Fin del mundo en Frecuencia Modulada

¡Buenas noches! Son las nueve cuarenta y cinco de la noche horario de la ciudad de México y si NO estás escuchando esto desde la comodidad de una de las naves sagitario lamento decirte que estás tan jodido como nosotros.

Pero que eso no nos decepcione.

¡Habla Martín Salvedra! Llegando a sus hogares a través de la 142 fm donde trabajaba hasta que el dueño de Grupo Macromedia consiguió su pase en la tercera nave que evacuaba el planeta, ahora está vacía igual que todas las fábricas y negocios del país. En los controles me acompaña mi hermosa esposa Donna quien decidió acompañarme hasta que la muerte nos lleve a todos juntos.

Bueno, ¿Qué les parece si comenzamos la cuenta regresiva con algo de música? ¡Si tienen un teléfono que funcione habrá complacencias! Empezamos la noche con Last chance to evacuate the Earth before it is recycled de Porcupine Tree.

***

Una maravillosa canción y me informa Donna que tenemos llamadas, tenemos una de Luis Narea que pide In hell i’ll be in good Company de The dead South, y nos dice:

No te pongas cursi Martín, todos sabíamos que estábamos jodidos desde que aterrizó la primera nave Hakeana.

Pues efectivamente Luis, no tiene sentido llorar por el planeta condenado. Pero a todo esto ¿Quién son estos mentados Hakens? Digo: Un mal día llegan a la tierra y nos dicen que lamentablemente nuestro planeta va hace ¡ka-blam!, ¡oh! Pero no se preocupen rescatarán a la elite de la sociedad, lo único bueno del fin del mundo es que no tendremos que compartirlo con los estirados, corruptos y mamones de siempre.

Les diré algo, si mi jefe no se hubiera trepado en aquella nave espacial, esta estación estaría trabajando como cualquier otro día.

Vamos con tu canción Luis.

***

Son las nueve cincuenta y ocho, seguimos con las complacencias mientras se acaba el mundo, tenemos una llamada de Omar que nos dice:

Aprovechemos que los teléfonos siguen funcionando y llamemos a aquellos con los que nos hemos distanciando. También nos pide Skeleton Blues de Kadavar.

Te diré algo Omar, incluso el fin del mundo es buen momento para atar cabos sueltos, solo no te obsesiones si no sale cómo esperabas, la gente está muy loca estos días, han saqueado la agencia de Ferrari aunque hace más de una semana que no hay combustible por ningún lado, me sentiría mal por tener un generador funcionando con tanque lleno mientras los hospitales colapsan, pero igual vamos a morir en un rato así que se jodan. ¿Ya la tienes Donna? Entonces vamos con tu canción.

***

Son las diez con dos minutos y seguimos esperando el fin del mundo con complacencias al instante, Pablo Ekis nos llama para decirnos que este es el rapto que viene antes de la venida del señor. Pablo… No me jodas ¿Las personas más ricas del planeta son el pueblo elegido de Dios? Continuemos con Is the end of the world  de R.E.M.

***

William Criollo nos reporta desde el Aeropuerto donde están regalando vuelos a Europa, Los Cabos y otros lugares interesantes, te están dejando subir al avión, aunque no tengas boleto o documentos, eso sí, hay que llegar pronto o te irás parado en el pasillo.

Gracias por el pitazo Willian, aquí está Lying from you de Linkin Park para ti.

¿Alguien avisó a los destinos que toda esa gente va para allá?

***

Son las diez treinta y cada vez falta menos para que se acaben los problemas del mundo. Un tipo bajo el Alias de Objeto Inanimado, me informa que estoy ambientado una orgia en el museo nacional de arte moderno y me pide que ponga la Carmina Burana.

¿Están hablando en serio? Una semana sin internet ni televisión y ya están haciendo orgias con música gótica de fondo, Donna me está pasando otra llamada, parece que el señor Farid también está en el museo y nos pide específicamente la versión de Therion.

Bueno ¿Quién soy yo para juzgar? Vamos con Oh Fortuna.

***

Y estamos de vuelta mientras se acaba el mundo. ¿Dentro de una hora sabremos cual religión tenia razón? ¿Resulta que estamos siendo parte del mayor fraude fiscal de la galaxia? ¿Queda alguna pizzería dando servicio?

Nos llama Daphne Gommo pidiendo Gottes Tod de Das Ich y preguntando ¿por qué quitaron el internet? Mi respuesta cariño es que los dueños de los principales servidores globales están abandonando el sistema solar en este preciso momento así qué ya no somos rentables.

