¿Qué personaje de ciencia ficción serías tu?

Especial de entre semana.

Hola chicos, alguna vez han leído una obra de ciencia ficción y se han preguntado ¿Qué tipo de personaje sería yo si viviera allí? Muchos fantaseamos con ser el protagonista o el Deus Ex machina al final de la historia, pero seamos justos, la mayoría de las veces no logramos ni mantener el protagonismo en nuestras propias vidas. Eso no quiere decir que no seamos interesantes, tal vez viviendo en una sociedad intergaláctica o el apocalipsis zombi nos haga más interesantes, es por eso que he creado la siguiente matriz que nos ayudará a encontrar nuestro personaje, si es interesante o no dependerá de ustedes.

KPERSONAJES

No olviden comentar sus resultados.

Anuncios

Pre-merito

Todos los varones a la edad de doce años deberán realizar las cinco pruebas, aquellos que no logren pasar ninguna de ellas: serán castrados.

Te explican que no hay ningún problema si fallas las cinco pruebas; puedes trabajar, crecer, tener relaciones sexuales, ganar dinero y llegar muy lejos. Incluso puedes adoptar a niño, todos podemos adoptar a un niño. Siempre hay un asesor social que te explica las ventajas fiscales y sociales de la castración voluntaria, los niños que acepten no tienen que realizar las pruebas, además al cumplir los dieciocho te dan un vale por nueve mil dólares, no es la gran cosa: dicen tus padres, aun así ellos nunca han tenido esa cantidad de dinero. Te dan muchos ejemplos sobre personajes importantes y famosos que fueron castrados a los doce años: Deportistas, políticos, militares, artistas y hombres de negocios. Se supone que tus padres no pueden influir en tu decisión, tienen prohibido obligarte a tomar las pruebas, aun así muchos de ellos inscriben a sus  hijos a cursos especiales para pasar los exámenes. En el pueblo no está bien visto que alguien acepte el bono, el pastor dice que es contra los deseos de Dios y la mayoría de los desertores son expulsados de la comuna, dicen que al final les va bien.

Parada frente al pizarrón del grupo está Hilda, tiene la edad de mi hermana mayor, veinte años a lo mucho, todas las chicas del salón de clases tienen la hora libre, en el grupo solo hay varones, se nota que ya está acostumbrada a dar esta charla. ¿Me pregunto a cuántos grupos habrá visitado antes de nosotros?

—La primera prueba es la de habilidad lingüística, muchos chicos creen qué saber varios idiomas te garantiza aprobar, en realidad solo es una especie de indicador.— Hilda sonríe con un gesto mecánico, para ella nosotros somos otra comuna más, mañana dará la misma platica a otros ocho grupos.— Lo que en realidad hace la prueba es evaluar su habilidad para aprender idiomas, hablar en público y convencer a otras personas. Los chicos que pasen estas pruebas van directo al instituto Salinas de Transacciones y Astucia, ustedes ya deben saber que nuestro presidente estudió allí, también el vicepresidente y muchos de los líderes que llevan a nuestra nación por el camino de la prosperidad.—

El pastor dice que nosotros somos prósperos en Cristo, si tienes todo lo que necesitas y un poco más para emergencias, eres prospero. Yo nunca he sabido que al país le falte algo, de lo que sí sé es que en la ciudad hay gente que tiene mucho más que nosotros, el pastor dice que no necesitas zapatos nuevos aunque los tuyos tengan agujeros, pero mira a Hilda: Usa tacones negro brillante sin el menor desgaste, cuando llegó nadie podía dejar de verla, ninguna mujer en la comuna luce como ella, simplemente es porque tiene más que nosotros.

—La segunda prueba es la motriz fisicodeportiva,— Todos volteamos a ver  Antonio, es más grande, más fuerte y el más rápido de todos nosotros— en esta prueba detectamos a los grandes deportistas de nuestra nación, si pasan esta prueba realizaran otras posteriores para ser colocados en la institución deportiva más adecuada a sus capacidades. No importa si no pasan esta prueba, hay muchos deportistas importantes que han sido desactivados, ya sea por elección propia o por fallar la prueba. —Un asistente repartió folletos de un colegio deportivo privado, ya los conocíamos, si aceptas la castración voluntaria ellos te dan la beca completa y cuando cumples los dieciocho todavía te quedan dos mil dólares para ti.

