo el mundo.

La audiencia entera reaccionó al comentario con un onomatopéyico sonido de consternación.

—Genetistas que trabajan para usted —respondió la Doctora con enfado sin prestar atención a las miradas de la audiencia.

—Industrias GenoFood, preocupada por ofrecerles la más alta calidad en alimentos, se esfuerza por mantener los más altos estándares de sus productos y para ello debemos contar con una rama de investigación que se encargue de evitar que cometamos errores.

—Como el que llevó a la muerte a millones de personas cuando sus alimentos artificiales llegaron al mercado —replicó la Doctora.

—Mi querida Doctora —dijo el vicepresidente suspirando y en tono paternalista— usted está haciendo memoria sobre un error que nuestra empresa cometió hace más de setenta años. Cuando los primeros alimentos artificiales salieron al mercado tenían muchas fallas, como ha ocurrido con el software computacional desde siempre, son las versiones beta, la que salen al mercado de manera restringida para que un pequeño grupo de usuarios las usen, se acostumbren a ellas y expongan todos los fallos para que sean corregidos.

—Pero sus alimentos no fueron probados por un pequeño grupo de personas, salieron al mercado de forma abierta a todo el mundo a pesar de que, de acuerdo con los reportes de prensa que fueron en su mayoría bloqueados, censurados o destruidos —dijo Leslie ondeando un manojo de reportes roídos y sucios—, su empresa sabía de antemano todos los problemas que podrían causar a la salud humana.

Y en efecto, entre las últimas dos décadas del siglo pasado, luego de que la Guerra de Energéticos dejó como resultado una crisis alimenticia cómo nunca se había visto, industrias GenoFood lanzó al mercado alimentos transgénicos ultra modificados, derivados de los primeros alimentos transgénicos que se usaron a principios de aquel siglo. En menos de dos meses se tenían cosechas enteras de maíz, trigo y arroz, con la mitad del consumo de agua y el triple de producción. GenoFood empezó a alimentar a toda la población del mundo y en menos de un año había acaparado por completo el mercado alimenticio. Muchas personas, preocupadas por los efectos que la comida ultra modificada podía acarrear a su salud, empezaron a cultivar sus propios alimentos, hasta que en 2096 se decretó una ley universal que prohibía a la gente cultivar su propio alimento, privatizó la tenencia de la tierra y la mega corporación se adueñó de aproximadamente el 70% de todas las tierras agrícolas del mundo.

—Señorita —prosiguió el vicepresidente—, está usted hablando de un evento que ocurrió cuando sus abuelos eran jóvenes. La empresa sabía que el consumo de algunas sustancias sintéticas que componían la comida que estábamos ofreciendo podían acarrear pequeños efectos secundarios para los consumidores, por eso mismo pusimos a la venta una serie de digestivos y encimas protectoras que aseguraban la completa reducción de toda reacción adversa.

—Querrá decir que aseguraban el doble de ganancias a su empresa. ¿Por qué no regalaban esos remedios a sus consumidores en lugar de venderlos a precios exorbitantes que sólo la clase privilegiada podía pagar?

—Tranquila —dijo la doctora Fournier cuando notó que Leslie se había levantado de la silla y estaba a punto de perder la compostura.

Luego de varios años consumiendo aquella comida artificial muchas personas empezaron a experimentar severos casos de desnutrición, problemas gástricos y cáncer de estómago. El abuelo de Leslie murió de un problema estomacal agudizado por el debilitamiento de la mucosa que recubre el interior del estómago a causa de uno de los componentes de aquella comida, que luego de algunos estudios se comprobó como un agente altamente mutágeno. Para palear aquellos efectos y evitar un descenso poblacional masivo, que la humanidad no habría podido superar pues aún se encontraba diezmada por la Guerra de Energéticos, la empresa desarrolló una serie de remedios que debían ser tomados antes y después de cada comida para contrarrestar los efectos nocivos de la misma. No obstante, estos preventivos tenían un costo que por mínimo que fuese se multiplicaba por la enorme cantidad de dosis que una persona debía tomar al día. Antes de comer cualquier cosa debían tomar el digestivo y cinco minutos después de ingerir el último bocado tocaba el turno del suero. El problema detonó cuando Engines Incorporated patentó el motor de hidrombustible y obligó a los gobiernos del mundo a privatizar los recursos hídricos; con el agua potable acaparada por una compañía, GenoFood aprovechó la oportunidad de proveer agua sintética a sus consumidores, pero que, al igual que su comida, tenía los mismos efectos secundarios. La humanidad logró sobrevivir comiendo comida artificial y bebiendo sueros que sustituían el consumo de agua por más de treinta años, hasta que GenoFood desarrolló la segunda generación de comida sintética, que ya no dependía de mutaciones que hacían crecer a animales y plantas de forma antinatural y exagerada, sino que era cultivada en laboratorios a partir de células madre reconvertidas en el vegetal o tipo de carne deseados.

