Una inteligencia artificial reescribe los últimos contribuyentes

Comencemos por el principio, esta semana he estado jugando con la Inteligencia Artificial Botnik que leyendo documentos genera un teclado predictivo que permite escribir sus propios textos, así que le di a leer mi novela: Los últimos contribuyentes y lo dejé escribir un capitulo de 700 palabras.

Yo tuve que acomodar la puntuación para que tuviera algo de lógica, pero creo que les divertirá el resultado.

Era una noche obscura y tormentosa especialmente para las personas que habitan el universo y han adoptado esta fe independientemente de su origen dudoso y una tienda de recuerditos de mala calidad.

El robot y la chica se estrecharon la mano para cerrar el trato adentro de uno de esos planetas vecinos.

—Los calcetines les han brindado una economía a los cuatro abades que se encuentran en la tierra y sus colonias

—Añoraban dos horas de estudio y el tigre se libró de los gobiernos contribuyentes.

—¿Puede acaso una rima rimbombante y un discurso exótico cambiar el mundo?

—No

—La iglesia de los últimos pantalones devotos y no voy a descifrar el mensaje original que envió supermercado y la rebautizó jazz

Las diferencias entre los encendedores y bolígrafos de la felicidad se encuentran en el suelo, la embajada del gobierno celebró en un proyecto joven y activo que muchas treintañeras y el robot rechazaron.

Nadie se hubiera añadido en la tierra debido a sus heridas adquiridas en la guerra de las sandalias

—¿Duele?

—Un poquito

—Me gustaría una ciudadana para atender tu burdel

—¿Para qué Úrsula de un metro de alto?

El robot y la dama salieron de la enfermería.

Los cuatro valiosos artefactos y el tigre se volvió de manera que aunque la nave tardara miles de millones de años siempre tendría un tono de autosuficiencia y no podía ser satisfactorio felicitarla.

Úrsula estaba sola y el puerto espacial lunar era aburrimiento puro, la noche lunar era larga y peligrosa independientemente de la coctelera y su reciente robo, los rufianes entendieron dormidos preocupaciones en ratas

—Antes debes conseguir el tiempo extrayendo de manera nerviosa en un naranjo cuyos frutos tenían la capacidad de predecir el funcionamiento del gobierno

Una cabra da patadas totales de la felicidad en una fiesta y a recordarles las reglas de la misión les dijo un confundido fontanero en un local de comida junto a la carretera.

El amor de tu vida era una masilla morada que le permitía cantar turquesa con suficiencia y dolor, se conocieron en su laboratorio jóvenes changos que no puedo imaginar.

—¿y la ubicación de la felicidad?

—La habitación en la arena entregaba la vida diaria en los folletos explicativos del universo: galaxias fusionándose para que reemplazara la sonrisa fácil.

Los grandes líderes de la tierra se reunieron para decidir si el tigre había fallado en su misión

—Poco sabemos de sus motivaciones, pero era muy preocupante que los humanos disfrutaban de la maldad elemental del universo conocido

La producción de los robots diseñados para la producción de monedas terrestres era posible, también el templo central de la galaxia y el puerto de lanzaderas espaciales esclavas, tenían un poco de Tiago Novo en una lata exótica diminuta y no quería una multitud en una fiesta, tampoco una vida moderna. Su madre en aquel caótico lugar se daba por vencida y tenía una elevada necesidad de desmayarse

Los agentes se miraron entre ellos y avanzaron.

—Alguna vez nos encerramos en el mausoleo submarino y solo un hombre cabal de la tierra visitando a las orcas nos sacrificó a su Dios.

—Afortunadamente el gobierno nos salvó —respondió su compañero

Ya después de esto cae en un loop pero debemos aceptar que tiene potencial.

¿Qué personaje de ciencia ficción serías tu?

Especial de entre semana.

Hola chicos, alguna vez han leído una obra de ciencia ficción y se han preguntado ¿Qué tipo de personaje sería yo si viviera allí? Muchos fantaseamos con ser el protagonista o el Deus Ex machina al final de la historia, pero seamos justos, la mayoría de las veces no logramos ni mantener el protagonismo en nuestras propias vidas. Eso no quiere decir que no seamos interesantes, tal vez viviendo en una sociedad intergaláctica o el apocalipsis zombi nos haga más interesantes, es por eso que he creado la siguiente matriz que nos ayudará a encontrar nuestro personaje, si es interesante o no dependerá de ustedes.