Hilda sigue hablando de las diferentes pruebas: La lógica-Matemática para los chicos que puedan ser ingenieros o matemáticos, la estratégica disciplinaria para los futuros soldados del país y la ecológica-adaptativa para los futuros exploradores espaciales.

Al final no importa, tus padres, la comuna y el pastor quieren que hagas la prueba, les importa un comino que no conozcas a nadie que haya pasado, ellos solo saben que tu madre quiere nietos, probablemente a mi padre le vale una mierda el tampoco pasó la prueba. Ojalá el hijo de Cyntia hubiera sobrevivido, madre dejaría de ponerme atención y yo me largaría de la comuna con mis 9000 dólares.

Deidades Binarias IV

La luz del sol acaricia las paredes con rayos dorados que entintan la capa de agua que cubre la ciudad, les da vida a los grises edificios antaño unidades habitacionales, ahora cascarones vacíos que se entibian lentamente durante algunos minutos antes de caer al abandono cual colmenas fosilizadas, la luz deja ver el polvo que se acumula en los centenares de espacios que alguna vez fueron considerados departamentos. Antes eran hogares, ahora son solo ruinas en una ciudad sin piedad.

La gripa neoyorquina se llevó a gran parte de los habitantes de estos edificios, gente demasiado pobre como para pagar tratamiento y lo suficientemente junta como para contagiarse rápidamente. Protección civil dice que sólo uno de cada veintiocho departamentos está habitado por alguien, el buró fiscal dice que son uno por cada  trescientos. El resto son Okupas. Cuando los habitantes “reales” mueran o sus deudas los manden a los asteroides el edificio será demolido, el estado los compra a precios ridículos para crear reservas de vida silvestre, complejos privados de lujo o algún solar sin valor. La verdadera causa de destruir todo esto es evitar que la gente tenga donde vivir gratis o barato.

Desde el edificio de enfrente Elisai miraba la ventana mientras acariciaba la cadena, detrás de él una deformidad mecánica vibraba indiferentemente.

—La deseas.— El ruido mecánico que simulaba una voz sacó al adolecente de su ensueño.—La viste sufrir, la viste humillada y la viste derrotada. Aún así la deseas.—

Elisai hizo un esfuerzo para ignorar a la maquina, en el departamento de arriba el viejo se pudría, había arreglado todo para su muerte, excepto por el detalle menor funeral, la encantaría deshacerse del cadáver pútrido, pero la cadena solo llegaba hasta la puerta y el eslabón pasaba a través de su fémur. Estaba encadenado a tres toneladas de piezas electrónicas que lo cuestionaban abiertamente sobre sus intereses sexuales.

—Puedo dártela, muchos de mis profetas han sido recompensados con placeres carnales. Yo también he visto el programa de concursos, quince mujeres compiten en el diariamente, puedes tenerlas a todas.— Sofía apareció en el monitor que Mar-EK utilizaba como cara. —¿Alguna vez has pensado en lo que es tener poder? ¿Poder hacer algo? ¿Lo que sea?—

Elisai vio la cadena atornillada a su rodilla. La herida ya estaba infectada, la maquina le explicó que todos los profetas eran encadenados al libro sagrado, ahora el libro era una maraña de piezas electrónicas, Mar-EK le ofrecía curar la herida… a cambio de que el joven hiciera sus votos de profeta.

—¿Poder como para no ir a las minas de asteroides?— Desde la ventana se veía la línea de vapor blanco que dejó el transbordador de esta semana, en la tele anunciaron que después de una racha de veintiún accidentes; el transbordador había superado la fase más peligrosa y se dirigía sin contratiempos al cinturón de asteroides.

Mientras tanto Sofía buscaba en un túmulo de ropa vieja, el canal quería de vuelta el bikini y su ropa junto con la de otras catorce chicas y otras prendas abandonadas por las suertudas, estaba revuelta en el piso.