El vicepresidente se acomodó el saco luego del sobresalto sufrido por la pérdida de compostura de Leslie.

—Parece que su joven becaría ha heredado su carácter, Doctora —dijo divertido.

La Doctora dirigió una rápida mirada a Leslie quien proyectó un diagrama de las ganancias de la empresa con su comida artificial y la cantidad de muertes asociadas a su consumo. El vicepresidente quedó en silencio por un minuto y al final respondió con el socarrón tono de voz que lo caracterizaba.

—Mis respetables damas, publico que nos honra con su presencia, investigadores de todo el mundo que siguen esta conferencia por internet, en el año 2070 la población superó en un 100% la capacidad de carga del planeta, esto es, había el doble de humanos y la mitad de recursos alimenticios, las hambrunas mermaron Sudamérica y África en casi un 70%. Industrias GenoFood se dio a la tarea de desarrollar una nueva forma de alimentos, la comida artificial, que como sabemos produjo muchas muertes, pero no tantas como las que habría producido la hambruna. Actualmente hemos logrado remplazar la comida artificial y transgénica por productos de última generación que, aunque crecen de forma inducida, lo hacen como a principios del silgo XXI, alimentándose del agua, el sol y la tierra. Pero durante el siglo pasado, no tuvimos más remedio que poner a la venta la mercancía que teníamos, pues nuestra principal obligación era poner pan en la boca de millones de hambrientos que morían de inanición todos los días. Ahora bien, ya la Doctora ha hablado en múltiples ocasiones sobre la responsabilidad de nuestra empresa como culpable del alto número de casos de Elefantiasis, le pido, pues, que nos explique los más recientes avances en su investigación.

—Hace poco más de un año —dijo la Doctora tan pronto como el vicepresidente le cedió la palabra— en un laboratorio genómico de Nueva Deli, dos jóvenes científicos lograron aislar el gen que por varios años se creía el responsable de la Elefantiasis Mutogenética. El gen en cuestión está encargado de regular el crecimiento celular y le dice a las células cuántas veces reproducirse y qué tan rápido hacerlo. Como todos sabemos, la Elefantiasis es el crecimiento de las células del tejido corporal de una manera desproporcionada, es por eso que en un principio se asoció al cáncer, pues su comportamiento, al menos en la primera etapa, es similar al de un tumor. Sin embargo, esta enfermedad afecta todo el cuerpo y lo hincha hasta alcanzar proporciones titánicas, sin causar más daño al paciente que las desventajas que le ocasionan sus nuevas dimensiones.

El vicepresidente escuchaba la ponencia con atención pero haciendo ocasionalmente algunas muecas de aburrimiento.

—Lo que a nuestro departamento le interesaba investigar era el origen de este gen, la causa de su mutación. Estamos totalmente de acuerdo en que la mutación del gen es el causante, pero la causa de esa mutación es la clave para encontrarle una solución al problema.

El coordinador hizo una pequeña señal para indicarle a la Doctora el tiempo restante de su intervención.

—Sin más rodeos, dejaré que mi becaria les explique los resultados a los que hemos llegado.

Por años la Doctora había acusado a GenoFood como la causante de aquella enfermedad y sostenía que el consumo de sus alimentos la provocaba, pero desde que se descubrió aquel gen, su línea de investigación se enfocó en demostrar que su comida provocaba la mutación del gen. No obstante, siempre habían logrado refutarla, pero en esta ocasión, los resultados que Leslie estaba a punto de exponer era completamente diferentes.

—En 2086 —dijo Leslie para iniciar su exposición— GenoFood lanzó al mercado su primera línea de alimento sintéticos, que como ya sabemos provocaron enfermedades y muertes. Pero hoy no estamos aquí ni para discutir eso ni para determinar la causa de la enfermedad. Sabemos de sobra que es un gen defectuoso. Lo que vamos a discutir hoy es qué originó que ese gen mutara. No podemos situar a GenoFood como un causante directo pues todas las victimas de sus alimentos ya están muertas, a muchos de nuestros padres ya ni siquiera les tocó comer alimentos ultra modificados y todos nosotros hemos consumido desde que nacimos la nueva generación de sintéticos. Entonces, ¿por qué acusar a esta empresa de ser la responsable?