¿Nadie va a despedir el mundo con una mezcla de baile?

***

Edgar Vargas nos llama desde el palacio de gobierno donde la primera dama intenta reinstaurar el orden, al parecer espera que pongamos a esta señora al aire mientras da su discurso. Si mal no recuerdo el presidente y todo su gabinete tenían dos boletos cada uno.

¿Realmente alguien cree que la primera dama estoicamente se quedó en la tierra para mantener el orden?

Mientras espero sus respuestas aquí les va Staying Alive de los Bee Gees.

***

Tenemos los resultados de mi encuesta exprés en la que participaron mi esposa y seis personas que llamaron: Un 100% de los encuestados cree que el presidente ha decidido llevarse a algún espécimen más apto para la conservación de la raza humana, ¿Lo dije bien Donna? … Por lo tanto, no transmitiremos ningún discurso.

En temas más interesantes el secretario del subsecretario de defensa Cleiber Santos llamó para preguntar si prefieren que los ejércitos bombardeen las principales ciudades y quitarles el gusto a los extraterrestres.

Si usted está de acuerdo llame a la estación si no lo está también llame a la estación, mientras tanto a petición del secretario pondremos el Adagio para violin interpretado por David Garret.

***

Faltan menos de veinte minutos para que se acabe el mundo y a pesar de que ochenta por ciento de las líneas telefónicas no funcionan el teléfono sigue timbrando con nuestras complacencias apocalípticas.

Javier Ochoa nos llama para decir que se jodan todos los que dejaron el planeta y nos pide Innuendo que fue famosa gracias a Queen.

Ya lo dijiste tú Javier, que se jodan. En esas naves viajan los mejores artistas, deportistas y científicos del planeta, lo malo es que apenas si representan el 10% de los pasajeros, el resto de ellos es la gente que pudo pagar un boleto, esos extraterrestres solo aceptaban pagos en oro.

Mañana temprano cuando todos nosotros estemos muertos, toda esa gente comenzará a notar que en la práctica no saben hacer nada, sin nosotros allí para ser explotados son completamente inútiles y los extraterrestres no tardan en darse cuenta también.

Vamos con esa rola.

***

El tiempo apremia y quiero pasar los últimos minutos de mi vida haciéndole el amor a la mujer que amo, así que les daré el programa para el rato restante: A petición Lizzie: Lux Aeterna de Clint Mansell, después viene A pale progresión de Black Tonge que es una complacencia para Atel Leal y si el tiempo me lo permite, It’s Not Unusual de Tom Jones que es una complacencia para Donna.

Nos veremos en el infierno amigos.

 

Este cuento utiliza una playlist creada por los lectores del blog con el proposito de festejar el fin del mundo. ¿Ustedes que canción pedirían?

Pueden escucharla aqui:

Anuncios

El robot organillero asesino

Organillero. m. Persona que toca el organillo|| Aquel que se dedica a girar una manivela para generar música por medio de un organillo.

Para cuando los organilleros volvieron a estar de moda, no quedaba ninguno.

Aquellos hombres con uniforme caqui y organillo al hombro habían desaparecido, victimas de una ciudad cada día mas ruidosa, con sus tiendas compitiendo para llamar la atención por medio de bocinas mal calibradas y música sintética de mal gusto.

No es que el organillo ofreciera un sonido más autentico, de hecho son los antecesores del sonido artificial. No se necesita un talento especial para ser organillero, solo aceptar la certeza de que nunca serás rico. En una ciudad donde cada negocio cree que un altoparlante a todo volumen, con letras obscenas y una bocina acartonada, son una manera sutil de atraer clientes. El sonido generado por viento pasando a través de algunos tubos de bronce jamás competirá.

Desaparecieron en el ruido discretamente, nadie notó su ausencia hasta que el daño estaba hecho. Ahora el México antiguo estaba de moda, y la gente quería un cómodo silencio en sus calles1 aderezado con el discreto sonido de un organillo. Pero no había quien lo tocara…

Así que creamos un robot organillero, una máquina tan inteligente como para entender el valor de la tradición que trataba de preservar y también giraba la manivela.

Los organillos volvieron a sonar.

El robot los hacia trabajar, tocaban melodías clasicas y tonos modernos. Todo artificial, mecánico, sin pasión, sin interés, sin un hombre en uniforme caqui con riesgo de perder su fuente de ingresos. -La vida no tiene sentido.- Pensó el robot. -¡Estúpidos humanos! Destruyeron una tradición y crearon una máquina innecesaria para mantenerla viva. Vida artificial para la tradición.-

Aquel domingo decidió que nos mataría a todos.