Se estaba poniendo un uniforme del servicio de S.A. que alguien con mejor suerte había abandonado hacia tiempo, cuando llegó el trajeado para la firma del departamento. Su subconsciente le dijo:

—Vino a presionarte para que te endeudes, si no compras: derriban el edificio hoy, si compras: lo hacen el mes que viene con tu trasero en cohete…—

Pero no era el contrato de un apartamento, era un bloque de edificios completo, se compraron al contado y a su nombre…

Deidades binarias (parte III)

En su vida había sido más atractiva. La gente del canal le había maquillado el cuerpo completo, le arreglaron el cabello y le habían facilitado un bikini negro de dos piezas. Ganar $10,000, comprar un departamento y demostrar que no necesita al banco ni viajar a ningún asteroide. Era un día especial.

Salió a los reflectores, se concentro en sonreír mientras el presentador animaba al público.

—¡Hola preciosa! ¿Cómo te llamas cariño?— Preguntó el presentador con tono optimista.

—Sofía— Sonrió y saludó a la cámara, a las chicas coquetas les tocan pruebas más fáciles.

—¿Y desde donde nos visitas?—

—Tampico— El calor de los reflectores le quemaba el rostro, pero la espalda estaba congelada. Se preguntó si siempre seria así en tv.

—¡Vienes del trópico mexicano! ¿Le regalarías una vuelta a nuestro público?—

Era la primera vez que Sofía utilizaba tan poca ropa, en ese momento deseó que no le hubieran cortado el pelo a la altura del mentón, mientras giraba sobre sus talones hizo un esfuerzo para conservar la sonrisa a pesar de sentirse tan vulnerable.

—¡Muy bien Sofí! ¿Te puedo decir sofí?— Apenas asintió. —Antes de comenzar déjame ponerte este regalo de los patrocinadores.—Le colocó una tira de plástico negro en el cuello, al contacto la pieza se encogió hasta tomar la forma exacta de su cuello, ni una decima de milímetro más amplia. —Es un collar de control DURSEX. “DURSEX Lo mejor en pre-necrofilia.”— Un parte de su subconsciente le hizo notar la relación entre ese collar y el corte de pelo que había recibido.— La prueba del día de hoy es muy sencilla, te vamos a introducir en aquel péndulo de cristal, por cada oscilación que haga el péndulo, tu recibirás una descarga eléctrica mayor.— Sofía levantó la vista, el aparato colgaba a tres metros de su cabeza.

—De cristal transparente para no desperdiciar el bikini nuevo.— Dijo la voz en su cabeza.

—¿Ya conoces Neo-Fer?— El conductor del programa había dicho algo importante mientras miraba el péndulo.— Neo-Fer es nuestra estrella invitada el día de hoy, y mientras tu estés en ese péndulo, el contestará mis preguntas, por cada acierto tú ganarás $10,000. —Cuando ya no aguantes la descarga, solo grita: ¡DURSEX!—

Diez mil era todo lo que Sofía necesitaba, le ofrecieron el departamento al uno por ciento de su valor creyendo que no conseguiría el capital, si compraba el departamento al contado no habría deuda, sin duda habría libertad y con libertad podría quedarse en la tierra para siempre.

El péndulo estaba frio al contacto, pero aún no había comenzado la prueba cuando el calor era sofocante, la habían sujetado de las muñecas y los talones, completamente estiradas sus extremidades, el aparato de tortura comenzó a oscilar y notó que una cámara la seguía enfocada en su rostro.—Más bien en tus pechos.— Le gritó su subconsciente.

El plan era sonreír mientras permanecía en el péndulo, resultó imposible cuando la electricidad comenzó a atravesar su cuerpo, perdió la cuenta después de la tercera oscilación, su estomago quería devolver y el dolor le impedía recordar la palabra de seguridad.

El péndulo se detuvo y la descarga cesó.

—Fantástico Neo-Fer, has contestado correctamente las diez preguntas sin fallar ni una sola, eso deja a Sofí con $100,000.— El subconsciente guardaba silencio, tal vez había muerto electrocutado, o muy posiblemente desconfiara de la buena noticia.— Muy bien Neo-Fer ¿Quieres contestar una última pregunta por el doble o nada?—

El rapero asintió lleno de confianza. Eso molestó al subconsciente.