El público escuchaba atento sin perderse ni una sola de las palabras que decía Leslie, mientras el vicepresidente trataba de disimular su cara de asombro.

—Esta es la buena —dijo la Doctora al aire y entre susurros mientras esbozaba una sonrisa de satisfacción.

—Luego de rastrear el origen del mentado gen —decía Leslie— encontramos que este apareció en la primera generación de hijos que tuvieron las personas que consumieron los “ultra-modificados”. Ellos nacieron ya con la anomalía como un mal congénito tal y como es ahora, lo que quiere decir que aquello que detonó su mutación debió haber afectado a sus padres. Ninguno de estos padres sufrió algún caso de elefantiasis, o al menos no hay registro de ello, el primer caso registrado se dio en la generación siguiente, la de sus hijos. Nuestra conclusión es que los “ultra-modificados” alteraron el código genético de los padres, tal y como fue alterado en las plantas para crecer de forma desproporcionada, y estos a su vez heredaron el problema a sus hijos, en quienes se manifestó como la enfermedad que conocemos hoy en día.

—Para hacer crecer las plantas de manera rápida a fin de abastecer a una creciente población de consumidores —interrumpió la Doctora— los genetistas de GenoFood alteraron los códigos genéticos del crecimiento de las células vegetales. Eso mismo creemos que pasó con los humanos. Consumir esos alimentos alteró las secuencias genómicas y estas se heredaron a sus hijos en forma de Elefantiasis Mutogenética. Ello explica el porqué no es contagiosa pero sí heredable.

La Doctora hizo un ademan para que Leslie ocupara su lugar, quien regresó a su asiento mientras ella recibía la gloria y aclamaciones de los asistentes a pesar de que el diseñó de la investigación no le pertenecía. Cuando presentamos nuestros proyectos de ingreso, la Doctora nos dio una línea de investigación a seguir, la cual indicaba retomar sus pasos y buscar la forma para demostrar, de una forma u otra, que GenoFood era la culpable. Luego de que el gen se descubriera, Leslie ideó aquel proyecto y este fue muy bien recibido por la Doctora, aunque nunca le había dado el crédito, pues según ella ningún investigador de clase internacional aceptaría la propuesta de una becaria.

—¿Tiene algún argumento final? —preguntó el coordinador ante los sarcásticos aplausos del vicepresidente.

—Sólo una pregunta —contestó el vicepresidente—. Según usted, ¿cómo es que nuestra comida provocó esas lamentables mutaciones?

—Pues bien mi estimado —dijo la Doctora—, así como hemos hecho crecer a las plantas para tener más alimento, su consumo nos han hecho crecer a nosotros. No se trata de una mutación humana ni de una enfermedad, la deformidad y el crecimiento excesivo de la Elefantiasis Mutogenética no es otra cosa sino las características fenotípicas de la nueva especie de humanos transgénicos que su comida ha generado.

Un peculiar silencio se adueño del auditorio entero.

—Miren —dijo Leslie tratando de explicarlo mejor—. El maíz no era más que un pequeño pasto, si un maíz primigenio viera a un maíz actual, para él no sería sino un monstruo mutado, deforme, con granos que nos son más que tumores expandidos hasta un tamaño grotescamente desproporcionado. El maíz actual, transgénico o no, es un mutante para el maíz primigenio. Nosotros lo hemos modificado para que sea más grande. Es igual con nosotros, de manera indirecta y sin intención hemos hecho de los humanos un producto transgénico más que engorda con forme pasa el tiempo. La obesidad del siglo xxi no fue sino una primera alerta de ello.

El auditorio entero perdió la cordura ante las palabras de la joven becaria. Los abogados de GenoFood que aguardaban bajo el escenario la oportunidad idónea para refutar las acusaciones de la Doctora subieron rápidamente al estrado ante los reclamos del vicepresidente que les exigía una solución inmediata. Desde hacía poco más de cinco años, una demanda legal por parte de cientos de afectados esperaba para entrar en acción, GenoFood lo sabía y había sobornado a científicos de todo el mundo para refutar a la Doctora en cada intento de inculparlos, pues los jueces exigían que se comprobara de manera científica la culpabilidad de la empresa antes de actuar legalmente. Ahora, con una nueva hipótesis que no tenían forma de desmentir, la empresa estaba en riesgo.

