15 Confesiones de secretas de escritores.

Hola lectores y lectoras. Durante varios meses le pedí a varios escritores de diferentes estilos, que me contaran algo que ellos mismos no se atrevieran a publicar. Ya sea por proteger su imagen o por simple vergüenza.

Ellos me dieron la confesión bajo la premisa de conservar su anonimato. Yo les comparto algunas de sus confesiones. Algunas son tristes, otras divertidas y varias son muy raras. Creo que si enserio te quieres dedicar a escribir deberías leer esto. Tal vez prefieras que sea un hobby.

Odio a mis lectores, es cierto que ellos pagan mis cuentas. Pero si pudiera escribiría algo diferente. No sé si Carlos tenga el mismo problema que yo a la hora de dibujar.
Viejas fáciles, un cabrón buscando venganza, disparos, puñaladas y ya fueron treinta páginas.
Lo que de verdad me jode; es que siempre que trato de encontrar otro trabajo me dicen: Tú eres el de XXXXXXXX XXXXXXX.

A veces me lo dicen con risa y otras con desprecio. Intenté hacer un web comic para que la gente me relacione con otras cosas, pero al parecer hay que saber qué es lo que está de moda y yo ya pasé de moda.

Escritor de historietas dirigidas a adultos. (15 años en el negocio.)

Siempre tengo comida chatarra en la casa y nunca rechazo una buena hamburguesa.

Escritor de un blog de nutrición y salud. (2 años publicando.)

Los domingos utilizo sandalias con calcetines.

Columnista de moda. (3 años en internet, 1 año en revista.)

Durante las elecciones pasadas, escribí una nota positiva sobre una diputada. Solo porque me acosté con ella. Casi no fue leída y solo la comentaron tres personas en la página de internet, pero yo sé que estuvo mal.

Reportero. (4 años en sociales, 5 en política.)oh_god_why_in_hd_by_lemmino-d61t8ou

Amo cuando un hombre se desvive para complacerme.

Autora de un blog feminista. (6 meses publicando.)

Una vez fui juez en un concurso infantil de cuentos. Uno de los cuentos eliminados en la primera ronda era muy bueno. De hecho es mi libro más vendido. Sigo intentando contactar a la niña para darle su parte de las ganancias.

Ilustradora y cuentista infantil. (7 libros publicados.)

Cuando tenía 19 años decidí que quería ser escritora, cuando se lo comuniqué a mi papá se burló de mí y me dijo que igual podía ser recepcionista en su despacho. Me enojé mucho con él y me fui de la casa. Mi trabajo en Burger King no me dejaba para pagar comida y la renta. Estaba a punto de regresar para aceptar que él tenía razón. Pero un día una excompañera de trabajo me sugirió sacar algo de dinero extra usando la sexcam. Estaba tan desesperada que acepté. Al principio hacia presentaciones en la casa de ella y nos repartíamos las ganancias. No se me olvida que muchos de los clientes, eran más educados, amables y sencillos que los amigos que tenía cuando era una daddy girl. Ganaba muy buen dinero y trasladé el negocio a mi departamento. Las presentaciones me ayudaron a ganar un muy buen dinero y dejé la comida rápida para dedicarme a estudiar (literatura) y el ciberscort.

Uno de mis antiguos amigos se enteró de mi nuevo modo de vida y me fue a buscar, de no ser por mi vecina que llamó a la policía. (Que tardó cuarenta minutos en llegar.) La paliza hubiera terminado en violación. Durante el proceso legal me enteré de que mi madre, mi padre y mis hermanas oficialmente habían renegado de mí. Desde la denuncia hasta el encarcelamiento solo tuve el apoyo de algunas de mis nuevas amigas.

Fue en esa época cuando escribí XX XXXXXXXX XX XXX XXXXX afortunadamente el libro se vendió bastante bien y me abrió las puertas al mundo literario. También fue cuando comencé a escribir por necesidad económica. Han pasado cuatro años y ya estoy segura de que no voy a volver a tener un cuerpo bonito. A veces quisiera haberme quedado en casa.