—¿Cual es la densidad del benceno a 35°C—

—¿Qué?—

Sabiéndose en lo correcto el subconsciente le hizo notar que se había orinado adentro del péndulo.

—Lo sentimos Sofí, pero hoy no te vas con las manos vacías, te llevas este kit de regalos cortesía de DURSEX “DURSEX Lo mejor en pre-necrofilia.”—

Sofía abandonó el estudio en silencio, una cámara le estaba enfocando el trasero, pero repentinamente ya no paresia tan humillante.

Deidades binarias (parte II)

Dolor de cabeza, cuando Ramón cumplió los dieciocho el banco le prestó $4000, comenzaron con una cubeta de cerveza y al final compartieron una botella de alcohol esterilizante. No se sentía así desde aquella vez.
Abrió los ojos, una lámina en la frente extendió el dolor hasta torturar sus encías, la lengua seca estaba paralizada y las extremidades no respondían.
Se había bebido su préstamo sólo, el más joven del vecindario, todos sus amigos habían tomado el ticket a las colonias en el asteroide, la noble tradición de emborracharse a costa del banco y huir al espacio se había acabado con él.
Después de un esfuerzo de concentración heroico giró la cabeza, no estaba en casa, la habitación se parecía mucho al edificio de su madre, pero algo era diferente, había un desorden pero estaba limpio, en su departamento no había suficientes cosas como para crear un desorden, pero todo estaba lleno de polvo y basura.
—Un lugar opuesto al hogar.— Pensó Elisai con desagrado, al adolescente nunca le importó la limpieza hasta que amaneció encadenado y con resaca, compartiendo celda con una deidad digital.

Deidades Binarias (parte I)

Sergio abrió el buzón aunque el edificio estaba abandonado el mantenía el registro de por lo menos cuatro personas habitando. Hacía años que la ciudad estaba semivacía, la mayoría de los habitantes abordó  las naves rumbo al cinturón de asteroides, las estadísticas más optimistas aseguran que un 25% de los pasajeros sobrevive, aún así miles de personas solicitan su ticket con la esperanza de una vida mejor y el perdón de sus deudas.

—El correo de este mes dice que tengo pre-aprobado un préstamo por 5000 dólares, fabricar esta publicidad les cuesta $3000.— El hombre hablaba al vacio, le deprimía saber que algún pobre diablo aceptaría la limosna que ofrecía la tarjeta digital terminaría pagando con creces toda la publicidad. —Costo anual total del 72,403% la más baja del mercado…— Susurro Sergio.

Desarmador en mano desmanteló los cuatro folletos publicitarios y retiró los componentes electrónicos, pronto terminaría la biblioteca y podría abandonar este mundo tranquilo. —Solo me falta el bibliotecario, no importa que no sepa de libros, o que no quiera hacerlo, ya casi he transcrito todos los textos sagrados a digital y cuando el señor de la noche se haya actualizado podremos enviarlo incluso a las colonias del cinturón de asteroides—

Cuatro cuadras más abajo el joven Elisai recién cumplía los dieciocho, le acababa de llegar su confirmación de mayoría de edad junto con la primera publicidad del banco, $3800 dólares para su juerga de cumpleaños y luego por el ticket a las minas del cinturón.

Neal Stephenson y 9gag

Dicen que el trabajo del autor de ciencia ficción es utilizar la lógica para predecir el futuro. En realidad su trabajo es escribir libros que vendan lo suficiente como para generar ganancias a la editorial, pero eso es otra historia.

Prefiero quedarme con la primera frase y desarrollarla un poco más.

En el año de 1996 el autor Neal Stephenson publicó la novela La era del diamante: Manual Ilustrado para señoritas, en este libro al igual que en su predecesor: Snow Crash (1992), el autor analiza cómo el concepto de país como territorio geográfico se va volviendo obsoleto conforme la comunicaciones avanzan. Por más que les duela a las instituciones tradicionales, es una obviedad que el desarrollo del internet ha permitido que numerosas personas con intereses y objetivos similares se mantengan en contacto constante.