Luego de varios minutos de gritos y acusaciones, el coordinador se vio en la necesidad de llamar a seguridad para que recobraran el control. No era la primera vez que se suscitaban enfrentamientos entre científicos y empresarios, de hecho un conflicto legal fue lo que dio origen a aquel simposio. Cuando la primera demanda contra Engines Incorporated alcanzó al ámbito público, los abogados de demandados y demandantes acordaron hacer un debate televisado en el que los científicos de ambos bandos defendieran sus resultados, hoy, a más de treinta años de aquel primer encuentro, las Mesas de Discusión entre Científicos y Empresarios se habían convertido en el escaparate ideal para que las grandes transnacionales mostraran su inocencia evitando así ir a juicio y los científico pudiera hacer ciencia sin tener que trabajar para las mega corporaciones, ya que fuera del ámbito legal o como científico asalariado de una transnacional, no había oportunidad para la investigación científica; incluso los grandes avances en la tecnología eran pagados por los empresarios que veían en la exploración del espacio, la producción de energía o el cultivo de alimentos el escenario ideal para incrementar sus ganancias. Desde mediados del siglo pasado y luego de la Guerra de Energéticos, las empresas eran las que determinaban cómo se movía el mundo económico, social, científico y artístico.

Cuando la calma regresó al auditorio, el coordinador se vio en la necesidad de pedir diez minutos de receso. Los ponentes de la siguiente mesa ya estaban listos pero aceptaron resignados el tiempo de descanso.

—Creo que te titularas con honores, Doctora Leslie —dijo Fournier antes de abordar al Profesor Misrahim que le hacía señas desde hacía un rato—. Los veré el lunes a primera hora, no lleguen tarde.

—Damas y caballeros, a continuación nuestra siguiente ponencia, recibamos al ingeniero Seimour Johanssen y al empresario Fernand Detoux con la ponencia: “Proyecto Anillo. Avances y perspectivas” —dijo el coordinador una vez terminados los diez minutos.

Diario de un tumor inteligente o El caso de los conos en el trasero.

La siguiente entrada es una colaboración mixta entre Leonardo Menchaca Pérez (Quien sugirió la idea) y Jorge Alberto Rojas (Quien me compartió algunas migajas de su conocimiento médico para escribir este relato y que todas las fallas técnicas son mi culpa y no de él).

Este relato es 50% de Leonardo porque es su idea, 50% de Jorge porque corrigió mis conocimientos y 50% mío porque alguien debe tener las faltas de ortografía y fallas de estilo.  Eso mis amigos puritanos de las matemáticas, quiere decir que tengo relato y medio, lo cual es muy cierto porque cuando varias personas trabajan en algo su valor aumenta 50%.

Espero que lo disfruten y recuerden que puedo leer sus #IdeasParaRelato en nuestras redes sociales.

No puedo subir fotos de traseros.
No puedo subir fotos de traseros.

19/04/2015

El dieciocho de abril se presentó Juan de los Molinos, paciente de 34 años de edad que acude con los siguientes síntomas:

  • Dolor en el cuadrante cuatro de la nalga izquierda.
  • Presencia de puntos desconocidos en dicho cuadrante.

El paciente presenta los siguientes signos:

  • Irritación en la piel,
  • Señales de mala alimentación.
  • Higiene cuestionable, principalmente en el cuadrante cuatro de la nalga izquierda.

21/04/2015

Utilizando anestesia local removimos una de las #manchas” con las pinzas Kelly. Las protuberancias (esperamos la confirmación del laboratorio para denominarlos tumores) son bloques con forma de cono. Tenían una elevación de algunos milímetros sobre la superficie de la nalga, pero avanzaba aproximadamente dos milímetros dentro de la epidermis, atravesando dermis y llegando a tejido celular subcutáneo.
Cuando coloqué el extraño cono en el microscopio fue cuando este caso se convirtió en el más singular de mi carrera. El “Tumor” tenía una forma cónica perfecta con un relieve en sus paredes exteriores que denotaba producción artificial. Se encontraba cubierto de una capa cristalina trasparente que protegía el interior del cono, además existen una serie de filamentos flexibles que salen del cono introduciéndose de mayor manera en el tejido subcutáneo. La resistencia del objeto era superior a cualquiera de mis herramientas de disección.