Aquella moda pasó y el robot fue desechado. Nunca cumplió su cometido, limitado a ser una mente unida a un motor que giraba la manivela. Fue incapaz de controlar su situación. Al igual que los organilleros originales2.

Una tradicón que la ciudad pierde.
Una tradición que la ciudad pierde.

1 Espero que eso sea pronto.

2 No es que el robot no fuera un asesino, si hubiera podido nos habría matado a todos o al menos lo hubiera intentado.

Vals para FZ

FZ se acerca en el éter del espacio, ha visitado cientos de mundos y los ha visto morir todos. El que sigue a continuación tiene un satélite muy grande en comparación a su anfitrión. Es blanco y bello. Hermoso para acampar. Mucho tiempo antes fue este satélite el que agitó las aguas y motivó el caldo nutritivo.

En el bar una balada suena suavemente ocultando la mitad de las notas en una obscuridad provocada. Una ventana que ocupa casi el tamaño de una pared, ofrece una una vista del lago en un fondo negro donde las estrellas son la única fuente de luz.

El delgado rayo de luz generado a cientos de miles de kilómetros acaricia las copas de los arboles formando frágiles siluetas del bosque, del lago y la montaña.

Una pareja baila entre las mesas del bar, es un vals imitando a una caja musical. Sin temor a hacer el ridículo, sin temor a caerse, manteniendo la mirada en los ojos del otro. Se aman con aquella seguridad de los que saben que mañana solo puede ser mejor.

Selección natural lo llaman. Un organismo desarrolla una capacidad mas rápido que sus oponentes en la carrera evolutiva y garantiza su existencia un día mas. Algunos se desarrollan para crear seres complejos que recorren el espacio montados en las leyes de la física. Otros evolucionan para intrigar la mente mientras resuelven el laberinto del arte. Nunca ambas cosas.

Un organismo simple pero adaptado ha tomado la delantera en la competencia conocida como evolución. El no tiene manera de saberlo pero jamás diseñará un reactor nuclear, nunca escribirá un poema y no entenderá que lo mató.

La música sigue y está pareja compensa todo el potencial que la humanidad jamás cultivó. Mundos completos dedicados a entender el amor como lo hacen ellos. Existencias desperdiciadas en imitar la geometría de sus pasos de baile que se mueven al compás de una balada que algún grupo escandinavo interpretó.

FZ no es invisible. Se encuentra fuera de nuestro espectro visual, pero está allí. Documenta la cúspide y la decadencia de una raza que vivió durante muy poco tiempo. Demasiado poco tiempo. Un pequeño organismo condena su existencia al infectar a sus últimos anfitriones posibles.

El sol se asoma por el horizonte. Las frágiles siluetas forman la rojiza imagen que solo el bosque puede tener durante unos segundos antes de dar rienda suelta a la colorida vida. Silvia limpia las gotas de sangre que manchan su vestido y se despide con un beso de su amado. El la estrecha con todo su amor. Los blancos cabellos de su amada se manchan de rojo cuando la sangre de Patricio aparece en su nariz.

Dios es justo y los deja irse juntos. Un ultimo vals, danzado por los últimos de su especie.

En algún lugar de la luna, en el campamento de FZ alguien intenta imitar los pasos de aquella bella pareja…

Matar a un músico

Hoy voy a asesinar a un músico.

La ley protege a todos los artistas del mundo. Es responsabilidad del gobierno central garantizar la seguridad de todos los exponentes de libre expresión.

Lamentablemente los músicos son una especie en peligro de extinción debido al “ordenador”.

Ordenador Music es una compañía americana que utiliza algoritmos estadísticos para generar combinaciones de vibraciones sónicas mezcladas con palabras previamente seleccionadas para enviar un mensaje al escucha.

Las computadoras del Ordenador generan diversos productos orientados a mercados específicos. Estos productos están creados considerando: la nacionalidad, edad, género, orientación sexual, grado académico y ocupación del cliente en común.

El monopolio de la música se sigue solidificando debido a una tendencia de los jóvenes a ya no crear su propia música y depender a la proporcionada por ordenador.

El crecimiento y autonomía de Ordenador Music se debe a que colabora con el gobierno central para generar canciones que inspiren al público a llevar el comportamiento deseado.

Mi trabajo es eliminar al último músico que no depende del ordenador, lo más irónico es que voy a matar a Cyber Ricardo Arjona.

Estos audifonos no se salen de tus oidos cuando los jalas
Estos audifonos no se salen de tus oidos cuando los jalas