De estos textos yo tomo el concepto de Phyles, se trata de grupos de personas con ideas y costumbres similares. Estas no se encuentran limitadas por condiciones geográficas, pueden estar dispersas por el mundo o integradas por pequeñas comunidades colocadas estratégicamente por el globo.

De tal manera que tenemos comunidades que ya no requieren de una ubicación geográfica para coexistir, mi ejemplo favorito son los sitios como 9gag. Aquellos que estén dispuestos a pasar más de cinco horas en un sitio como aquel, notarán que los usuarios han desarrollado su propia “subcultura”  en la cual el país de origen, el color de piel y otros rasgos geográficos son irrelevantes. Por otro lado, este tipo de comunidades poseen sus propias reglas, lenguajes y cultos, los cuales pueden resultar extraños y molestos para miembros externos. (Por ejemplo utilizan la banana como método de medición.)

A pesar de que he visitado numerosas Phyles de internet, me quedo con 9gag puesto que esta comunidad se formó a partir de los memes. Contra lo que la experiencia pueda decirnos el internet no originó los memes, antes de la revolución cibernética se definen como memes  todas las situaciones puntuales que definen la naturaleza de una comunidad en específico. Algo similar a lo que nuestros padres y abuelos llamaban chiste local.

Este año las phyles están dejando el internet y se están manifestando en lo que denominamos el mundo real.

Por algún motivo extraño, posiblemente la constante repetición, dentro de estas comunidades se ha creado un culto hacia cierto actor con marcada tendencia a no ganar el Oscar. Bueno… El pasado veintiocho de febrero de 2016 Leo finalmente ganó la presea, los miembros locales de estas phyles de internet previamente se habían puesto de acuerdo en festejar la victoria en puntos icónicos de sus respectivas ciudades.  Los festejos se llevaron “literalmente” alrededor del mundo, algunos sitios de internet se cayeron y se podría decir que todo el mundo pasó un buen rato. Excepto por los quejosos que siempre encuentran algún motivo para renegar.

Lo que no se puede dejar pasar es el hecho de que un meme de internet superó sus limitaciones digitales y ayer en la noche salió a las calles, esas personas con creencias y vínculos digitales por primera vez demostraron ser de carne y hueso. Posteriormente estás personas estratégicamente colocadas alrededor del mundo cuentan con un potencial social inmerso, en un punto álgido incluso podrían renunciar a sus comunidades actuales para formar una sociedad real con representación oficial[1].

Bajo esta lógica: la raza, el idioma o la ubicación geográfica pueden convertirse en vectores obsoletos y tal vez en algunos años el disculparte utilizando patatas podría convertirse en un rasgo mucho más significativo.

[1] Una sociedad muy rara pero hasta cierto punto igual de válida que ciertas minorías étnicas.

Libros Educativos 3.2

Para leer el capitulo anterior da click aquí.

Charlie 4

—¡Si mi entrenador! ¡Yo no me detengo!—

Emanuel apretó los ojos, debía suprimir el recuerdo lo antes posible, o no podría dar el 100%

—¿Tienes las instrucciones claras?— Bramó Focholia.

Emanuel asintió, no era necesario responder en voz alta, la voz del entrenador estaba en su cabeza, desde su nuca era capaz de saber todo lo que sucedía y hoy era un día de oportunidad, una misión importante donde se puede sobresalir entre el equipo.

Desde que tenía 13 años, el libro del entrenador Focholia estaba injertado en su nuca, dándole consejos, motivándolo y diciéndole cuando eran las fechas claves en su vida. Gracias a aquella lamina conectada en su sistema nervioso, había tomado las mejores decisiones. Alguna vez se había preguntado por qué no obligaban a todos a injertarse la guía del entrenador.  La voz del Argentino resonó en su cabeza clara y convincente:

—A los mediocres no les gusta mi método, si quieres ser un triunfador yo soy la única opción y  no tolero a los perdedores.—

Para el sonaba lógico, cuando su carrera deportiva se fue al trasto; sus oponentes también tenían el libro, muchos de sus compañeros de escuadrón conservaban el tomo conectado a su nuca y básicamente toda la gente que admiraba o respetaba tenia o había tenido la nuca.  Por su puesto su jefe: el señor André, conservaba la lamina vacía, pero según se dice se puede ser un triunfador sin necesidad de Focholia.