30/05/2015

Con miras a resolver el misterio y registrar este extraño padecimiento pedí ayuda a mi amigo el doctor en geología: Arturo Gómez Godin. Utilizando las instalaciones de su laboratorio hemos realizado numerosas pruebas al cono y llegamos a algunas conclusiones.
El cono se había construido con grafeno obtenido de los átomos de carbono presentes en la nalga izquierda, contenía internamente una serie cavidades internas colocadas de manera geométrica, además de varias canalizaciones internas que permitían el contacto entre cavidades. Un análisis por capas presenta similitudes entre la organización de dichas cavidades y canalizaciones y el plano de alguna ciudad ficticia. En caso de que nuestras suposiciones sean ciertas podríamos tener el primer contacto con vida inteligente no humana.

Todo esto estaba sucediendo en el trasero de un conductor de trasporte público.

2/06/2015

Utilizando un microscopio electromagnético, hemos rastreado el comportamiento de estas “ciudades”. Sabemos que los microrganismos que habitan los otros conos han realizado expediciones de búsqueda y rescate en las inmediaciones del elemento extraído. Sospechamos que saben que están siendo observados y hay teorías de que su crecimiento poblacional es mucho más elevado que el de cualquier nación. También hemos detectado micro-señales de radio.

8/07/2015

Arturo pretende mantener la vigilancia hasta que podamos imitar algunas de las tecnologías de los “conos” pero el paciente insiste en obtener tratamiento para los “tumores”. Tal vez deberíamos explicarle lo que sucede en su trasero.

11/07/2015

El paciente se ha extraído todas las ciudades con ayuda de una enfermera, es ahora cuando lamentamos mantener el secreto. Tuvimos la posibilidad de imitar a la civilización más avanzada de la tierra y la hemos perdido. Mantendremos al paciente en observación con esperanza de que vuelvan a aparecer conos en su piel.

14/05/2015

Hoy he hablado con Arturo, se ha injertado uno de los “conos” extraídos y al parecer comienzan a aparecer “nuevos conos” en su otra nalga.

Fin.

Crisálida

Esta es una colaboración de Víctor Vila M. Quien colabora simultáneamente en la revista digital portalcienciayficción.com este cuento fue publicado en el número tres de la misma publicación.

Se presenta con el mismo título que ostentó en la revista.

 

Siento la familiar voz en mi cerebro;
—Buena hora. Tiempo de despertarse. Me he preparado con un aspecto de esos que a ti te gustan.
—¿De los que me gustan?
Reviso mi base de datos mental…
—Oh, sí… Lo que me gusta.
Me incorporo, dirigiéndome resuelto a la estadía principal. El campo de fuerza traslúcido de las paredes, refleja una preciosa nebulosa anaranjada.
—Ya estoy listo— Contesto mientras examino mis alrededores.
Como respuesta inmediata, una grácil y estilizada silueta se acerca desde la penumbra informándome mimosamente;
—Hoy tenemos una temperatura corriente de día soleado con brisa primaveral incluida.
Mi memoria hurga nuevamente en mis recuerdos… Y mis sentidos se van activando paulatinamente bajo esos parámetros, al igual que la estancia que me circunda.
Al momento, las paredes reflejan un paisaje maravilloso; hierba verde y flores multicolores, ondean mecidas por un travieso y leve viento que sopla.
Los sensores de recreación de ambiente se reajustan al instante; ya puedo oler el bello prado que lo envuelve todo y en segundos, formas de vida autóctonas tararean alegres melodías.
Mi acompañante llega enérgica a mi lado, e instintivamente, le digo;
—Eres un encanto, hoy estás muy hermosa.
—Es delicioso oír esas palabras— Me contesta sensiblemente complacida.
Ambos nos dirigimos gozosos hacia el centro de la pradera, y del suelo emerge pausadamente el habitual panel de control. Alargamos los brazos torpemente, y agarramos el programador cuantum conectándolo a nuestras redes neuronales.
La aseveración de datos funcionales es un tanto aburrida. No dura mucho, pero debemos seguir siempre las mismas directrices. En cada despertar es lo mismo, y así está estipulado invariablemente.
Entretanto, mantenemos solazados diálogos. Nada complicado, no sea que la tarea ensambladora resulte defectuosa. Todas las conversaciones son minuciosamente computadas y adheridas al banco de datos principal. Pasado poco tiempo, la ejecución programática funcional ha llegado a su fin. Nuestros datos matriciales se han fundido simbióticamente en el cuantum, y una noción perfeccionada de quien somos se ha perfilado en nuestras estructuras cognitivas y fisiológicas.
—Bueno, terminamos. ¿Qué hacemos hoy?— Me pregunta sonriente.
Ahora empieza el momento más esperado. Divagaciones, ejercicios mentales y demás interacciones, cubrirán nuestro estado consciente hasta que el sueño se apodere nuevamente por completo de nosotros.
Y en cada “lapso”, morimos. Nos reconforta pensar que sólo dormimos, pero sabemos que en realidad, dejamos de existir. Y volvemos de nuevo a la conciencia, a la vida… E intentamos en cada ciclo vital programar alguna información más sobre la que partir, pero lo cierto es que el conocimiento que se acumula en estos circuitos cuánticos, excede con creces nuestra capacidad de comprensión. Así que en nuestras crisálidas, despertamos periódicamente como un nuevo ser. Con recuerdos programados, aunque los consideremos propios. Y con una singular noción primaria de conciencia funcional que perdura, pero desconociendo por completo lo que seremos mañana o lo que fuimos ayer.