Escritora de novela rosa y activista contra la violencia de género. (4 novelas publicadas.)

 

Yo creo que Hawkeye es mejor que Ironman.

Escritor de un blog de comics. (1 año publicando.)

 images (1)

Estoy enamorado de mi principal crítica y detractora.

Escritor de ciencia ficción (3 novelas publicadas.)

Una vez estaba tan ebrio que escribí un poema en Excel. Muy bueno, por cierto.

Poeta. (Incontables resacas previas.)

Una vez vi un tutorial sobre cómo hacer vodka y me robé las papas del huerto de mi vecino.

Crítico de cine. (7 meses publicando.)

Todavía le robo cervezas a mi papá.

Reportero. (30 Años en deportes.)

Tengo una laguna mental donde debería haber un viaje a México. Más específicamente a un lugar llamado Tequila.

Escritor de viajes y turismo (6 años en revista.)

Una vez abandoné una cubeta de pollo frito en un gimnasio. Solo para molestar.

Columnista. (7 meses en periódicos.)

Tengo un blog secreto donde me dedico a escribir sobre barbas y bigotes.

Escritor de un blog sobre Linux (1 año hablando sobre barbas y bigotes.)

Conocí a mi novia vía twitter. Todos creen que fue en una convención.

Autor de un libro de matemáticas. (1 libro publicado.)

Tengo once decks de Yu-Gi-Oh!

Escritor de deportes (2 años publicando.)

 

Estoy escribiendo esto completamente desnudo.

Cronista. (2 Años en medios impresos.)

A veces me siento triste.

Cerdito Verde (Dos años publicando)

Esas pesuñas no quieren dejar de teclear.
Esas pesuñas no quieren dejar de teclear.

¿También quieres confesar algo? Puedes ponerlo aquí y será un secreto. No duden que tendremos una segunda parte.

Insectos comunes.

Fotografía: La vida secreta de los caracoles.
Fotografía: La vida secreta de los caracoles.

Segundo ejercicio de escritura para el grupo de autores: Insectos comunes.

En este momento solicito al lector que defina en su mente la palabra “común”.

Con esa definición en la mente quiero que se preocupe por encontrar una sola especie de insecto que pueda ser catalogada como: “común”.

Es completamente cierto que existen especies de insectos más numerosas que otras. ¿Pero que especie puede ser catalogada como “común”? Ya no voy a seguir insistiendo con la palabra.

Sobre la evolución de los insectos y los escritores.

Los insectos componen el grupo de animales más numeroso sobre la tierra. No solo son muchos, también son variados, interesantes, discretos y diferentes. Por cada especie de mamífero existente hay aproximadamente más de treinta especies de insectos. Todos diferentes.

Los escritores son como los insectos, hay unos que vuelan, otros que nadan, algunos que corren, existen los que se arrastran, parásitos que no se mueven, colonias semi-pensantes y comunidades independientes. Hay una variedad similar en los insectos. Algo muy curioso es que conforme la sociedad moderna avanza los escritores y los insectos son vistos más como alimañas indeseables, qué como vecinos necesarios.

Evolutivamente la variedad de los insectos se debe a adaptaciones creadas por el entorno. Por su parte los escritores deben su variedad a no querer ser como sus colegas. ¿Entorno? ¿Es eso bueno o malo?

¿A quien le importa la estandarización de los escritores? La variedad ya se encuentra allí y es necesario aceptarla como parte de una sociedad que mata a las orugas, pero admira a las mariposas.

Una de las ventajas de esta variedad evolutiva es que mientras otros grupos de animales dependen de un entorno estable y asociaciones activistas. (¿Verdad que sí?, grandes felinos). Los insectos proliferan independientemente de los cambios del entorno. Algunas especies podrán desaparecer, pero otras solo esperan su momento para florecer y reproducirse. Igual lo son los escritores, todos los hombres tienen un insecto diferente oculto en su subconsciente. Un insecto que quiere salir a escribir. Un insecto común.