Los lectores del libro suave eran obreros fracasados y criminales en potencia, los que tenían al japonés en la nuca eran mentirosos y estafadores. Básicamente  Focholia es la única opción para el éxito honesto. Aunque no le gustaba pensar en ello, a veces podía encontrar lectores del entrenador en las redadas, los veía con los ojos amarillentos, victimas de su adicción al polvo, con los nudillos sangrando después de una pelea ilegal o simplemente llorando en rincón.

Las noches malas regresaba a su mente el recuerdo de su compañero Javier Manchado, la carne de sus manos era literalmente pulpa, pero seguía golpeando el cadáver de su esposa y no dejaba de repetir la maldita frase:

—¡Si mi entrenador! ¡Yo no me detengo! ¡Si mi entrenador! ¡Yo no me detengo! ¡Si mi entrenador! ¡Yo no me detengo!—

Ni si quiera puso atención cuando llegó la policía, aun así fueron necesarios tres agentes para que dejara de golpear el cadáver de la mujer,  ella también tenia a Focholia en la nuca.

Emanuel sintió una pequeña descarga eléctrica y escuchó la voz un su cabeza:

—Te están disparando ¡Defiéndete!—

André estaba gritando algo, no podía escuchar qué. Apuntó contra una mujer que corría hacia un pasillo, la voz de Focholia lo interrumpió:

—Tu objetivo huye por el pasillo, síguelo.—

Emanuel corrió tras el sospechoso, era un pasillo largo, André había mencionado algo sobre túneles de escape, aceleró el paso, ya había perdido una buena oportunidad cuando tenía veintidós años, aquel tiro libre le costó una carrera en el basquetbol profesional, esta vez no iba a fallar.

Supo de algo estaba mal cuando sintió el empujón, de su pecho sobresalía una varilla de cincuenta centímetros por lo menos, durante la persecución no notó las trampas. En su cabeza Focholia lo insultaba por detenerse.

—Creo que me muero entrenador.—

—¡Te mueres porque eres un mediocre! ¡Un jodido fracasado!—

—Debí poner atención en lugar de correr.—

—Debiste terminar tu misión ¡Inútil! ¡Haznos un favor y muérete de una vez!—

—¡Si mi entrenador! Yo me muero…—

Libros Educativos 3.1

Para leer el capitulo anterior: Aquí.

André

Necesitas conocer a tus enemigos, pero es más importante entender a tus aliados…

En una habitación color beige institucional tres uniformados y un profesional esperan. La luz de la alampara no ajusta a revelar los rostros y las persianas están abajo. Nadie fuma pero el humo de varios pitillos consumidos días atrás permanece atorada en el techo.

Alfa 1, Bravo 1 y Charlie 1 son los líderes de los escuadrones, todos conservan el tomo de “Nuestros Jóvenes” en la nuca, el Entrenador se hubiera sentido orgulloso. Aquí era donde terminan los deportistas de alto rendimiento que el señor Focholia “adiestraba,” aquellos no logran llegar a primera división antes de los 30.

Al menos aquí servían de algo, el crimen organizado y los terroristas también contratan muchos fracasados con Focholia incrustado en la nuca. En realidad no era culpa suya, ese estilo educativo no aceptaba fracasos y cuando se acababa el tiempo de brillar, solo quedaba una persona herida, confundida y desorientada. La policía, el ejército y la mafia ofrecen una solución: Estructuras jerárquicas con objetivos explícitos y literales. Nada que no puedan hacer, siempre saben a quién obedecer y una constante sensación de progreso.

Esto es lo que André tiene a su disposición: Tres escuadrones totalmente predecibles para capturar a un criminal totalmente impredecible. Hasta hace cuatro horas el objetivo era un hombre positivamente influyente en la sociedad. Cuando lees este tipo de frases en un informe policial, sabes lo que significa: Tiene dinero, tiene influencias y las cosas se pondrán feas si algo no sale como lo planeado.