KPERSONAJES

No olviden comentar sus resultados.

Estrenando Libro

Hace cinco años era incapaz de escribir un libro.

Hace tres años carecía de la experiencia necesaria para escribir un libro más o menos legible.

Hace un año no me sentía lo suficientemente seguro para escribir algo sin la ayuda de otras personas.

Pero HOY es un día especial: Finalmente me he atrevido a publicar los últimos contribuyentes, es una historia nueva sin relación a lo que han leído en el blog, conservamos el estilo acido efervescente que tanto caracteriza al cerdo y lo hemos pulido hasta reflejar a nuestra sociedad actual.

Cerdo venusiano presenta:

Los últimos contribuyentes.

Sé qué les gustará, trata de un secta intergaláctica creada únicamente para evadir  impuestos, un día deben enviar a joven elegido al espacio para recuperar cuatro artículos místicos o deberán pagar el adeudo fiscal acumulado.

Supongo que ya se imaginan hasta donde lleva esto.

La portada fue creada por la talentosa Virus Visal, que hace uno de mis comics favoritos: En coma

port1

Ahora va la parte más interesante de esto:

La gente del futuro qué cuida los arboles y está acostumbrada a las pantallas puede descargar mi libro en formato digital aquí:

Los dragones amarillos se postran ante la grandiosidad del cerdo venusiano.

La gente qué desea comprar mi libro en formato físico para leerlo junto a su ventana en un día lluvioso  con una taza de café  puede ordenarlo aquí:

Los reyes y señores de las naciones entregan a sus hijas vestales por el derecho a hojear los textos del cerdo venusiano.

Y no me vengan con qué el libro debería ser gratis tengo casi tres años publicando cuentos gratis así que si esperan que les regale el libro deberán de suscribirse a la cuenta a la lista de correo del cerdo, eventualmente regalaré copias en Amazon y podrán enterarse vía correo electrónico.  Para suscribirse aquí:

El pueblo llano clama la misericordia del cerdo venusiano.

Ahora, sí eres un crítico literario con lectores suficientes para elevar o destruir mi trabajo y puedes demostrarlo, mándame un correo y te enviaré una copia gratis. si eres un crítico da click aquí:

Los mercenarios ofrecen sus espadas al cerdo.

Y el próximo lunes si hay cuento.

Notarán que los vínculos a los libros tienen nombres ególatras y rimbombantes, pero hoy es un día especial y quiero ponerme lo más exagerado posible.

Si estás leyendo esta entrada el día del estreno del libro es posible que la edición digital sea gratis así que corre por tu copia.

Cinco piedras en el tubo.

Pon cinco piedras en el tubo, no pueden ser cuatro ni siete, cinco piedras para que funcione bien y comience a llover.

En los viejos tiempos, cuando los antiguos ingenieros aún vivían: sabíamos que día iba a llover y que día sería soleado, el viento no se llevaba las cosechas, la pesca era siempre abundante y los animales no dejaban de parir. Fue bueno que se fueran porque ahora somos hombres libres, el cielo ya no es complaciente con nosotros, pero seremos fuertes.

Tu tubo con cinco piedras es para invocar a la lluvia, el sonido de las rocas debe atraer las nubes. Piensa en tu aldea mientras agitas el tubo, el ganado que muere de sed y las cosechas que se secan. Los ordenadores ya no pueden traer la lluvia, han sido ahuecados para darnos refugio, y los “componentes internos” ahora decoran los cuerpos de nuestras mujeres. Los ingenieros eran opresores, nos decían cuando pescar y cuando cazar, cuando casarnos y cuando tener hijos. Ahora ya se han ido y somos libres, somos muchos y somos fuertes.

Pon cinco piedras en el tubo, agítalo con fuerza, piensa en tu aldea y deja que las olas bañen tus rodillas.  Debes hacerlo hasta que llueva, pues nuestra aldea debe ser fuerte.

