Comenzando el año con las lecturas del 2016

El año comienza y considerando qué estoy en mi casa utilizando sandalias con pantalones de mezclilla es obvio qué no estoy en condiciones de escribirles el cuento del día de hoy, en lugar de eso siguiendo el consejo de Esther de Relatos Magar  voy a darles la lista de los libros qué leí este año  los mejores y los peores.

Comenzamos por lo malo:

La historia del loco de John Katzenbach

Compré esta novela mientras investigaba sobre las portadas más exitosas en el mercado, quería variar mis lecturas con un triller comercial que tuviera poco qué ver con mis lecturas habituales. Deje qué una hermosa dependienta de la librería me ofreciera este tomo de “su autor favorito” el cual curiosamente escribió El psicoanalista, obra qué ha ganado su posición convenciendo a numerosos adolecentes de estudiar psicología.wp-1476075034660.jpeg

Llegué a la página 30 de 540, tal vez no debería de juzgar un libro del qué leí menos del 10% pero el protagonista es un tipo insufrible, es el sujeto qué dedica 25 páginas a hablar de lo horrible  qué es su vida para seguirlo con él: pero soy feliz de todas maneras.

Puede que sea culpa mía no haber tolerado esta lectura, en todo caso si alguien quiere una copia a medio uso del libro se la regalaré sin remordimientos.

Ensayo: La economía de la contaminación de M. Merino Salcedo

Recomendado por una amistad sumamente preocupada por el medio ambiente, supuse  qué el autor haría un análisis sobre la correlación entre las economías en desarrollo y la contaminación. En su lugar encontré 100 páginas sobre una conspiración para destruir (literalmente destruir, si se tratara de explotar seria un texto más creíble) las zonas pobres del mundo hasta matar a los habitantes y así colonizar las nuevas tierras baldías.

El texto saturado de información imprecisa y pseudociencias de tercera, incluye pasajes en la qué explica como en África existen personas qué beben agua de mar todos los días y como el agua dulce es un invento colonizador.

Sería un texto magnifico sí no estuviera hablando en serio.

Overwatch (Varios autores)

Hasta antes de leer esto tenía una opinión muy definida respecto a la relación entre videojuegos y literatura, generalmente ambos suelen ser respetuosos con la esencia del otro logrando una colaboración amable, las novelisaciones de la nueva franquicia de videojuegos no me han gustado principalmente por ser un relleno meramente en lugar de un agregado.

Seguimos con lo bueno:

El complot Mongol de Rafael Bernal

El libro trata de Filiberto García un pinche ex militar que ahora traba para el pinche departamento de policía de la ciudad de México, un pinche día tiene que colaborar con un pinche gringo de la CIA y un pinche ruso de la KGB, para investigar a sus amigos: los pinches chales del barrio chino que andan en un pinche complot para asesinar a al presidente de U.S.A. durante una pinche visita a México. Todo esto mientras le está haciendo a la pinche novela Palmolive con la pinche Martita de la qué todos desconfían.image_1165_1_63969

Es una pinche novela negra escrita en 1969, qué cumple con todos los pinches requerimientos del Noir internacional con una pinche calidad inesperada.

También abusa de la palabra “Pinche” qué en la versión americana no fue traducida por “Fuck”.

Medio Rey de Joe Abercrombie

Todos odian al autor por haber bajado su calidad en pos de vender novelas juveniles, aún así su versión de Ben-Hur nórdico sin cristianismo cuenta con la clase de elementos que ganan a un chico de 13 años permanentemente a la lectura.

Con un autentico desarrollo de personajes y buen manejo de los giros en la trama este año me comprometo a leer algunos de los trabajos más maduros de Abercrombie.

Repito: Ben-Hur Nórdico.

Y una cosa Más de Eoin Colfer

Durante mucho tiempo me aleje de leer la ultima parte de la saga del Autoestopista Galáctico, desde la primera página supe que Adams no iba a estar allí, pero el señor Colfer fue muy respetuoso con el legado de Adams y le dio un final digno a la saga original, la historia de cómo el ex-presidente de la galaxia le consigue una nueva oportunidad a Thor y a la última colonia humana fue en muchos de los sentidos una experiencia disfrutable. Lo cual me convenció de leer los libros de Artemis Fowl los cuales son otra historia…

Obviamente no es todo lo qué leí este año pero sí todo lo qué me apetece reseñar.

Nota del Cerdo

Yo acabo de reseñar seis libros, les recuerdo qué hay una convocatoria para las reseñas de Los últimos contribuyentes. La más votada y la qué me guste más se llevaran una alcancía de cerdo venusiano.

Anuncios

Los 5 mejores insultos recuperados de la literatura

La carrera de escritor suele ser una de las ocupaciones que más respetabilidad y formalidad requieren. En la búsqueda de la aceptación del sector de mercado lector (el cual por cierto suele ser ególatra y pretencioso) muchos autores recurren a un vocabulario sobrio, elegante y en ocasiones complicado, como una herramienta para demostrar calidad literaria.