-Muy bien equipo, esto es una captura de nivel político y más nos vale que nadie sepa quien hizo el arresto. Este desgraciado siempre supo que algún día vendríamos por él. Si observan el planto en infrarrojos pueden ver que el maldito tiene tres túneles de escape para abandonar el edificio, dos salen a bodegas en los muelles y el tercero a un club nocturno. Alfa 1 tienes que asegurar los tres túneles, recibirás apoyo de del departamento de control de drogas y armas de fuego, oficialmente se manejará como tres redadas para búsqueda de narcóticos, si de casualidad encuentran algo la Oficial Keyes se encargará de ello, tu misión se limita únicamente en asegurar las salidas de esos túneles.-

André se dio un respiro, no había parado de hablar. Si hacia una pausa durante una instrucción alguno de los tres líderes de escuadrón intentaría hacer una observación inteligente y no estaba de humor para eso.

-Oficialmente vamos a hacer una petición formal. Cuando los abogados sean rechazados y salgan del edificio Bravo 1 entrará por la puerta principal, no olviden que es un edificio de oficinas; Entran aseguran a los civiles y los evacuan. Si algún idiota intenta resistirse: Rómpanle la cara, y que los abogados resuelvan el problema.-

Bravo 1 lanzó un gruñido, no era el tipo de misión por la que dan medallas.

-Por último: el equipo Charlie y yo entraremos por la ventana de la oficina central. Es un ventanal de  treinta metros que da directo al escritorio del objetivo, tiene dos guardaespaldas, a nadie le importa si viven o mueren.  Lo más probable es que el desgraciado tenga algún As bajo la manga, no podemos subestimarlo. Si el tipo es realmente culpable; lleva tiempo preparándose para este día. ¿Alguna duda?-

Ninguno de los hombres contestó, tener dudas era algo que Focholia no permitía. André disfrutó del silencio.

-Totalmente predecibles.- Se dijo con tristeza.

 

Emily

-Nunca llega tarde a nada.- Se dijo Emily con un susurro, no era que en ese local de estación del tren alguien la fuera a notar, pero aún así necesitaba decirlo como un secreto para ella misma. No quería aceptar que le gusta su puntualidad, la manera en la que la trataba o como la miraba. Prefería convencerse en que el placer consistía en una plática inteligente y algo de sexo ocasional. Por supuesto que había tenido muy buen sexo con otras personas, pero… bueno…

Allí estaba Carlos, siempre vestía igual: Demasiado bien para un programador independiente, pero muy austero para un contratista del gobierno.

-No sé por qué me esfuerzo para llegar diez minutos antes si tu siempre llegas un segundo  después.-

Carlos sonrió – Había problemas en la oficina, nunca logro quitarme de encima a los federales y sus retrasos. – La sonrisa parecía honesta aunque en el fondo de su corazón Emily sabia que ocultaba algo.

-Tu edificio está en llamas, hay cuatro polis muertos en tu oficina, otra veintena de agentes gravemente heridos en túneles de tu propiedad y te acusan de liberar al terrorista de Puerto Rico.-

La sonrisa se desvaneció y Carlos desvió la mirada. -Quieres que te deje sola.-

-No tonto, siempre supe que algún día irían a por ti. Siéntate y ordena, que yo soy una contratista estatal muy respetada y puede que sea la ultima cena que me invitas…-

Libros Educativos 2.2

El abogado de Job

-Aunque se asiente campo contra mí, No temerá mi corazón: Aunque contra mí se levante guerra, Yo en esto confío.-

El abogado mira a Job a los ojos, él fue educado en una universidad jesuita y conoce a la perfección las escrituras, pero lo que hace Job da miedo. Cita las escrituras con ojos vacíos y está convencido de que no va a morir. El muchacho fue condenado a muerte por disolución, el mismo estado retrasó la ejecución durante casi cinco años con la esperanza de que el chico confesara y entregara a los planificadores del ataque, pero ya no se puede retrasar más la condena.

Sera la tercera muerte por disolución que se aplica en toda la historia de BEU, cada molécula del chico será separada del cuerpo, una por una. El proceso lleva casi dos días y se transmitirá por el canal 44. A los palurdos les encanta ver ejecuciones y cuarenta y seis horas de ver alguien torturado hasta la muerte es la clase de espectáculo que reúne a toda la familia.