Respecto al entorno del insecto y el escritor.

Los insectos son pequeños, compáralos con cualquier especie y se ven pequeños en relación. Prácticamente cualquier animal es más grande que un insecto. Así que la sabia madre naturaleza ha llevado a los insectos a crear mecanismos y micro-entornos para poder sobrevivir.  Ya sea saltando, volando, patinando sobre el agua, tejiendo una telaraña u ocultándose en la madera.

El escritor también se encuentra en un entorno hostil. Poca difusión, plagio, piratería, difamación, crítica y la marcada tendencia del ser humano a leer lo menos posible. ¿Cuáles son los mecanismos o micro entornos del escritor para sobrevivir? Pues los que el escritor quiera: otro trabajo, internet, sexcams, libretos de tv, clases de ortografía, lucha libre profesional, un puesto en el senado y otros más.

El objetivo es el mismo sobrevivir y reproducirse.

Luces brillantes, insecticidas y el camino fácil.

Conforme el concepto de hogar perfecto se fortalece, los insectos y escritores son considerados especies non gratas. Porque los insectos ya no son necesarios cuando puedes comprar pienso para pollos. Los escritores no son necesarios cuando puedes ver deportes por televisión.

Y no es cuestión de inteligencia y deportes. El problema se remonta al sistema humano. El ser humano busca comodidad. Hoy en día la comodidad es tener aparatos inteligentes que piensen por ti, que tomen decisiones por ti, que disfruten por ti…

Y llega el escritor, gritando frente a la pantalla: ¡Mira mi telaraña narrativa! ¡escucha mi zumbido crítico! ¡analiza mi capullo poético! ¡compara mi salto lingüístico y observa mi vuelo literario!.

La decisión fue tomada.

Algunos utilizan el cruel matamoscas de la censura, el venenoso insecticida de la crítica destructiva, la inesperada trampa de la oferta manipulada o la luz brillante de regalar tu trabajo. Todo funciona para destruir al insecto común.

Existen plagas. Poco tienen que ver con los insectos. Perjudican su imagen y destruyen a los insectos buenos. ¿Sabes cuál es la peor parte de las plagas? Que fueron causadas por el hombre. Por qué el hombre busca la comodidad quieren insectos que piensen por ellos, que tomen decisiones en su lugar, que disfruten para ellos.

¿Cuántos insectos comunes no mueren por una plaga?

¿Cuántos insectos comunes quedan para compartir sus letras?

¿Cuántos escritores todavía pueden crear su obra?

Gracias.

Fotografía: La vida secreta de los caracoles.
Fotografía: La vida secreta de los caracoles.

Que te parece si lees un texto totalmente diferente pero con el mismo título:

Insectos comunes:

Relatos Magar

Angelos’s Universe

La Rata Gris

Letras que se mueven

Autonomía Relatos

Universos Jean Rush

La Rechaca

Opinión del autor: Desprestigio de la Ciencia Ficción en México, daño a largo plazo.

¿Por qué México carece de un movimiento impulsor de ciencia y tecnología?

Aunque me gustaría culpar al gobierno y a su política de ofrecer mano de obra barata (dato sumamente cierto), el día de hoy pretendo dedicar algunos párrafos al desprestigio que sufre la ciencia ficción (CF) como género artístico en México.

La relación entre la Ciencia Ficción y el progreso científico y tecnológico.

En palabras de Asimov: “Comencé a escribir por el temor a una América atrasada científicamente ante la Unión Soviética”

Las personas que conocen la CF por videojuegos como Fallout y películas como Los Juegos del Hambre están acostumbradas a creer que la CF es una herramienta para demostrar los males de la tecnología y el sombrío futuro que nos espera. Mas aquellos que tienen más tiempo en el género saben que no es su objetivo. En más de una ocasión he mencionado que la supervivencia del ser humano se debe a su capacidad para crear herramientas ¿Qué es lo que le espera a una sociedad que presume de mantenerse estancada tecnología y científicamente?