No obstante un buen novelista sabe que algunos personajes son mal hablados y otros pueden ser groseros sin recurrir a palabras altisonantes, con éxito variable y en aras de la creatividad se han creado nuevos insultos que sirvan al contexto literario. Por lo tanto he recopilado algunos de los mejores insultos que he leído en los últimos años.

No olvides dejarnos en los comentarios tus insultos favoritos.

Lovecraft

Pertenece a la clase de gente, demasiado haraganes e irresponsables como para el trabajo agrario y con numerosas carencias intelectuales que les impiden ser educados  para la labor administrativa. Esta escoria es conocida por la gente honesta como basura blanca, aunque en ciertos círculos más avanzados preferimos el término palurdos.

Howard Phillips Lovecraft

No les voy a mentir, nuestro querido creador del horror cósmico era un racista en toda regla. No solo odiaba por el color de piel o el país de origen. Le molestaban los homosexuales, publicistas, comerciantes, judíos (se casó con una), bomberos, mestizos, blancos muy religiosos, científicos muy presuntuosos y cualquiera en general. A pesar de que su mayor temor era el ensuciamiento de la sangre, siempre tuvo un odio especial hacia los hombres que con su comportamiento y actitud ponían en duda la supremacía blanca yanqui.

Quinto Elfante

¡Garlnk!

Terry Pratchett

Tal vez porque fue escrita en el idioma de los enanos o porque a los traductores les molesta la palabra. No creo que nadie esté muy seguro del significado de esa palabra. La primera mención es en “El quinto elefante” donde el Sargento Detritus (Troll) dice: -Ha usado esa palabra con la Sargento Culopequeño. Yo sé lo que significa y cuando la usan los enanos… Si alguien vuelve a llamarla así les voy a romper las cabezas.- Para ofender de esa manera a alguien que trabajaba como portero en el tambor remendado, se necesitan insultos especiales y creo que este es demasiado duro. En otro de los libros de mundodisco; Jingo. Se pueden leer algunos insultos racistas más cómicos por ejemplo: Primo de chacal o Cabeza de productos ultramarinos.

sPIDER

Bolsa de Pus, Maldito follaperros, Excremento reprocesado de coprofílico. Eres una bestia obesa que le gusta llenar todo de su mierda y luego revolcarse en ella.

Warren Ellis

Para ser justos. Esta fina y elegante compilación de complejos insultos no fue recuperada de un libro. La colección de comics de Transmetropolitan y su llamativo protagonista ofrecen un amplio surtido de contenido no apto para nadie. Qué incluye desde modificaciones obscenas del cuerpo, hasta preciso vocabulario altisonante que lleva los insultos a un nuevo nivel. No lo intenten en casa.  Aunque al igual que en el comic siempre puedes dirigirle esos insultos a un político o a tu jefe.

Paciente

¡Hablaban de mamadas y de las ganas que tenía de que le hicieran una!

Jonathan Maberry

Un clásico sumamente aplicable a la vida diaria. El señor Maberry en su novela policiaca de zombis; Paciente Cero, escribe el tipo de insulto que quieres utilizar en una conversación normal. Y es que seamos justos la expresión combina a la perfección una la falta de intelecto con la necesidad de sexo oral.  ¿Qué más podemos pedir?

Endymion

Ella era más fea que la guerra pero igual de beneficiosa. Originalmente había sido creada para lucir como una mujer de aspecto pasable y discreto. Pero los eventos de los últimos años habían removido algunas partes de la máscara, demostrando el horrible mounstro creado por PAX. Causando la misma sensación de incomodidad que causan las pesadillas infantiles cuando son recreadas y ajustadas a la vida de adulto.

Dan Simmons

En este pasaje el autor de ciencia ficción nos deja bien claro que Radamant Nemmes era fea.

¿Qué insultos agregarías a la lista?

Una hoja chamuscada al vuelo.

El grupo de escritores Insectos Comunes me ha asignado una misión. Hacer que Kurt Cubain unifique el final de mujercitas con el principio de Fahrenheit 451. Si alguien podía hacerlo era el cerdo venusiano. Lamentablemente el cerdito esta en huelga y me vi en necesidad de cumplir sus compromisos. He aquí el resultado.

mujercitas_libro

Los ojos de Jo recorrieron lentamente la sala con expresión feliz, porque la escena era muy agradable.

Los padres estaban sentados juntos, rememorando el primer, capítulo de su novela, que comenzara unos veinte años atrás. Amy dibujaba a los novios, sentados aparte, en el mundo encantador de sus sueños.