-Tienes que decir quién organizó el ataque. ¡Chico! ¡Ya nadie va a retrasarte la ejecución! Y cuando la comiencen no hay vuelta atrás, en cuanto cruces esa puerta estás legalmente muerto y aunque el dolor te haga confesar no habrá manera de salvarte.-

-¿No es tu temor a Dios tu confianza, y la integridad de tus caminos tu esperanza?-

-¿Qué es lo que tú no entiendes muchacho? A mí me tocó ver cuando ejecutaron a Samuel Cairo. Tardó cuarenta y dos horas en morir, los primeros veinte minutos se rio, pero después gritó hasta que se quedó mudo, los microrobots se aseguran de que tardes lo más posible en morir, no dejan que desmayes, hay un espejo en el techo para que veas el avance. No es bonito ni gracioso cuando solo quedan el torso y la cabeza.-

La puerta se abrió mostrando la celda de un vehículo de transporte de la prisión, no hay pasillo ni ceremonia, esa charla era la última oportunidad del chico de salvar la vida. Aborda el vehículo de prisión y está para todos los efectos muerto.

Alonzo Girón, Doctor en leyes por la Universidad Jesuita de América del Norte, asoma su cabeza por la puerta de la celda y ve los campos del Mediterráneo, en cualquier otra dirección que ve, solo hay celdas.

La prisión es el edificio más grande del mundo, incluso se puede ver desde el espacio. Su función aparte de brindar millón y medio de celdas de alta seguridad también forma una barrera artificial entre el atlántico y el Terreno Mediterráneo.

Michel

Ayer había sido un día tan bueno, qué lo de hoy no podía ponerla de mal humor. La candidata más joven de la historia del BEU se miró en el espejo y removió el mechón de cabello que cubría parte de su rostro. La cicatriz ya no estaba allí, los cirujanos plásticos la habían removido hace dos años y en su lugar solo había piel tersa junto con un pequeño ordenador oculto.

Los médicos le explicaron que el cerebro tarda en acostumbrarse cuando un miembro u órgano es removido con microcirugía, una especie de “Dolor Fantasma” que varios pacientes llegan a padecer, solo que en este caso Michel trata de ocultar con su cabello una “Cicatriz fantasma”.

A ella le gustaba el mechón que tapaba la herida, el arreglo del cabello le daba un tono más misterioso y elegante, pero los asesores de imagen tenían razón: cubrir una fracción del rostro podría afectar la confianza de los votantes, además fue el momento perfecto para instalar el ordenador en su capa craneal.

Hoy comenzaba la campaña para representante del territorio de América Noreste, desde Ottawa hasta Ciudad de México. Una bonita mujer que se hizo a sí misma, su primera aparición pública fue cuando salvó a la hija de un político en el desastre del cuatro de abril. Y desde entonces había aprovechado los diferentes movimientos separatistas e integradores para vender sus opiniones, a veces se sentía mal, no te haces dueña de un imperio de medios sin traicionar a un par de ricos lujuriosos. Es el fin el que justifica los medios.

Para Michel los desastres no son otra cosa que buenas oportunidades, cuando la explosión fundió el libro que le decía que hacer todo el tiempo, la vida se volvió mucho más clara: De repente el plan de estudiar para ser empleada eficiente y una maravillosa esposa le parecía ridículo, tenía la oportunidad de ser más rica y poderosa de lo que sus padres anhelaban ser.

Hoy hay otro desastre que debe ser aprovechado, Job: El joven idiota que ocasionó el desastre del cuatro de abril, se ha escapado durante el traslado a su ejecución. Los integradores no dejarán de hablar de los benéficos de un sistema judicial unificado, los separatistas hablarán de como las nuevas vías de comunicación facilitan los traslados del terrorista.

Michel sabe cómo aprovechar esto, ella estuvo en el desastre, ella es la heroína que salvó a las chicas, también es la líder de opinión de millones de personas de clase media alrededor del mundo y es posiblemente la única que sabe cómo aprovechar al 100% esta situación.

Para leer el capítulo 2.1 da click aquí.