Reactor Guanábana.

Se supo por Facebook. Las compañías farmacéuticas hicieron lo que pudieron, pero no lograron censurar la valiosa información que compartió un sabio usuario anónimo. Un humilde fruto era capaz de tener una eficiencia 100 veces mayor que la quimioterapia promedio.

Los hippies de Facebook me van a odiar.
Los hippies de Facebook me van a odiar.

La quimioterapia es un procedimiento médico que inhibe la reproducción de las células.  Un fruto con una capacidad de inhibición cien veces mayor es capaz de curarte el cáncer y matarte al mismo tiempo, sin efectos secundarios.

La difusión de la imagen cerró todas las líneas de investigación relacionadas con el maquillaje, medicamentos y alimentación a base de guanábana. Pero había un uso que nadie había considerado…

¿Por qué una fruta tiene la capacidad de frenar la reproducción de las células? Es porque es un catalizador radioactivo. Un catalizador con la capacidad de sintetizar elementos. De alguna manera nutricional y refrescante, este fruto tropical ha desarrollado un método para transformar el calcio en radio y el oxígeno en polonio[1].  Un catalizador con la capacidad de crear combustible nuclear solo con la ayuda de un suelo con altos niveles de nitrato, y un sol ecuatorial.

Cabe mencionar que no toda la fruta es apta para sintetizar elementos. Es necesario un tratamiento especial en el suelo del cultivo que permita el crecimiento de la fruta sin generar amenazas químicas. Por ejemplo el desastre de Yuxi en China. Donde un suelo rico en zinc se vio mutado en un suelo rico en mercurio, con ayuda de las abundantes lluvias de ese año el mercurio se filtró a los mantos freáticos contaminando el abastecimiento de agua de la ciudad y reduciendo la sobrepoblación en el país asiático[2].

La agricultura se transformó en un riesgo nacional completo. Un extremista con acceso a una fruta podía transformarse rápidamente en un productor de uranio. Además un licuado[3] de guanábana era un arma potencial de destrucción masiva. Todo esto llevó a las potencias a controlar totalmente las actividades agropecuarias.

Toda esa seguridad fue en vano…

Un mal manejo en el control de plagas llevó a los tres desastres continentales:

En el continente americano un ave llamada mirlo comenzó a comer las hojas de la guanábana[4]. Sus heces altamente radioactivas e inestables frenaron el crecimiento agropecuario de todo lugar donde se cultivaba la guanábana. Además de causar mutaciones que aumentaron la reproducción del ave, hasta transformarla en un una parvada marabunta que se vio en la necesidad de ser contenida. Honduras sigue siendo una zona de cuarentena hoy en día.

El segundo desastre asoló África, Asia y Europa. Un grupo terrorista diseñó explosivos a base de guanábanas. Explosivos que en vez de combustionar el oxígeno a su alrededor lo sintetizaban en cloro. Con bajos daños materiales y numerosas pérdidas humanas, la población de este bloque continental se sumergió en una guerra que diezmó la población en un 89.4 por ciento. Los sobrevivientes se mataron entre ellos usando armas tradicionales y cometiendo suicidios masivos.

El tercer desastre ocurrió en Oceanía. Un reactor guanábana que sintetizaba el plomo en radio se hundió en el océano Índico. (En un barco 78% plomo.) Matando la vida marina y dañando permanentemente al continente sureño.

Con la humanidad en extinción aparecimos nosotros. Usando la tecnología frutal creamos a los frombres. Criaturas mitad humano mitad fruta que colonizarán y restaurarán las tierras perdidas.

Esta es la era del frombre. Aunque siendo honestos estamos meditando el cambio de nombre  a nuestra nueva especie. Porque históricamente suena un poco gracioso. Tal vez Frutmen.

[1] No me creas nada de lo que escribo.

[2] Teóricamente esto si es posible.

[3] Mezcla de leche, fruta y azúcar (¡Imaginen el riesgo nuclear!)

[4] Como sea que se llamé el árbol donde crecen.

Jaulas de luz

El expositor terminó su discurso con las siguientes palabras:

-A pesar de todo su potencial están atrapados en una jaula de luz, envían sondas al espacio profundo con la intención de aprender un poco más sobre todo aquello que los rodea, pero no pueden abandonar su planeta por mucho tiempo.

¿No los hace eso merecedores de nuestro apoyo?

Aprendieron a utilizar la energía química a su favor, cuando no fue suficiente aprendieron a controlar la energía atómica. Cuando fueron conscientes de la inviabilidad de las otras formas de energía aprendieron a utilizar su propia jaula de luz como fuente de energía.

¿Acaso no son dignos de nuestra admiración?

No son culpables de los caminos tomados por la evolución, sus cadenas tróficas y su salud mental dependen de la energía proporcionada por esa estrella G5, aun así invierten recursos en colocar científicos fuera de su planeta con la intención de encontrar una manera de abandonar su cuna.

¿Niegan que son inteligentes?

Yo por eso los exhorto el día de hoy a que ofrezcamos nuestra amistad y tecnología a estos seres que respiran oxígeno. Es cierto que aún son propensos a la guerra pero una vez que entiendan que hay cientos de mundos por explorar y conquistar ¿qué valor tendrán las fiestas bélicas para ellos? Liberémoslos de su jaula de luz y veamos cuales son las auténticas capacidades de estos seres.

No olvidemos que también la humanidad tiene su origen en una jaula de luz-.

Y el público aplaudió.

Estrella clase G similar a nuestro sol pero mucho mas joven
Estrella clase G similar a nuestro sol pero mucho mas joven y peligrosa