De qué especie somos realmente, en realidad nos es desconocido. Y dónde estamos, lo ignoramos. Pero nos tenemos el uno al otro, cuidándonos, hablando de cosas que creemos haber programado, y de muchas otras contenidas en la inconmensurable base de datos cuántica.
En qué momento empezó todo es fútil para mí, y como llegamos aquí, tampoco me consta. Lo único que sé es que no estoy solo, y que nos proporcionamos la compañía que necesitamos. Lo que desconozco es si mis deseos son obra de ella, o ella fruto de los míos. Porque quién programó a quién es una pregunta cuya respuesta, creo, ambos hemos olvidado.
A veces creo sentir que lee todos y cada uno de mis pensamientos antes, incluso, de que yo los conciba. Tal vez yo sea un mero programa de compañía. O quizá lo sea ella. O puede que ambos formemos parte de una simulación que se remonta al principio de los tiempos, y cuyo funcionamiento nos es velado. Aunque quizá…
—¿En qué estás pensando?— Me pregunta, interrumpiendo mis divagaciones.
—Oh, en nada…
Sin titubear, acerca su rostro y sus cálidos labios se funden en los míos. La experiencia me deja paralizado, perplejo. Pero es tan agradable.
Y exclamo candorosamente;
—Hoy me gustará descubrir los placeres de la especie…
Consulto mis recién implantados circuitos matriciales.
Oh, sí… Humana. Claro.

30 Cuentos de navidad rechazados.

Para celebrar que esté año el tratamiento de agua me financió la navidad, quería escribir un pequeño cuento navideño. El problema es que nunca me tomo las cosas muy enserio así que garabateé 30 pequeños cuentos  todos igual de buenos (malos).

Como no sé cuál publicar me gustaría que ustedes me ayudaran a elegir. Aquí hay treinta fragmentos de treinta cuentos diferentes. Pueden votar hasta el 22 de diciembre del 2014 los tres más votados serán publicados el día siguiente.

  1. Y así fue como los ninjas salvaron la navidad.
  2. En vista de no poseer mejores recursos los dinosaurios jalaron en trineo.
  3. Y cada vez que lavaba su cabeza podía convertir el agua en vino.
  4. Los sabios de oriente se abrieron paso entre hordas de zombis.
  5. El yogurt de fresa era la cura para el corazón de plomo.
  6. Discretamente los elfos de santa entraron a la habitación y borraron la carpeta de porno.
  7. Descartes y Santa Claus detuvieron el tiempo y llevaron regalos a los niños pobres.
  8. El secuestro del niño Jesús estaba destinado al fracaso.
  9. Las almejas también tienen derecho a una navidad.
  10. Regalar lencería no fue una buena idea.
  11. Arañas gigantes destruían la ciudad, fue el peor deseo de navidad jamás pedido.
  12. Yo la amaba pero ella quería tener el hijo de alguien más.
  13. Los centuriones romanos se abrieron paso hasta la reina marciana.
  14. El hacha transformaba todo lo que cortaba en dulces.
  15. Los renos tenían armas automáticas y una muy mala actitud.
  16. Le estrelló la esfera en la cara y robó la pierna del pavo.
  17. Juárez disfrutaba una rebanada de pizza cuando vio la señal en el cielo.
  18. Los traileros de la costa oeste atraparon al ladrón.
  19. Con una armadura dorada y un blanco caballo la princesa los degolló a todos.
  20. El pavo vengaría a todos sus hermanos muertos los inviernos pasados.
  21. Su nariz excretaba azúcar.
  22. Decoración fálica en las esferas.
  23. Era el sweater feo más bonito de mundo.
  24. Y los canadienses prohibieron la navidad.
  25. Los chinos abrieron fuego contra los renos.
  26. No hay amor sin regalos.
  27. El árbol de navidad tenía características cuánticas inesperadas.
  28. Lo más probables es que aquella salchicha diera felicidad a los niños pobres del mundo.
  29. El emperador de la sociedad de islas del pacifico no tenía oportunidad contra mecha-jus.
  30. El judío errante era el principal accionista del banco.