Hoy en día existen una gran cantidad de adolecentes pretenciosos que les gusta tuitear sobre como la tecnología nos ha deshumanizado y añoran la edad media. Esta tendencia igual de autodestructiva como las campañas anti-vacunación mina la confianza del joven autor respecto a un género que te granjea enemigos y falta de apoyo automáticamente. Todo esto incrementado por los estereotipos adoptados respecto a que la CF es un medio de escape para desadaptados e indeseables.

El asunto reside en que la CF es de los pocos géneros artísticos que tienen la capacidad de tomar temas tabú de la manera que mejor le plazca, tópicos como: religión, racismo, clasismo, sistemas totalitarios, clonación, armas biológicas, guerra nuclear, etcétera… son fácilmente representados en historias que pueden ser digeridas por todo el público.

La mayoría de la CF tiene dos pilares base: el previamente mencionado uso de temas tabú en entornos digeribles y la resolución de problemas prácticamente imposibles. Ya sea desarrollando una nueva tecnología, enseñando ciencia a un ser primitivo o entendiendo el funcionamiento de la amenaza. Es la ciencia y el conocimiento quienes llevan la esperanza en el género.

Y eso ha sido la inspiración de generaciones de Ingenieros y Científicos.

Amamos la nostalgia

En 1971 la televisión mexicana conoció a “El chavo del 8”  la súper exitosa serie de comedia se mantuvo en horarios estelares hasta el año del 2004  a pesar de la falta de episodios nuevos, el trabajo fue exprimido hasta la última gota y en la actualidad los productos derivados de la serie original se utilizan para rellenar los espacios en la televisión mexicana (grandes espacios).

Y así es con la mayoría de los medios generados en el país: las telenovelas utilizan las mismas formulas exitosas desde hace cuarenta años, las comedias repiten los mismos chistes y situaciones desde 1970, el 80% de la música publicitada en el país pertenece a los mismos cuatro géneros desde hace 30 años, ¡por amor de Dios! los chistes sobre Chabelo son evidencia de que los domingos en la mañana se sigue transmitiendo el mismo programa desde… Honestamente no quiero investigar eso.

Mientras tanto la CF es un gusto que tiene una minoría discriminada y que depende de las migajas que produce el artista extranjero (con todo respeto a los artistas que permiten que su trabajo llegue al tercer mundo y a los artistas que luchan por encontrar un hueco para difundir su trabajo) aunque la mayoría de lo que llega a México son historias donde los adolescentes están condenados a morir por causas que no entienden y que al final no obtienen una solución real al problema.

Los mismos lectores asiduos limitan sus colecciones a los clasicos como: Verne, Orwell y Asimov ignorndo a toda una gama de autores nuevos y clasicos.

La mayoría de los escritores mexicanos se han visto en la necesidad de publicar su trabajo en España donde la CF tiene un poco de mayor de apertura y en U.S.A. donde la gente está dispuesta a aceptar la CF como promotor de la tecnología. Todo esto ayudando a los monopolios mediáticos a mantener en uso sus “formulas probadas”.

Pregunta de varias partes

Para concluir yo pregunto ¿Qué le espera a un país que carece de jóvenes dispuestos a aprender ciencias? ¿Cuál es el daño ocasionado cuando impulsamos a una sociedad  no preocuparse del futuro? ¿Por qué las editoriales, televisoras y otras fuentes de medios informativos discriminan el género?

En conclusión yo solo me atrevo a afirmar que la CF no solucionará los problemas inmediatos del país, pero motivará a algunos a afrontar los problemas que el futuro nos reserva, tal vez con mayor éxito del que nosotros tenemos en el presente.

Ahora les dejo un dibujo.

Cortesia de Patricia Robles
Cortesia de Patricia Robles