20 Microrelatos horribles.

  1. Cuando llegó, la rana estaba cubierta de oro.
  2. Son doscientas almas que no conocerán el honor de la derrota.
  3. En cuanto vi su sonrisa supe que sería la mejor relación de mi vida y que acabaría en un fracaso.
  4. Doscientos centímetros cúbicos de motor, impulsado por ardillas rabiosas.
  5. La ley marciana impide que interroguemos al perro.
  6. Afortunadamente la ciencia demostró que la arañas de veinte metros son una imposibilidad, por lo tanto catalogaremos a este animal como una nueva especie.
  7. Diseñé una motosierra con sentimientos: siente empatía por los arboles.
  8. El rey ordenó que le cortaran los brazos al abrazador real.
  9. La mujer de cera se fundió al calor de la mirada.
  10. La espada cantarina ahora reproduce mp3.
  11. Coloqué la misma estatua obstruyendo la visión de todas las ventanas, el sentido de la orientación es lo primero que se pierde en esta prisión.
  12. Fue necesario inyectarle el antibiótico en las axilas.
  13. Después de reprobar las pruebas de aptitudes, se me catalogó mujer de segunda clase, las opciones son pocas: maniquí humano o prostituta.
  14. Coloqué la mente de un gato en el robot, sabemos que es cien por ciento operacional pero el animal se niega a hacer algo en horas laborables.
  15. El cargamento de productos para supermercado se extravió mientras atravesaba la nube de Ôort, sabemos que algunos de los artículos naufragaron en planetas primitivos donde fueron la causa de algunos cultos cargo.
  16. Si la critica supiera que están alabando los poemas de un humano en lugar de un robot, cometerían suicidio.
  17. A nadie sorprendió que las cucarachas se adaptaran a las condiciones marcianas.
  18. Existen numerosos precedentes de agresiones sexuales perpetradas por ropas inteligente.
  19. Modifiqué genéticamente las sandias para que crezcan en arboles altos, las jirafas nunca habían sido tan felices.
  20. ¿Se ha considerado la posibilidad de un universo alterno exactamente igual al nuestro?

¿Algún microrelato favorito?

La gran aventura del pequeño unicornio rosa II

Para leer la primera parte da click aquí

Creo que la parte que más me gusta de matar a alguien es cuando el cuerpo cede, hay una sensación inmérita de triunfo cuando la piel y los órganos ceden a la presión y permiten al cuchillo continuar con su viaje. Hay otras maneras de obtener esa sensación de finalización, por ejemplo: cuando exprimes una espinilla, en el momento en el que la piel cede y la masilla de grasa blanca comienza a salir se obtiene una pequeña dosis del sentimiento que obtienes cuando matas a alguien. Tal vez sea un símil inadecuado, pero expresa con sinceridad el sentimiento de satisfacción que obtengo cuando finalmente mato a alguien.

No siempre utilizo el cuchillo, generalmente a disposición hay una serie de objetos punzocortantes que me permiten obtener la sensación de gozo sin perder la cualidad artística. El otro día conseguí un gancho para carne. El aparato es rudimentario trazando lo primitivo, la punta del gancho es roma y fue diseñado para carne que no opusiera resistencia, estas situaciones le dan nuevos matices al trabajo artístico y me dan satisfacciones secretas.

Para finalizar mi trabajo artístico debo colocar el unicornio rosa en un lugar donde sea visible desde todos los ángulos, no solo debe ser visible también debe agregar ese contenido artístico que me separa de cualquier depravado. Mi modelo de esta noche se llama Rogelio, al parecer de dedicaba a instalar televisión de paga, mientras su cuerpo cuelga del ventilador de techo algún componente interno de du cráneo cede a la presión y el gancho de carne  se hunde abruptamente en las entrañas profundas del cerebro, gracias a Dios todavía estaba aquí cuando sucedió, esto es lo que yo llamo una satisfacción secreta.

Originalmente planeaba colocar el cuerpo desnudo colgando, pero el uniforme caqui manchado de sangre y oxido le da un nuevo contexto a la imagen, no es solo la vulnerabilidad mundana que garantiza la desnudez, el uniforme nos recuerda que él era un ciudadano promedio, probablemente clase media – baja, sin enemigos considerables y con una familia dependiente de él. Míralo ahora: Cuelga de un ventilador de techo mientras un gacho para carne incrustado en su cuenca ocular lo mantiene tenso en el aire. Podría haberle pasado a cualquiera, pero no te pasó a ti, ¿acaso no es eso para alegrarse?