Beth estaba echada en el sofá, hablando alegremente con su anciano amigo, que tenía una manecita entre las suyas, como si pensara que poseía el poder de guiarlo por las sendas tranquilas que ella seguía. Jo descansaba en su silla baja favorita, con la expresión grave y tranquila que concordaba tan bien con ella, y Laurie, apoyándose en el respaldo de la silla, con su barbilla a nivel de la cabeza rizada de su amiga, sonreía con su modo más amistoso, y le hacía señas con la cabeza en el espejo que los reflejaba a ambos.

Aquel reflejo quedó impregnado cuando la casa fue quemada. Se conservaban los recuerdos, las tristezas, los olores, las alegrías y una vieja mujer llamada Jo se aferraba a un sillón corroído por el uso.

Nada de eso detendría al bombero, que por puro placer obscuro bañó de combustible las paredes, los diarios manuscritos y la anciana. Yo podía escuchar los alaridos de aquella mujer, rogando ayuda a un Ted que permanecía a mi lado mientas liaba un cigarrillo.

-Deberíamos ir a ayudarla.- Comenté en el modo más casual que me fue posible.

Ted, que ofrecía una amigable sonrisa a los curiosos y otros miembros del departamento de bomberos me contestó. –Lleva años sola, recopilando los diarios de personas que no hacen un esfuerzo en intentar recordarla.- El fuego se inició y transformó los alaridos en súplicas ridículas, acompañadas de una tos cada vez más silenciosa.

-Señor Cobain. No sabía que usted fuera aficionado a los incendios.-

Uno de los mirones interrumpió con estas palabras mis meditaciones.

Generalmente procuro alejarme de los incendios. Yo no soy un lector pero hay algo en el fuego que me molesta independientemente de la causa. Adentro de esa casa hay dos personas tan diferentes y tan iguales que lo justo es que el incendio consuma a ambos. Pero la vida nunca es así. Mi compañero, que afirma haber conocido a la anciana durante la juventud disfruta sumamente del espectáculo. Él no es joven y no logro descifrar si disfruta del fuego o deseaba la muerte de la mujer. A fin de cuentas; alguien tiene que informar de la posesión de libros.

–No soy aficionado a los incendios, soy un músico.-  La sonrisa del hombre no se había desvanecido, era obvia su intención de pedirme un autógrafo.

–Allá adentro hay una anciana inmolándose viva.- El hombre ignoró mi comentario.

-Podría… Un autógrafo para mi hijo, él es un fan suyo y…-

El viento arrojó una de las hojas chamuscadas desprendidas de los libros. La tome al vuelo y usando algo del tizne que se acumulaba en mi tenis, dibujé un garabato. Dejé a Ted solo para que disfrutara de ver aquella casa arder. Algunas veces, me dan ganas de volarme los sesos, otras de matarlos a todos ustedes.

Quemar era fantástico.

Constituía un placer especial ver las cosas consumidas, ver los objetos ennegrecidos y cambiados. Con la punta de bronce del soplete en sus puños, con aquella gigantesca serpiente escupiendo su petróleo venenoso sobre el mundo, la sangre le latía en la cabeza y sus manos eran las de un fantástico director tocando todas las sinfonías del fuego y de las llamas para destruir los guiñapos y ruinas de la Historia. Con su casco simbólico en que aparecía grabado el número 451 bien plantado sobre su impasible cabeza y sus ojos convertidos en una llama anaranjada ante el pensamiento de lo que iba a ocurrir, encendió el deflagrador y la casa quedó rodeada por un fuego devorador que inflamó el cielo del atardecer con colores rojos, amarillos y negros. El hombre avanzó entre un enjambre de luciérnagas.

tumblr_inline_mh7e2j6XHv1qz4rgp

Otros trabajos de insectos comunes:

Huele a fuego mujercita. Angelo’s Universe.

Muerto. La Rata Gris

Mujercitas-Fahrenheit 451-Curt Kobain Manu LF

¡Muera la inteligencia! ¡Viva la muerte!. Relatos Magar

Como titular tu próximo Best Seller.

Algo extra:

¿Estás escribiendo un libro y no sabes como titularlo? La sencilla herramienta del cerdo venusiano te ayudará a elegir un título que atraerá a los lectores y te colocara en los estantes de las librerías. Sigue las sencillas instrucciones y tendrás un título que la crítica analizará sesudamente hasta el cansancio.

tablas

Si eres una autora feminista es preferible que conjugues tu título al femenino. Ejemplo:

Los ejércitos de los olvidados heroicos – Los ejércitos de las olvidadas heroicas

Recuerda que si pretendes escribir fantasía, terror o ciencia ficción, lo más recomendable es que reemplaces uno o más de tus nombres por iniciales. Ejemplo:

Salomón Andrés Pérez Sabrata – Salomón A. P. Sabrata.

Si pretende escribir un libro de crítica social recuerda incluir tu título en el nombre del autor así la gente creerá que eres una eminencia en el tema. Aunque todo te lo hayas inventado.