El padre del protohombre

¿Alguno de ustedes recuerda los tiempos de obscuridad? ¿Aquellos momentos de temor e incertidumbre? ¿Los tiempos en los que se vivía con miedo y hambre?¡Veinticuatro años han pasado desde que las calles de esta ciudad son seguras!

¡Yo soy el inventor de siglo! ¡El creador del futuro! ¡Quien diseñó el auténtico robot! ¡Soy quien eliminó el concepto de crimen, de nuestros hijos! ¡Soy el dador de vida y de libertad! ¡No existe la necesidad! ¡No existe el hambre! ¡Ya no existe la pobreza!

¡Soy el hombre de las maquinas! ¡El creador de mentes! ¡El padre de las soluciones! ¡Gracias a mí vuelve a haber un futuro! ¡¿Cuándo fue la última vez que un hombre levantó su mano contra su prójimo?! ¡¿Queda alguien que dude si comerá mañana?!

Mis hijos hacen el trabajo, corren los riesgos y protegen a los vuestros. Nunca ha existido una época de mayor prosperidad y felicidad.

¿Y cómo lo agradecen? ¡Se amarran catorce explosivos al pecho y corren hacia mí! Ponen en riesgo sus vidas y las de otros para seguir los mandatos de un hombre oculto en las sombras. ¿Qué les ha dado el doctor que se encubre? Palabras cripticas, miedo, sufrimiento, duda y muerte.

Si yo y mis hijos morimos; ¿Regresarán a las minas para morir en un derrumbe? ¿Cultivarán el campo para ser víctimas de las plagas? ¿Pescarán los océanos hasta ahogarse? ¿Dejarán morir la poesía y la pintura?

Un hombre sin nombre les da sueños de grandeza y gloria. Les cuenta historias de soles amarillos y sus ancestros cantando bajo su luz. Hace relatos de individuos efectuando una libertad que jamás existió ni existirá. Siembra falsas ideas en sus mentes y los empuja a cometer crímenes contra sus hermanos y mis hijos.

¡Los héroes no existieron y jamás existirán! ¡Los héroes son solo criminales que sobrevivieron para contar una mentira! ¿Qué hará su mesías cuando se apodere del mundo? ¿Los enviará a morir por gloria? ¿Les dejará morir de hambre en pos de la igualdad? ¿O simplemente los someterá y se nombrará amo y señor?

Yo solo soy el padre del Protohombre y el humano será reemplazado indiferentemente de su actitud. Jamás tomaré la vida de un hermano mío, pero hoy han muerto seis de mis hijos y un humano a causa de la plaga de mentiras que anida en las sombras de esta prospera ciudad. Y ese crimen no puede quedar sin castigo.

Cuatrocientos de ustedes serán desollados vivos y liberados en la plaza pública 1.

Ciento cincuenta niños escogidos al azar serán sometidos a cirugía ocular.

La tasa de embarazos permitidos se disminuirá de 0.7 per cápita a 0.4.

No habrá chocolate durante el resto del año.

No me queda nada más que decirles mis queridos hermanos, excepto recordarles que el protohombre fue creado para protegerlos y que los amo.

El robot organillero asesino

Organillero. m. Persona que toca el organillo|| Aquel que se dedica a girar una manivela para generar música por medio de un organillo.

Para cuando los organilleros volvieron a estar de moda, no quedaba ninguno.

Aquellos hombres con uniforme caqui y organillo al hombro habían desaparecido, victimas de una ciudad cada día mas ruidosa, con sus tiendas compitiendo para llamar la atención por medio de bocinas mal calibradas y música sintética de mal gusto.

No es que el organillo ofreciera un sonido más autentico, de hecho son los antecesores del sonido artificial. No se necesita un talento especial para ser organillero, solo aceptar la certeza de que nunca serás rico. En una ciudad donde cada negocio cree que un altoparlante a todo volumen, con letras obscenas y una bocina acartonada, son una manera sutil de atraer clientes. El sonido generado por viento pasando a través de algunos tubos de bronce jamás competirá.

Desaparecieron en el ruido discretamente, nadie notó su ausencia hasta que el daño estaba hecho. Ahora el México antiguo estaba de moda, y la gente quería un cómodo silencio en sus calles1 aderezado con el discreto sonido de un organillo. Pero no había quien lo tocara…

Así que creamos un robot organillero, una máquina tan inteligente como para entender el valor de la tradición que trataba de preservar y también giraba la manivela.

Los organillos volvieron a sonar.

El robot los hacia trabajar, tocaban melodías clasicas y tonos modernos. Todo artificial, mecánico, sin pasión, sin interés, sin un hombre en uniforme caqui con riesgo de perder su fuente de ingresos. -La vida no tiene sentido.- Pensó el robot. -¡Estúpidos humanos! Destruyeron una tradición y crearon una máquina innecesaria para mantenerla viva. Vida artificial para la tradición.-

Aquel domingo decidió que nos mataría a todos.

Aquella moda pasó y el robot fue desechado. Nunca cumplió su cometido, limitado a ser una mente unida a un motor que giraba la manivela. Fue incapaz de controlar su situación. Al igual que los organilleros originales2.

Una tradicón que la ciudad pierde.
Una tradición que la ciudad pierde.

1 Espero que eso sea pronto.

2 No es que el robot no fuera un asesino, si hubiera podido nos habría matado a todos o al menos lo hubiera intentado.

De la robótica y la comida mexicana.

Primer experimento.

-Qué bueno que llegas Andrés, lo he logrado. ¡Un robot que busca y consume comida mexicana!-

-Un robot que… ¿qué? ¿Te has vuelto loco Josué? ¿Por qué demonios quieres un robot que haga eso?-

-Maravillosa pregunta mi escéptico amigo. Este robot buscará y recuperará información gastronómica de todo el país. Identificando las diferentes causas de obesidad y buscando las mejores recetas de la cocina mexicana.-

-¿Eso es lo que haces con el presupuesto del gobierno?-

-Efectivamente, un robot independiente con la capacidad de aprender.-

La mole de doscientos kilogramos y un metro noventa y cinco centímetros de altura salió del laboratorio en pos del pozole más cercano. Tiempo después Andrés y Josué recuperaron al robot. Tirado en la Calle Juárez con numerosos daños en su sistema gástrico y una sonrisa en su mecánico rostro.

Segundo experimento.

-Josué amigo mío. ¿Puedes explicar algo sobre tu trabajo?-

-Lo que desees mi querido Andrés.-

-¿Por qué demonios tu maldito robot tiene 6 condenados brazos de cuchillo?-

-Mi buen compañero, con los datos de mis proyectos anteriores he creado un robot con la capacidad de imitar los mejores platillos nacionales.-

-Suena interesante. ¿Por qué lo estas desarmando?-

-El robot estaba secuestrando perros callejeros.-

Tercer experimento.

-¡Josué! Vine en cuanto me enteré. ¿Es cierto que te vas del laboratorio?-

-Efectivamente, tengo un nuevo proyecto.-

¿Tiene que ver con la comida mexicana?-

-No, pero el robot catador de pizzas ya salió de la fase Beta y es momento de abrir mi restaurante.-

Tacos. Para mis amigos que creen que Taco Bell es comida mexicana.
Tacos. Para mis amigos que creen que Taco Bell es comida mexicana.