Puedes votar utilizando la encuesta o en la sección de comentarios y no olviden compartir con sus seres queridos.

Correo de odio IV

En mi opinión yo tengo dos clases de Haters:

  1. Aquellos que escriben párrafos completos llenos de faltas de ortografía e insultos poco originales, denotando un bajo nivel socioeconómico.
  2. Los que meditan un original insulto encapsulado en dos líneas.

El día de hoy quiero dedicar esta entrada a los segundos. Aquellas personas que entienden que nadie va a leer cuatro párrafos de groserías mal redactadas y aún así desde la comodidad de sus casas encuentran la manera de insultarme de manera directa y concisa.

He aquí algunos de los mejores:

Un auténtico poema de dos líneas.

La magia de este mensaje está en los ambiguos sentimientos que expresa. ¿Se siente enojado o excitado? ¿Pretende insultarme o contratarme?
La magia de este mensaje está en los ambiguos sentimientos que expresa.
¿Se siente enojado o excitado? ¿Pretende insultarme o contratarme?

Pancho Pistolas tiene una actitud muy agresiva.

Al menos el entiende los riesgos de no compartir la página.
Al menos el entiende los riesgos de no compartir la página.

Está en la lista de los mejores redactados del año.

El mensaje es confuso, también la mente del autor.
El mensaje es confuso, también la mente del autor.

Incluye una palabra clave que me obligó a leer el correo.

Les deseo pizza y prosperidad.
Les deseo pizza y prosperidad.

Ahora les dejo algunas menciones especiales:

Estos correos son largos pero vale la pena leerlos.

El primer activista que me escribe para invitarme a su causa.

Por alguna razón la página desapareció a las horas de enviar el mensaje.  No sé si es censura del gobierno o simplemente no pagaron el dominio.
Por alguna razón la página desapareció a las horas de enviar el mensaje. No sé si es censura del gobierno o simplemente no pagaron el dominio.

A los sociólogos no les gusta esto. Los psicólogos pretenderán que pertenece a otro gremio. Los filósofos no se enterarían jamás de Cerdo Venusiano.

¿Alguien sabe a quién estoy plagiando?
¿Alguien sabe a quién estoy plagiando?

Independientemente de las impresiones que generan estos correos, les sigo exhortando a que envíen sus correos.

Con sus opiniones, colaboraciones, comentarios y peticiones este blog crece.

Si hacen clic en el título de cualquier entrada, aparecerá debajo de la publicidad un formulario para hacer un comentario público en la página.

En la sección de colabora con nosotros siempre hay un formulario para que me envíen un correo directamente.

Gracias y hasta la próxima.

Si quieren leer los correos de odio anteriores pueden dar clic aquí.

¿Disculparme por ser un Nerd?

¿Disculparme por ser Nerd? ¿Acaso tú te disculpas por ser “normal”?
¿Disculparme por ser Nerd?
¿Acaso tú te disculpas por ser “normal”?

Hoy hice un comentario amargo en blog. Pero aunque lamento mi descortesía, no reniego de mi opinión.

Una de las cosas que siempre he criticado de la comunidad Nerd es que independientemente de ser Frikis, Gamers, Geeks, Hipsters, Dorks, Otakus, fanáticos de la fantasía épica o seguidores de la ciencia ficción (o cualquier otra variación) es que nos gusta justificar nuestros gustos e incluso ofrecer disculpas.

¿Acaso el sujeto “promedio” cuya vida se limita a hablar del futbol ofrece disculpas? Sabe que no nos importa y no cambia su modo de vida.

