Reconocimiento.

La poesía es una cosa muy seria. La gente cree que los poetas son ociosos sentimentalistas que se dedican a escribir rimas y fornicar con las hijas de los granjeros. Casi todos los géneros literarios tienen estereotipos muy marcados. Hay gente que cree que en realidad hay un cerdito verde escribiendo en este blog. Como sea… Un buen poema tiene una buena elección de palabras colocadas con precisión matemática y mucha habilidad creativa. Bueno yo no soy poeta, ni si quiera soy escritor. Soy un ingeniero que escribe algunos relatos de CF para pasar el tiempo y burlarse de la vida. Si quieren un poema visiten a mi amigo y colega Luis Alonso Cruz Alvarez y su blog.

¿Ok? Ahora les dejó un poema pieza única, y les prometo que no lo vuelvo a hacer.

Un malvado dictador

De herpes se murió

Fue muy fornicador

Por eso se murió

Llegó al más allá

Un premio se ganó

La tierra mandar

Como pato llegó

Menudo premio

Feo y rascuato

Salió del huevo

Cual vil pato

Muy mala actitud

Muy buen estilo

Ley de los patos

Les cambió el hilo

¿Quieren una sorpresa? Trasladen el poema a binario y disfruten de la desagradable imagen.

Pd. Debido a que he tenido mucho trabajo no voy a publicar tan frecuentemente como quisiera. Vamos a recurrir a las colaboraciones de los lectores y la publicación del correo de odio hasta que podamos regresar  nuestra programación normal.

Ahora una foto:

«Pleiades large» por NASA, ESA, AURA/Caltech, Palomar ObservatoryThe science team consists of: D. Soderblom and E. Nelan (STScI), F. Benedict and B. Arthur (U. Texas), and B. Jones (Lick Obs.) - http://hubblesite.org/newscenter/archive/releases/2004/20/image/a/. Disponible bajo la licencia Dominio público vía Wikimedia Commons.
«Pleiades large» por NASA, ESA, AURA/Caltech, Palomar ObservatoryThe science team consists of: D. Soderblom and E. Nelan (STScI), F. Benedict and B. Arthur (U. Texas), and B. Jones (Lick Obs.) – http://hubblesite.org/newscenter/archive/releases/2004/20/image/a/. Disponible bajo la licencia Dominio público vía Wikimedia Commons.

El Patosaurio

Las creaturas destruyeron la ciudad y ahora caminan en busca de otra población para destruir. El gobierno tardo tres días en decidirse a mandar un equipo de ayuda y mientras ellos buscan sobrevivientes yo estoy en la cuna de los monstros buscando algo que nos ayude a derrotarlos.
En la bodega de Esperanza Co. Hay once científicos muertos y una nota suicida.

Si estás leyendo esto hay tres cosas que no me podrás negar.
1. Mi cerebro está embarrado en la pared
2. Tú o alguno de tus amigos acaban de desatar un infierno y no saben qué hacer.
3. Estás completamente confundido.

El trabajo de toda una vida echado a la basura.
Cinco años de investigación y desarrollo cancelados por una riña entre políticos.
Esperanza Co. Ayudado por subsidios del gobierno había sido una de las empresas de investigación más importantes del país. Había desarrollado prótesis completamente articuladas conectadas a la corteza cerebral de manera que reemplazaran cualquier extremidad pérdida.
Pero aquel desastroso primero de diciembre cuando el partido revolucionario institucional retomo el poder fue la ruina del proyecto. Habían decidido cancelar todo el presupuesto de investigación científica y donarlo a la “caridad”.
Una empresa puede sobrevivir sin subsidios, pero aparte de eso decidieron prohibir las investigaciones de la corteza cerebral por considerarlas amorales. Van a confiscar todo el laboratorio la próxima semana.
“La hipocresía de tu gobierno me asquea”
Esa es mi justificación para construirlos…
Mis Cyber Patosaurios del Mal están construidos con cuerpos de titanio, equipados con ametralladoras, misiles y algunas armas creativas que diseño mí equipo, están conectados a un animal tan impredecible que tu capacidad de realizar un ataque o una evacuación es prácticamente imposible. (En realidad no hay patos en mis robots)
En unos meses hubiéramos tenido prótesis conectadas al cerebro, pero prefirieron tener Patosaurios destruyendo a ciudad.
Ahora si me permites voy a darme un tiro.
Dr. Mitchell

Ahora yo también quiero quitarme la vida.