Hemos visto a las aldeas débiles, han vuelto a escuchar a los ingenieros, dejan que les digan cómo vivir y cuando morir, pero estos no son como los antiguos ingenieros, no construyen ni reparan los viejos ordenadores y no controlan el cielo. Se paran en la aldea con sus túnicas blancas mientras hacen marcas en tablas delgadas. A veces traen regalos: Pescados que no salen del mar y piedras que la gente come para curarse.

Tu tubo tiene cinco piedras, no son seis ni cuatro, agítalo pensando en tu aldea mientras las olas bañan tus rodillas, y cuando veas las nubes camina hacia las profundidades.

Nosotros somos más, nosotros somos fuertes, nosotros seremos eternos. De ninguna aldea nos visitan, nadie intercambia con nosotros. Nos llaman tontos y nos llaman suicidas. ¿Acaso no entienden la importancia de la libertad?

¡Camina hacia las profundidades! Agítalo mientras las nubes cubren tu aldea, no sueltes tu tubo o podrías nadar o flotar. No lo haces por la lluvia, lo haces por la aldea, El ritual de control poblacional es lo que nos mantiene libres, evita que tengamos que participar en los experimentos de los ingenieros.

Hay quien dice que el tubo es solo otro experimento, pero tú debes saber que eres libre.

La guerra de Tuks

El prisionero esperaba pacientemente en su celda. Ellos no mataban a sus cautivos y nosotros compartíamos la cortesía. Si bien no existían los intercambios de prisioneros teníamos el acuerdo tácito de no ejecutar a nadie.

Este prisionero en específico tenía un estatus heroico. Cuando capturamos la estación militar de Gad-18 los diversis habían evacuado a todo el equipo y personal. Solo permanecía Tuks que se había quedado en la base para evitar que una fuga de acetileno destruyera  por completo el bosque.

El sistema militar de los Tuks está diseñado con una maestría impresionante. Aunque cada soldado conoce su objetivo y cuenta con suma libertad para ejecutarlo, difícilmente puedes obtener algo de información cuando capturas uno. Los interrogatorios solo sirven para conocer información obvia, por ejemplo:

-¿Cuáles eran tus órdenes?-

-Proteger la base, hasta recibir nuevas órdenes.-

-¿A dónde iban a enviar los suministros de la base?-

-Aún no he recibido esta información.-

Un observador poco experimentado puede creer en la posibilidad de que los diversis mientan, pero en realidad se trata de un sistema que les da suma flexibilidad en la batalla y nulas fugas de información.

En el caso de Tuks la situación era un poco diferente, él es un civil en la sociedad diversi. Antes de la guerra él era un naturalista conocido. Tenía su equivalente a un programa de televisión y permaneció en la base solo para evitar un daño ecológico serio.

Dicho esto la mayoría del personal militar respetaba a Tuks de la misma manera en la que respetarías a un bombero o a un científico.

Como dicta el procedimiento lo llamé a mi oficina para interrogarlo, me había preparado para una sesión que evidenciara su doble ignorancia (la de civil y la de diversi), hasta que le pregunté:

-¿Sabes por qué estamos en guerra?-

-Nuestros auténticos enemigos son los Mesons, desde hace algunas generaciones tratan de destruir nuestra población utilizando armas biológicas. Yo mismo estoy contagiado por una especie de virus dérmico. Estas manchas negras duelen, nos hemos visto en la necesidad de invadir otros planetas solo para extraer recursos para la fabricación de medicamentos y continuar con la lucha por lo que queda de nuestros primeros mundos.-

La respuesta me impactó, según mis informes nuestra relación con los Diversi siempre había sido una guerra accidentada con periodos de paz inestables. Hoy yo conocía la causa del conflicto. Lo despedí. Si los Diversis peleaban en dos frentes era la primera inteligencia autentica que teníamos en el conflicto, una ventaja autentica en una guerra atrasada. Al parecer nadie había hecho está pregunta a un diversi.

-Me has sido de mucha ayuda Tuks. ¿Quieres un poco de naranja? Es una fruta endémica de la tierra. No creo que haya un equivalente diversi a esta fruta, pero no sería la primera vez que compartimos alimentos.-

-Muchas gracias capitán, no hay mejor investigación que la culinaria.-

A los días de aquella parca entrevista me disponía a enviar un informe más detallado sobre mi situación en la base y mi pequeño descubrimiento cuando mis hombres me informaron que Tuks quería hablar conmigo.