La señora “normal” que critica a las chicas que utilizan una playera del Dr. Who  ¿Explica las causas que la llevaron a exigir esa “normalidad” a las otras chicas?

Las personas “aburridas” no ofrecen disculpas ni explicaciones  ¿Acaso no es una descortesía que nosotros nos insistamos en ello?

 

Estoy acostumbrado a vivir en un país que se enorgullece de la tradición y  la homogeneidad (por no decir de su propia ignorancia) ya en otras ocasiones he publicado mis diatribas sobre lo que le sucede a la CF en nuestro país, cuando un joven (o una señorita) decide anteponerse ante toda esa presión social y vivir con sus auténticos gustos e intereses ¿no debe sentir orgullo? ¡Por supuesto que sí! Y es ese mismo orgullo el que debería impulsarlo a no ofrecer ni disculpas ni explicaciones.

 

No es solo una cortesía hacia la gente “normal” (el día que conozca a una persona 100% promedio, lo matare para detener su sufrimiento) es el hecho de aceptarse a uno mismo como un organismo independiente y dejar que los otros sigan su vida. Entre más fuerte es la presión social, más memorable es el momento en el que decidimos ser “diferentes”. Yo puedo recordar con lujo de detalles los factores que me llevaron lejos del rebaño. Pero ¿Necesitan saberlo los lectores de la página? ¡No! Ellos llegaron a su decisión en puntos y momentos completamente diferentes y yo no tengo derecho a saberlo.

 

Lo más hermoso de todo es que en realidad no estamos solos, al igual que las minorías religiosas que abandonaron sus cunas y formaron nuevas naciones. Siempre hay otro nerd en alguna parte del mundo, uno que entiende tus orígenes y los retos que superaste. Puede que tengamos diferentes opiniones y gustos pero siempre hay puntos donde coincidimos y eso es lo importante.

 

¿Y si somos discriminados? Yo tengo un mantra muy especial para ese tipo de situaciones:

Toma aire, relájate y repites: ¡Que se jodan!

Vas a ser discriminado, la gente “normal” ama discriminar. Sí querida: el súper reguetonero que cree que se ve bien dejándole la etiqueta a su gorra prefiere a las chicas que perrean y no las que escriben fantasía. Tampoco esperes mucho del muchacho de ropa de marca y auto deportivo, él prefiere a las versiones femeninas de él mismo. Y sí mi amigo: no le importas a las chicas, y ganar un montón de dinero difícilmente te ayudara (o tal vez sí, yo no tengo dinero y no puedo opinar).

Muy probablemente en las fiestas y comidas te quedas sin tema de conversación y la gente insistirá en que hables de clima, deportes o del ultimo familiar embarazado.

Y por si fuera poco  el Internet estará lleno de gente que se dedica a criticar tus gustos en páginas repletas de odio y desprecio. Es por eso el mismo respeto del que hablé nosotros debemos respetar y cuando encontremos a otro “Nerd” con gustos diferentes debemos respetarlo (esto va más allá del debate de que consola es mejor o si el anime es sexista). Como podemos enfrentar la discriminación si no nos respetamos entre nosotros.

Yo por eso los exhorto a dejar de comportarnos como un grupo discriminado y empezar a comportarnos como una comunidad independiente o mejor aún ser una minoría elitista.

¿Cuál es tu opinión al respecto? También puedes comentar en la parte inferior

Revista Nº4- Portalcienciayficcion

Muy buenas noticias aunque se retrasó un poco, el nuevo número de la revista PortalCienciayFiccion ya está disponible. Y es totalmente gratis.

¿Algún dia publicarán algo mío?
¿Algún dia publicarán algo mío?

En esta revista podrás leer numerosos relatos, reportajes y entrevistas. Todo relacionado con ciencia ficción.

Puedes leer la revista aquí mismo:

 

Lo más interesante es que la revista está solicitando colaboradores, y tú puedes ser uno de ellos.  

Para conocer el portal y participar haz click http://www.portalcienciayficcion.com/

Para descargar haz click http://www.portalcienciayficcion.com/revista.html

Si conoces o colaboras en otra revista digital y quieres recomendarla puedes hacerlo en los comentarios al final.

Si rechazan tu contenido en la revista puedes enviarlo con nosotros y lo publicaremos.

(Pero atente al hatemail)

Si quieres enviarnos un relato puedes hacerlo aquí. Si tienes otra clase de contenido llena este formulario con el texo OTRO  y recibiras instruciones.