Al final el unicornio quedó pegado a la frente de Rogelio, fue necesario pegamento epóxico pero el resultado es sublime, visible desde todos los ángulos de la habitación, recuerda ligeramente a aquellos cuadros donde un hermoso ejemplar equino observa desde un acantilado, una burda interpretación de lo que encontramos bellos y lo que realmente lo es.

Ahora hay que abandonar tu pieza,  se podría decir que esa es la parte más importante del Arte: Permitir que alguien más vea el resultado de tu obra. Mañana podré volver a verla, algún fotógrafo encontrará los mejores ángulos posibles y algún palurdo inventará algún título casi gracioso para la nota. Supongo que eso será lo más cerca que estaré de tener críticos.

Economía

—Déjame contarte una historia.—
Susana suspiró, no hay manera de salvarse de una aburrida historia sobre economía.
—¿Una historia sobre qué?— Dijo con tono resignación.
—Economía…— Samantha siempre soltaba una sonrisa estricta cuando contaba sus historias. —Cuándo quebró mi primer empresa, le debía $15 al fisco, como me negué a pagarlos, el estado gastó $200 en mandar alguien para cobrarlos.—
—¿Y qué más pasó? Señora.— Samantha ignoró el tono sarcástico de su asistente y abrió las ventanas, le gusta que su oficina esté iluminada y ventilada.
—La moraleja de la historia es que yo era la dueña de la empresa que subcontrataba a los cobradores.—
—Es más fácil, crear demanda que buscar clientes.— Repitieron las mujeres con tono mecánico.
—Bueno señora ¿Le parece si organizamos un terremoto en Japón?—
—Que sea en todos los archipiélagos orientales, no me gusta que los japoneses sufran solos.—

El dios en el vagón.

Francisco todopoderoso estaba harto, hace cuatro milenios él era el dios de los Argios, y ahora compartía vagón con una muchacha llorona.

No podía quejarse; la mierda sucede, y los Argios crearon un agujero negro en el centro de su principal ciudad, el núcleo de masa ultra densa consumió a la pacifica civilización en menos de cuatro horas, el único sobreviviente fue Francisco[1].

Los humanos también podían ser sumamente idiotas: El holocausto nuclear consumió su hogar y la única solución práctica fue construir un tren que viajara eternamente por el espacio buscando un nuevo hogar para los ocupantes. El motor funcionaba con hidrógeno, cosa común en el espacio y la mayoría de las piezas del tren eran fabricados con productos de origen animal.  Francisco esperaba pacientemente algunos millones de milenios con la intención de someter a los descendientes de los pasajeros del tren.

Este siglo tenía que tolerar a Samanta.

—Nos están oprimiendo, te lo digo. Dicen que el cabello largo  aumenta el consumo de agua, que debemos pagar 15 créditos extra por centímetro.—  La mujer agita las manos mientras le reclama a un dios aburrido— ¿Has visto las esposas de los maquinistas? ¡Tienen su melena risada hasta las nalgas! Se pasean por el vagón comedor mientras sus niñas se hacen coletas  en el área de juegos.—

Francisco emitió un largo suspiro.— Supongo que los maquinistas pueden pagar las melenas largas para sus esposas e hijas— La deidad semi-jubilada sabia que la charla era para largo, a esta mujer le quedaban mínimo treinta años de vida.

—¿Tu qué vas a saber al respecto? Los hombres pueden rasurarse la cabeza y no pasa nada, las mujeres tenemos que tener bonitas melenas o la gente del vagón de juegos sabrá que no ganas ni dos mil créditos mensuales.— La mujer miró a la monotonía del techo. —¡Ojalá Marcos se enfermara más seguido! Me vienen bien las horas extra. ¿Por qué los hombres son tan lloricas cuando se enferman? Pareciera que un dolor de cabeza basta para tumbarlos.—

—Tiene que ver con la testosterona, la substancia agrava el dolor causado por los síntomas, de esa manera el hombre de las cavernas estaba más dispuesto a buscar una solución a sus malestares. Obviamente cuando tú, tus hijos y los hijos de tus hijos están condenados a vivir en un tren ya no es una característica evolutiva útil.—

—¿De dónde sacaste eso?— Al parecer  Samanta había encontrado un tema de conversación más interesante que el asunto del cabello.—