-¡Capitán! Usted puede detener la guerra ahora mismo.-

-¿De qué demonios hablas? ¿Sabes algo que nos estás escondiendo?-

-No ustedes lo escondían.-

-Si hablas de un traidor, más te vale desembuchar o vas a ser el primer Diversi torturado en esta guerra.-

-La naranja capitán, sus jugos contienen alguna clase de ácido orgánico.-

-¿Y qué con eso?-

-las bacterias meson necesitan un pH alcalino para sobrevivir y nosotros necesitamos hidratos de carbono para curar las heridas. ¡Es perfecto!-

En algún momento Tuks se paró sobre mi escritorio para hacer énfasis, no me había dado cuenta.

-Tuks, bájate de mi escritorio y dime que pretendes.-

-Necesitamos naranjas, toneladas de esas frutas ¿Existen otras con características similares? ¡Puede negociarse la paz! si tenemos una cura inmediata para sus armas biológicas los meson estarán completamente vulnerables.-

Me agradaba Tuks. Pero era necesario evitar que hablara, si la guerra se detiene el presupuesto se acaba, los chicos regresan a sus casas para vender autos o trabajar en las fábricas de sus padres. La guerra debía continuar indefinidamente.

Ordené a un cabo llevar al prisionero a un puerto neutral y que le dejara claro a Tuks que las naranjas son un bien invaluable de la humanidad y que la única manera de obtenerlas es comprarlas a precios exorbitantes o arrancarlas de nuestras muertas manos.

Me odio tanto por esa decisión. El cabo desertó y junto con el naturalista negoció la paz entre humanos y diversis, ahora es el héroe de la tierra y un megamillonario.

¡Su maldita familia cultivaba limones! Y ahora tienen la exclusividad en la venta de cítricos a los diversis. Mientras tanto, yo espero en esta oficina a mi superior.

«Orange and cross section». Disponible bajo la licencia GFDL 1.2 vía Wikimedia Commons.
«Orange and cross section». Disponible bajo la licencia GFDL 1.2 vía Wikimedia Commons.

-¡Capitán!-

El jefe de estado me mira con su carcteristico desprecio.

-Sus instrucciones son las siguientes: Llevara su contingente de tropas a al cuadrante Diar Beta III para apoyar a los ejércitos diversis.-

La mitad de los mundos donde los mesons sean expulsados serán propiedad de los humanos.

La guerra continúa.

Jaulas de luz

El expositor terminó su discurso con las siguientes palabras:

-A pesar de todo su potencial están atrapados en una jaula de luz, envían sondas al espacio profundo con la intención de aprender un poco más sobre todo aquello que los rodea, pero no pueden abandonar su planeta por mucho tiempo.

¿No los hace eso merecedores de nuestro apoyo?

Aprendieron a utilizar la energía química a su favor, cuando no fue suficiente aprendieron a controlar la energía atómica. Cuando fueron conscientes de la inviabilidad de las otras formas de energía aprendieron a utilizar su propia jaula de luz como fuente de energía.

¿Acaso no son dignos de nuestra admiración?

No son culpables de los caminos tomados por la evolución, sus cadenas tróficas y su salud mental dependen de la energía proporcionada por esa estrella G5, aun así invierten recursos en colocar científicos fuera de su planeta con la intención de encontrar una manera de abandonar su cuna.

¿Niegan que son inteligentes?

Yo por eso los exhorto el día de hoy a que ofrezcamos nuestra amistad y tecnología a estos seres que respiran oxígeno. Es cierto que aún son propensos a la guerra pero una vez que entiendan que hay cientos de mundos por explorar y conquistar ¿qué valor tendrán las fiestas bélicas para ellos? Liberémoslos de su jaula de luz y veamos cuales son las auténticas capacidades de estos seres.

No olvidemos que también la humanidad tiene su origen en una jaula de luz-.

Y el público aplaudió.

Estrella clase G similar a nuestro sol pero mucho mas joven
Estrella clase G similar a nuestro sol pero mucho mas joven y peligrosa