—Los Argios lo descubrieron hace miles de años, la culminación de su investigación fue cuando inyectaron testosterona a hembras en plena labor de parto, todas murieron.— La chica guardaba silencio, así que continuó. —Después de eso, decidieron que no había manera de resolver el problema. Así que todos los hombres debemos de conformarnos con ganar un 25% más por hora, conservar todos los puestos de autoridad en el tren y por supuesto la capacidad de huir de un embarazo no deseado.—

—¿Quienes son los… ¡Eres un cerdo!—

—Tranquila mujer, ahora te mostraré una de las ventajas de tu genero.—

Francisco aprovechó sus habilidades celestiales para satisfacer durante cuatro horas a su compañera de vagón. Cuando la contenta Samanta fue a su puesto, lo notó colgando entre sus piernas.

Los últimos doscientos cuarenta minutos, Samanta había sido la mujer más feliz del mundo. Ahora tendría que encontrar la felicidad como varón.

A veces los dioses son sádicos.

[1] Beneficios de la omnipotencia.

Cinco piedras en el tubo.

Pon cinco piedras en el tubo, no pueden ser cuatro ni siete, cinco piedras para que funcione bien y comience a llover.

En los viejos tiempos, cuando los antiguos ingenieros aún vivían: sabíamos que día iba a llover y que día sería soleado, el viento no se llevaba las cosechas, la pesca era siempre abundante y los animales no dejaban de parir. Fue bueno que se fueran porque ahora somos hombres libres, el cielo ya no es complaciente con nosotros, pero seremos fuertes.

Tu tubo con cinco piedras es para invocar a la lluvia, el sonido de las rocas debe atraer las nubes. Piensa en tu aldea mientras agitas el tubo, el ganado que muere de sed y las cosechas que se secan. Los ordenadores ya no pueden traer la lluvia, han sido ahuecados para darnos refugio, y los “componentes internos” ahora decoran los cuerpos de nuestras mujeres. Los ingenieros eran opresores, nos decían cuando pescar y cuando cazar, cuando casarnos y cuando tener hijos. Ahora ya se han ido y somos libres, somos muchos y somos fuertes.

Pon cinco piedras en el tubo, agítalo con fuerza, piensa en tu aldea y deja que las olas bañen tus rodillas.  Debes hacerlo hasta que llueva, pues nuestra aldea debe ser fuerte.

Hemos visto a las aldeas débiles, han vuelto a escuchar a los ingenieros, dejan que les digan cómo vivir y cuando morir, pero estos no son como los antiguos ingenieros, no construyen ni reparan los viejos ordenadores y no controlan el cielo. Se paran en la aldea con sus túnicas blancas mientras hacen marcas en tablas delgadas. A veces traen regalos: Pescados que no salen del mar y piedras que la gente come para curarse.

Tu tubo tiene cinco piedras, no son seis ni cuatro, agítalo pensando en tu aldea mientras las olas bañan tus rodillas, y cuando veas las nubes camina hacia las profundidades.

Nosotros somos más, nosotros somos fuertes, nosotros seremos eternos. De ninguna aldea nos visitan, nadie intercambia con nosotros. Nos llaman tontos y nos llaman suicidas. ¿Acaso no entienden la importancia de la libertad?

¡Camina hacia las profundidades! Agítalo mientras las nubes cubren tu aldea, no sueltes tu tubo o podrías nadar o flotar. No lo haces por la lluvia, lo haces por la aldea, El ritual de control poblacional es lo que nos mantiene libres, evita que tengamos que participar en los experimentos de los ingenieros.

Hay quien dice que el tubo es solo otro experimento, pero tú debes saber que eres libre.

Las Niñas Malas

Lo que van a leer a continuación es el relato ganador de la dinámica: Cuentos navideños mutados, rechazados y horribles. En la cual ustedes votaron basándose solo en un fragmento de historia.

Espero les guste:

——

Santa siempre estaba contento, tenía una lista de todas las niñas malas del mundo. Las que no se comen los vegetales, las que rayan las paredes, las que arrojan electrodomésticos a los autos en movimiento.

Pequeñas que se portan mal, ponen en apuros a sus padres  y hacen llorar a las madres. Niñas que se vuelven ateas al crecer, se tatúan y se pintan el pelo de colores estrafalarios. Mujercitas que se ponen ropa que escandalosa, perforan sus bellos cuerpos y deciden estudiar historia del arte o estudios de género.  Jovencitas que no van a la iglesia, se ponen botas industriales y escuchan música que asusta al vecino. Muchachas cuyas provocativas fotografías rondan las partes más raras de la red.

¿Por qué San Nicolás permite esto con tanta alegría?

Es lo que todos los niños buenos le piden cada año.

Error Humano

Jueves 16 de octubre 2094

Nuevamente habrá escases en la estación Ganimedes, un fallo al llenar el formato U-758-4 ha requisado seis tomas de corriente en lugar de seis toneladas de maíz lavado. El supervisor de la estación espacial no puede mantenerse así, cualquier requisición para la estación satelital requiere por lo menos de diecinueve formularios,  todos con codificaciones y normativas distintas.

Las más de veinte compañías interesadas en la estación desean tener control sobre los consumos y la operación. Cambian sus formularios y codificaciones como si fuera cosa de todos los días, olvidan que un formulario enviado el lunes por la mañana llegará a la tierra el jueves por la tarde, igual que cualquier memorándum de cambio de codificaciones que se les ocurra cambiar el miércoles.

Pero esto se solucionará rápido, han creado un nuevo transmisor codificado que en lugar de utilizar ondas de radio se basará en tecnología de neutrinos que acelerará la velocidad de intercambio de información y las requisiciones como las cartas solo tardarán horas en llegar.

Lunes 27 de octubre 2094

Ooops!

Al parecer alguien  llenó mal los formularios en la tierra, enviaron los cuatro transmisores a estación Marte y a nosotros nos enviaron una caja con condones.  Para variar un error en el formato HMV-69, hizo que la estación Ganimedes solo esté habitada por chicas, si esto definitivamente no las orilla a la huelga, bien valdría no alimentarlas.

Brujas Espaciales

La estación espacial estaba embrujada. Cuatro brujas profesionales y sindicalizadas atendían la estación, todas sabían leer el tarot, hacer pócimas, utilizar la güija y volar en escobas. Estas habilidades se encontraban limitadas por encontrarse en una estación espacial sin gravedad y posiblemente sin acceso a la magia. A pesar de los inconvenientes, las brujas conservaban el sombrero, los naipes, los sapos, la tabla, un juego de escobas, frascos de pasiones[1] y continuaban bailando sin las calzas puestas.

Después de 6 meses en órbita, las brujas regresaban a casa, pero los vecinos y los compañeros de la NASA las miraban de manera diferente. Las brujas habían demostrado que no había magia en el espacio y se agradecía. Pero el respeto que se tiene a los astronautas no era lo que sentían las mujeres, era algo diferente.

Días después se enteraron de que la estación tenía cámaras en todas partes y transmitía en vivo lo que sucedía en  su interior. Los muy importantes rituales basados en bailar desnudas fueron afectados por las cámaras de video, pues no se vale si alguien más está viendo.  Era necesario regresar al espacio y repetir los bailes con las cámaras apagadas.

Lo de ser grabadas sin ropa, lo resolverían después…

[1] Pociones para la libido.

[S.M.C.A.] Los sectarios

El Gobernador miraba as noticias desde el monitor de su oficina, a veces pensaba que nunca debió iniciar su campaña, pero se consolaba pensando lo que otras personas hubieran podido hacer en su lugar.

Después de la aprobación del nuevo reglamento de control de sectas y religiones la ciudad ha quedado paralizada. Numerosas manifestaciones en cada una de las vías principales han impedido que centenares de personas se presentaran a trabajar. De momento las principales fábricas de la ciudad ya reportan perdidas de ciento cincuenta millones de dólares y nadie cree que esto se pueda resolver antes del mediodía.

Fernando apagó el televisor y se lamentó – ¡Y apenas son las 10! Puedo lidiar con dos o tres marchas pero en este momento hay setenta y dos manifestaciones en la ciudad y no puedo hacer algo sin dañar sus preciados derechos humanos.- Los caballeros de la orden vegana, La hijas de Minerva, Los hermanos de los animales y Los testigos de R’hilelah entre otras sectas, salieron a reclamar su derecho a violentar a su prójimo. -¡Qué difícil es no ser un abusivo hoy en día!-

El gobernador se sabía la historia de memoria. Todos ellos habían sido activistas,[1] gente normal que seguían alguna buena causa como el feminismo, veganismo, defensa de los derechos de los animales o promover la reimpresión de Karmatron. Pero gradualmente se transformaron en comunidades más cerradas, no aceptaban contraargumentos y exigían obediencia total a sus miembros.  Posteriormente el internet se llenó de mensajes de odio intercambiados entre diversos miembros de las asociaciones. A veces ni siquiera eran organizaciones rivales, solamente necesitaban algún rival para mantener la unidad de sus propios grupos, los cuales se hacían menos coherentes conforme más resentimiento destilaban.

Al final dejaron de hacer el tonto, se registraron como sectas y religiones con la intención de reducir el control que el gobierno ejercía sobre las asociaciones civiles. Eso le pareció maravilloso a la administración pasada, puesto que los templos y congregaciones pagan impuestos. Lo que nadie pensó es que con menor control, las agresiones entre grupos escalarían más allá del internet;

Quema de carnicerías, sacrificios de animales, sesiones de imposición fálica, castramientos públicos y toda clase de agresiones indirectas. Habían puesto las tensiones al límite. Así que el nuevo reglamento les prohíbe las manifestaciones religiosas públicas[2]. Todos los grupos se sienten ofendidos así que quieren manifestarse pero se odian demasiado entre ellos como para protestar juntos. En lugar de tener una megamarcha ahora la ciudad debía enfrentar 72 pequeñas marchas simultáneas.

El Gobernador miró a Fernando a los ojos y preguntó: -¿Todo listo Meléndez?- A lo que el experto en caos contestó sin dejar de ver las noticias en el monitor. –Alguien les dio un soplo a las hijas de minerva, así que cuando asesinen al “violador” se darán cuenta de que mataron a uno de los hermanos del buen tocino y todo comenzará. Le va a salir costoso al estado todo el daño de la guerra civil, pero cuando tengamos controlados a los líderes habrá un precedente para prohibir la religión permanentemente.

Los dos miembros de la sociedad de saqueadores malvados se rieron juntos en silencio.

[1] Excepto los testigos de R’hilelah, ellos leyeron demasiado a Lovecraft.

[2] Y púbicas

[S.M.C.A. ] Porno paquidérmico

Marcos era un científico loco, de la clase caricaturesca que insiste en no estar loco mientras colecciona cerebros mutados en una torre tétrica. No así, su aplicación del método científico era digna de admiración.  Su búsqueda por resolver la crisis alimentaria lo había llevado a mutar diversos animales con la intención de obtener la mayor cantidad de carne con los mínimos costos de crianza y alimentación.

Carne que no requiriera el triple de su peso en forraje antes de estar lista para ser enviada al matadero, carne sabrosa y llena de nutrientes que pueda aparecer en cualquier supermercado, tienda de comestibles o cargamento de ayuda humanitaria.

Al principio intentó con las reses pero su comportamiento bovino encauzado a sufrir estrés, dificultaba la crianza orientada a la máxima producción de carne. Los humanos eran una opción, era fácilmente engordadles y se les podía mantener en un sedentarismo total sin causarles daños físicos que afectaran su sabor, pero eso sería de mal gusto y la asociación internacional de científicos podría retirarle los fondos.

Algo que el S.M.C.A. (Sindicato Maligno de Científicos Aberrantes) nunca le dice a los jóvenes universitarios es, que si pretendes unirte más te vale ser rico de abolengo porque de otra manera irás a la cárcel. Muchos malvados genios han optado por brindar sus servicios a gobiernos o terroristas internacionales puesto que el sindicato nunca les ofrece ayuda.

Marcos ya había optado por un primo lejano del humano; el elefante. En los obscuros recovecos subterráneos de las montañas cercanas a su torre. Jaulas llenas de elefantes con obesidad mórbida eran obligados a llevar el coito. Las capas de carne y grasa de centenares de toneladas eran incapaces de moverse por ellas mismas. Se necesitaban varias grúas para poner a dos elefantes en la misma jaula.  Además a los elefantes no les atraen los congéneres gordos. Todo eso anudado a la dificultad para identificar el sexo de un mamífero cuando se trata de una bola de carne amorfa.

La única manera de motivar a los animales era transmitiéndoles porno de elefantes. Películas eróticas para paquidermos con la intención de preparar psicológicamente a las bestias para una inseminación asistida.

Marcos no se preocupaba resolvería el problema de la reproducción costosa dentro de algunas generaciones de bolitas de carne.

Nota del cerdo: Los elefantes estaban tan gordos porque no defecaban nada, NADA.
Nota del cerdo: Los elefantes estaban tan gordos porque no defecaban nada, NADA.